24.5.16

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016


Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. Una genialidad que es lo mejor del cómic. Repentinamente, sin venir a cuento, inesperadamente, sin advertencias, le vemos una teta!, la dcha., a Wonder Woman!, pero no es una escena erótica. No es el rudo dibujo seudomilleriano (aunque Miller ha demostrado en sus Sin City que puede ser erótico), es que en la siguiente viñeta la superheroína da de mamar, lo cuál es otra viñeta genial. Los genios, genios son, que dijo Shakespeare. La maternidad anula todo erotismo (salvo para algunos; yo soy de esos a los que hiere la sensibilidad ver dar de mamar), y la escena casual y el enfoque eliminan toda cosificación. Espero que la siguiente teta mainstream sea en Marvel, retrocontinuando para poder ver a la Bruja Escarlata dando de mamar a sus hijos (al final no se van a creer que no me gusta ver mamar a bebés). Esa viñeta, y el incesto no consumado de los Skywalker, son los mayores hurtos a la humanidad de la ficción Pop.


En cuanto al cómic en sí hay que decir questa chulo. No es una maravilla, pero está por encima de la media del mainstream de todas las épocas. Energía, dinamismo, múltiples elementos de interés y gran narrativa. Ahora que los guionistas(&editores) pretenden mantener al personal fiel durante años en torno a una simple idea, y ahora que los dibujantes no son capaces más que de hacer viñetas rectangulares apaisadas, ver un cómic donde hay varias tramas y cada página es distinta (porque lo que cuenta cada una es diferente), con un dibujo sabiamente expresionista, citando al presente (la brutalidad racista de la policía estadounidense) y con imágenes memorables (además de la teta, Superman congelado) es un placer. El que tuvo, retuvo.  

Es indudable que Miller ha participado mucho en este cómic. Los manierismos son inimitables y aquí hay muchas cosas millerianas. En el cómic principal parece que ha sido más un alma mater. Ha escrito la historia pero quienes la han concretado han sido Azzarello y A. Kubert, y luego, claramente, Miller ha hecho sugerencias. Casi nada de lo que dibuja A. Kubert se le podría haber ocurrido a él, sobre todo el juego con las sombras, los minimalismos y las escenas vibrantes de acción. Ese tío jamás ha hecho algo de semejante calidad así que es imposible que sea cosa suya. Siempre ha hecho trabajos muy vulgares a la maniera de los 90 (rayitas y poses ridículas), así que lo bueno ha de ser de Miller. Pero la prosa suena más Azzarrello. Donde ha participado más Miller, sin duda, ha sido en el minicómic El Átomo. Al ser breve y pequeño se ajusta más a lo que puede dar hoy el pobre autor de Daredevil, claramente débil, pero como su reciente viaje a Barcelona demuestra, con fuerza suficiente aún, y así las viñetas deste son suyas aunque todas terminadas, en diferente medida, por K. Janson, pero la prosa está bastante compartida, o no. El guión aquí es más suave y sofisticado de lo normal en Miller pero no he leído sus últimos trabajos.

Así pues, esta grapa es, junto la JLA de Hitch, lo mejor que está publicando hoy el mainstream. Bien hecha, artística, diferente, dinámica, sorprendente e interesante, y reflexionando sobre el superheroísmo y ntra. sociedad. O sea, Miller.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

"unA alma mater" ;)

Antonio Alvarez dijo...

En serio esto es todo lo que tienes que decir?

Está bien escrito porque en castellano se puede decir de ambas maneras, siendo la más habitual la que empleo porque es más fácil de pronunciar. Generalmente cuando la 1ª sílaba de una palabra es una a tónica se usa el artículo masculino: el agua, el arma, el águila...

En todo caso gracias por querer ayudar desinteresadamente.

Fer1980 dijo...

Si a mi también me llamo mucho la atención lo de la teta y tengo la impresión de que ha pasado un poco desapercibido. No se que grado de implicación real tiene Miller en este DK III, pero este primer nº ha sido muy interesante.

Sobre lo del "odio" a Miller tengo la impresión que es más por temas politicos que por otra cosa. Donde se demuestra la "maldad" (por no decir otra cosa) de mucha gente es cuando por un lado se cuestiona su obra (ahora resulta que DK no "era para tanto") y por otro se mofan de su aspecto derivado de su salud. Sin duda hay mucho imbecil suelto y en las RRSS se ven muchos.

Antonio Alvarez dijo...

Hey!

Pues ha pasado bastante desapercibido. Quizás porque ahora el tema de las mujeres en los superhéroes es hipersensible en yankilandia. Me soprende que se hable más de las tetas de la Gador esa que de la deste cómic. Hablando deste... para mi que esto es una idea de Azzarello que Miller ha acabado aceptando porque estar en enfermo en EE.UU. es caro. No parece que sea 100% milleriano. Kubert sí parece las manos de Miller, pero Azzarello no. En todo caso parece que hay historia así que da igual.

Estoy de acuerdo contigo, se odia a Miller y a Moore por sus últimas opiniones. El uno pasándose de yanki y el otro metiéndose con el fan pijamero han despertado una reacción infantil en mucho fan. En cambio Liefeld y J. Lee, que han hecho más mal que bien, como no se meten con el fandom no les pasa nada.

Las RRSS han hecho que muchos se puedan quitar la máscara...

Ismael dijo...

Yo odio a Miller.
Pero con bondad, sólo porque tiene más pasta que yo el muy jodio.

Recuerdo algo sobre una teta en la ducha dentro de la serie Savage Dragon. Aunque realmente ahora no sé si se trató de un caso de censura en el que se las taparon a lo X-Men (con niebla de bañera) o existió una doble edición con y sin destape mamilar. Aunque quizás da un poco igual porque se trataba de una mujer dragón y los monstruos desnudos valen lo mismo que diezmar mundos extraterrestes o dibujar una barcelona con campanarios mexicanos y caller de tierra en las que reses bravas campan a sus anchas.

Ismamelón Sobrino

Antonio Alvarez dijo...

Seguramente tengas razón Isma. También esa cole es de una pequeña editorial y autoral así que no presenta tanto problema. De todos modos esto está bien, salen tetas y nadie dice nada. Eso es lo ideal. Que puedan salir tetas sin caer en la cosificación. Hay mucho top less masculino que el mainstream tiene que equilibrar.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog