7.12.15

Critiquita 446: Kenia, Rodolphe y Leo, Dargaud-ECC 2015

Kenia es una notable historia con un mal final. Una gran lástima. Rodolphe y Leo, sus autores, crean y gestionan un misterio de forma magistral en los 4 1º cómics pero en el último pinchan el globo. No se trata de que no esté a las alturas de las expectativas creadas sino que es vulgar y simple. Las respuestas son tan tópicas, prosaicas y poco convincentes que son anticlimáticas. Para esto hubiera sido mejor que la historia fuera más breve o que los autores diesen una explicación menos clara, o no la diesen. Siempre es mejor dejar a los lectores un poco desconcertados o frustrados que dejarles insatisfechos. Comparando esta obra con la otra de Leo de Ciencia Ficción publicada en nuestro país parece que esta, además de muy parecida, es menos ambiciosa por lo que quizás esté ahí la clave. Más que crear una obra original parece que Rodolphe y Leo han querido recrear la ficción de Ciencia Ficción de serie B de los 50. Una historia de entretenimiento sin pretensiones que suele ser una transposición del cuento clásico de Terror. Una narración más interesada en impresionar que en ser coherente. Puede ser esta la causa pues, aunque el cómic se ambienta en la Kenia colonial justo al comienzo de La Guerra Fría, no explota tan interesante y emocionante contexto. Así, la historia podría haber ocurrido tanto antes de 1947 como después, sólo habría que cambiar la tecnología.
Lo curioso de Kenia es que a pesar de ser un producto francés sus protagonistas son ingleses cuando no es necesario para la historia pues Francia también tenía colonias en África y también estaba enfrentada con la URSS y era aliada de EE.UU. El tema puede ser tan simple como que Leo es brasileño, pero más bien parece que los autores consideran que su historia es más creíble en un ambiente anglosajón que francés.
Salvando lo mencionado Kenia es notable. Leo no es un gran dibujante pero domina la anatomía, puede dibujar cualquier cosa con pericia y es un buen narrador clásico. Además su estilo realista y claro es todoterreno por lo que puede satisfacer a cualquier paladar. No enamorará a muchos pero no resultará feo a nadie. La mejor prueba de la competencia de Leo es que su dibujo ha soportado muy bien el proceso de jibarización al que le ha sometido ECC. Una práctica lamentable, aunque entiendo que los 25€ es una barrera psicológica que pocos superan, sobre todo con el material desconocido. No obstante podía haber sido menos drástica. La edición es más pequeña que el comic book cuando ECC práctica mucho este formato. Unos euricos más tampoco son tanto. Por su parte el guión está bien construido y desarrollado y los personajes, si bien un poco estereotipados, resultan verosímiles y de la época, salvo la prota, pero es que en aquellos años no había espías mujeres investigadoras.
Así pues, Kenia es un cómic de Ciencia Ficción añeja sólido y bien realizado, aunque un poco tramposo, que sería fabuloso si no fuese porque el final es muy descuidado por simple e insuficiente, si bien siempre se puede tomar como mentira. Además parece abierto pues se despide con un hasta la vista. Hay un 2º ciclo titulado Namibia que acaba de terminar en Francia, sin duda eso es lo que ha animado a ECC a publicar este, eso y que en Francia han aprovechado el tema para sacar un integral de Kenia, que a juzgar por su sinopsis, no he querido leer mucho y no sé francés, parece que la cosa continúa de modo que puede que los autores resuelvan de mejor forma el relato.

2 comentarios:

Karinsky dijo...

Buenas.

Totalmente de acuerdo contigo. Para mi, descubrir Trent ha sido una de las mejores sorpresas que me he llevado en bastante tiempo, así que cogí Kenia sin dudarlo; coincido en que es una historia contada con oficio y llena de buenos elementos (exotismo, guerra fría, erotismo bien entendido, misterio, fantasía, personaje protagonista bien trabajado) que sin embargo se resuelve de manera insatisfactoria, lo que hace desmerecer al conjunto. Nabimia sigue el mismo esquema de forma menos interesante y un pelín más burda.

Bueno... sí que hay una cosa en la que no estoy de acuerdo. Leo podrá parecer un poco rígido pero, por lo que he visto hasta ahora (no he leído los ciclos de Aldebarán), a mí sí me parece un buen dibujante.

Un saludo.

Antonio Alvarez dijo...

Hola. Estamos de acuerdo. A mi también Leo me parece un buen dibujante, si no fallase en el dinamismo sería notable.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog