17.10.12

Critiquita 357: El Universo DC de Alan Moore, A. Moore et al., ecc-DC 2012

Ecc acaba de publicar, con dos errores de bulto en sendos bocadillos, en un tomo todas las historias  de Moore para DC preWatchmen. La cosa es notable pero lo realmente interesante es que el susodicho permite comprender, y por ello disfrutar mejor, la obra posterior del genial autor británico pues, en verdad, los diferentes cómics que lo componen no son más que set pieces o episodios de una misma historia. Su lectura seguida (creo que es la primera vez que eso se puede hacer en España) revela que las diferentes historias forman un todo unitario porque tratan los mismos temas. Los mismos de Watchmen. Pero lo que se aprecia antes es que las historias conducen a La broma asesina. Así, parece que una vez escrita esta pudo ser posible Watchmen.
 

El tomo se abre con "Para el hombre que lo tiene todo". Seguramente la historia de Superman más celebrada. A mi no es la que más me gusta de las que Moore a hecho con el kriptoniano pero es innegable que es sobresaliente. No me convence del todo que sea un cuento, pero la habilidad narrativa, la imaginación y el humor de Moore hacen que esta historia esté por encima de casi todo lo hecho en el mainstream. Lo relevante de la misma son dos cosas: la humanidad, Robin, acaba resolviendo la situación, y la imposibilidad de que el conflicto entre el superhéroe y el supervillano termine ya que ambos son la némesis del otro: ambos son indestructibles [...] ambos son invencibles. La rendición no es posible. Idea que es la génesis de La broma asesina.
"Olimpíadas nocturnas" es otra historia muy interesante porque plantea descarnadamente que la constante pelea entre los supervillanos y los superhéroes es algo darvinista. Como es la lucha del más fuerte, cada vez las cosas son más duras ya que sólo quedan los mejores. Esto está en La broma asesina en la atrocidad que comete el Joker. Los superhéroes son responsables de los supervillanos. Moore, por estar en el principio de la Edad de Plata, ha visto como el género se ha ido volviendo cada vez más duro por la venganza y la revancha. La lástima es que esta historia de Flecha Verde (Green Arrow le llaman ahora) haya tenido tan poco recorrido.
"Mogo no tiene vida social" es una deliciosa historia-cuento de Moore donde vuelve a demostrar que con imaginación y ambición se pueden contar historias novedosas con material sobrexplotado o complejo. Al situarse en el territorio de la Ci-Fi se sale del scope superheroico.
"Día del Padre" es un díptico notable en el que Moore sigue avanzando en su reflexión personal sobre el género superheroico. El superhéroe de esta ocasión es Vigilante, una especie de cruce entre un Castigador civilizado y DD. La humanidad del protagonista y su ambivalencia (es justiciero o superhéroe a la vez que fiscal) son usadas por Moore para llevar la historia hacia el realismo social. Así, el maniqueísmo y la caricatura complaciente de la realidad del género son ridiculizadas y se muestra que los superhéroes son inútiles frente a los problemas reales, algo muy importante para una persona progresista como Moore, sobre todo en los 80 cuando triunfó un conservadurismo demasiado cercano a los 50 para un mundo posterior a los 70. No obstante no es una historia panfletaria pues Moore también es crítico con el progresismo. En el fondo este díptico es una historia de como lo ideal se hace añicos en el momento en que choca con la realidad. Importante anotar que la tragedia ocurre en una planta química como en La broma asesina.
Las dos historias breves de Vega son, como la de Mogo, otro interludio. Fabulitas divertidas donde Moore, como en Watchmen, pone de relieve la relatividad o el subjetivismo de la realidad. El tiempo y la sexualidad no es igual en todas partes.
"Los confines de la jungla" es mi historia favorita de Superman guionizada por Moore. La encuentro superior a las otras dos. De nuevo Moore demuestra que con imaginación y ambición (sustentadas en la cultura que es de lo que adolece el guionista yanki y por eso las cosas están como están) se puede renovar todo y contar historias memorables con personajes tan difíciles por su inhumanidad como Superman y La Cosa del Pantano. Una historia magistralmente contada donde Moore presenta por primera vez lo terrorífico que pueden ser los superhéroes. El dr. Manhattan y Ozimandias de Watchmen nacen de Superman.
"Tigres" es otra fábula tradicional convertida al mainstream cuya condición de semilla para "La Noche Más Oscura" es otra prueba más de que la imaginación es lo único que puede redimir a lo industrial. "Pisadas", el origen del Fantasma errante, es un divertimento ligero y breve para Moore pero una historia entretenida e interesante gracias a la habilidad narrativa del guionista. Con "La noche más oscura" volvemos otra vez a los cuentos de Ci-Fi. Me repito, pero es excepcional lo que se consigue tratando de ir más allá de lo convencional y los esquemas. Contrasta la claridad de la prueba con la fuerza con que se ignora su existencia.
"Barro mortal" es un anual de Batman que se puede considerar un protobroma asesina pues aquí Batman se enfrenta con otro supervillano loco de su galería con la intención de parar la eterna lucha: Preston. Deja que te ayude. De igual manera, el intento de Batman por curar al supervillano es infructuoso por la locura de este. También hay detalles como que el supervillano quema con ácido a Batman, que la pelea no termina y la inclusión del punto de vista del supervillano así como su humanización y el apunte de la responsabilidad del superhéroe en la agresividad de este. Es una historia entretenida aunque facilona. Por ello Moore se marcó La broma asesina.
"¿Qué fue del hombre del mañana?" me parece la historia más floja del tomo. Casi no parece Moore de lo rutinaria que es. No obstante le sirvió para seguir ahondando en el maniqueísmo del género superheroico. Sin supervillanos no puede haber superhéroes. El final, como en Watchmen, es en el ártico y un enfrentamiento mortal entre los dos bandos. La diferencia está en lo que hace el ser superpoderoso tras matar.
El tomo culmina en la excepcional La broma asesina con el nuevo coloreado, que está muy a la moda pero resta mucho dramatismo y expresividad al cómic. Un error importante de modo que no queda otra que corregirlo. No hablaré sobre está obra aquí porque le dedicaré un post en un futuro próximo. Por tanto, me limito a decir que así, como culminación de todo lo expuesto por Moore en sus historias para DC, La broma asesina brilla mucho más a pesar del predominio del gris y el marrón y el destierro del amarillo.

4 comentarios:

mariano dijo...

La broma asesina se publicó DESPUÉS de Watchmen. Eso sí, con lo lento que es Bolland podría haber sido escrita antes.
El recoloreo de La broma asesina no ha sido ningún capricho. El color es de Bolland, y es el que le hubiera gustado que tuviera desde el principio. Visto la diversidad de resultados, le debió de dar un jamacuco cuando vió el de Higgins. A mi me gustan ambos, pero me quedo con el de Bolland.

La historia que más me ha ganado en esta segunda lectura ha sido la del Dia del padre, magnífica en su huída del maniqueismo.

lord_pengallan dijo...

Vaya, pues pensaba que La broma era anterior. Gracias por el apunte.

Sé que el color es por Bolland pero no creo que sea por integridad artística. El color original es de la época así que Bolland no podía imaginarse otro. A mi me parece mil veces mejor el antiguo. Sólo hay que comparar la escena de la hija de Gordon. No hay color :P La intensidad dramática no existe en el de Bolland.

El Día del padre y la historia de Flecha Verde son los 2 sleepers ocultos del tomo.

Fer1980 dijo...

A mi también me gusta más el color antiguo, de lejos.

Por lo demás es curioso a mi la historia que más me gusta del tomo es la de "¿Que paso con el hombre del mañana?" y la que menos la del Super y Swapy.

Me parece muy bien traída la reflexión sobre como todo va conduciendo a La Broma Asesina.

lord_pengallan dijo...

Fer, a mi es que esa me parece muy poco Moore. No creo que sea mala pero me parece que podría estar escrita por cualquiera. A lo mejor es lo viejuno que resulta Swan. Creo que es el dibujante que menos pega con Moore del tomo.

Lo que veo yo en la de La Cosa es una habilidad genial para hacer a Superman débil y terrorífico. Reconozco que la historia es más simple que la del regalo por ejemplo pero es la que más me gusta porque de las de Superman es la que más me sorprendió.

Bueno, más que reflexión fue la resultado de leer todas las historias (sólo conocía las de Superman y las de los GLC) seguidas y con ese punto final. Si en el tomo no hubiera estado incluida la BA no sé si hubiera caído.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog