Ir al contenido principal

Un tipo con suerte: Wildcats vol. II

Hace un tiempo me hice (este blog empieza a tener continuidad, cuidado!) con todo el vol. III de los Wildcats y con el final del II sin saberlo. Desde entonces he estado buscando el principio de este. Se publicó 1 vez en grapa (nº 1, 19) mucho tiempo ha (1999-2001) por lo que ya había dado por imposible el encontrar lo que me faltaba. Hoy las librerías de viejo o de antiguo o de 2º mano desprecian las grapas por las reediciones y las tiradas tan ajustadas actuales. Sólo se interesan por la forum primigenia porque las tiradas fueron grandes y hay mucho nostálgico. Una lástima porque me está costando hacerme con el Superman de Johns y el Batman de Morrison. En fin, que hace un tiempo entré por casualidad en una tienda de Madrid que estaba saldando porque iba a cerrar para siempre. Era la 2º visita así que no esperaba nada, pero me encontré con las grapas del vol. II de Wildcats y tiradas de precio! Creo que me salió a menos de 1€ la grapa. Así que soy un tipo con suerte, ya lo sabía, por eso quiero restregároslo y daros el consejo de que nunca perdáis la esperanza. También, gracias a esa tienda, pude tener la edición de Futuropolis de todos los libros de Dune tras 20 años de lucha. Pero hablemos de los Wildcats vol. II.

Del vol. I no tengo ni idea, bueno, he leído lo de Moore, porque siempre me ha repugnado J. Lee. Quise hacerme con el III porque me habían hablado muy bien de él diferentes personas que no se conocían entre sí. Leyendo el III me enteré de que simplemente era el relanzamiento del II, de modo que era una continuación. Como el III está bien, no tan bueno como creí, quería el II. Leído todo este puedo decir que Wildcats de Casey forma parte de la trinidad de Wildstrom junto con Authority de Ellis-Millar y Planetary de Ellis, obras que renovaron el género superheroico en el filo del siglo XXI. Que Norma no lo haya publicado cuando tenía los derechos quizás se deba a que es una historia inconclusa.

Wildcats I terminó por las ventas con el supergrupo roto. Para resucitarlo J. Lee puso al cargo a Lobdell y Charest. Una pareja muy popular a finales de los 90 del siglo pasado (frases así me hacen envejecer más que una cana). Esta pareja sólo aguantó hasta el nº 7, si bien Charest se bajó en el 6 aunque hizo las portadas hasta el 11. La razón de que se rompiese fueron las críticas a Lobdell por la serie. No es que eso hiciese a los editores despedirle, sino que le llevaron a la dimisión porque el consideraba que el responsable de lo que no gustaba al público no era él sino Charest porque este pasaba de los guiones que le mandaba. Este siguió a Lobdell reconociendo su culpa pero no por ello sino porque era incapaz de ser el dibujante regular de una serie bimestral. Leída hoy esta minietapa no está mal. Es cierto que es demasiado rompedora para el aficionado noventero de Image y demasiado lenta (es el ritmo normal de hoy), pero Lobdell hace reír mucho y sentó las bases de la siguiente etapa.


El nuevo guionista de esta fue Casey, por entonces en la cresta de la ola, que empezó en el 5 y el nuevo dibujante el hoy popular S. Philips, que empezó en el 8. Casey comenzó cerrando la trama principal de Lobdell, aunque no sabemos si según los planes de este o no pues su trama es imposible de adivinar, y a partir de ahí planteó una megatrama revolucionaria para el mainstream. No original, pues la directriz es tratar a los superhéroes de forma realista y adulta, pero sí revolucionaria para Image, hasta entonces el reino de la espectacularidad innane y la acción descerebrada (pobres sus aficionados clásicos), y para el mainstream, pues desde los 90 se intenta hacer pero nunca acaba de cuajar. Por ello se entiende que el II cerrase por ventas (lo mismo que en España) pero que se relanzase porque era una serie de calidad (pero cerró sin terminar por lo mismo). Ya se sabe que en un mercado industrial y conservador esta no puede mantener a flote lo diferente, lo rompedor o lo transgresor (hacer superhéroes realistas realmente es ir contra las normas).

Casey en Wildcats hizo como Moore y renovó a los personajes. Los hizo renacer, sin olvidar lo anterior, para que fuesen por otro lugar. Así, el androide Spartan decide cambiar el mundo. Si realmente un superhéroe quiere ser decisivo en la creación de un mundo mejor no se puede limitar a darse de leches. Junto a esta idea Casey habla de política (es decir, de economía) y de tecnología, era el 2000, de modo que Wildcats se acerca más a la CF que a los superhéroes. Si bien, como el guionista no dio a estos temas profundidad, en realidad la serie es un culebrón masculino muy interesante, es decir, un cómic de superhéroes con todas las de la ley. La serie está muy bien porque el trabajo de Casey es fresco (no se ha marchitado aún), interesante y entretenido. Nunca perdió de vista el género y la continuidad (la subtrama de Zealot heredada de Lobdell es de lo mejor de la serie), así que hizo una historia que, siendo transgresora, nunca dejó de ser una grata lectura mainstream. Lo mejor del trabajo de Casey es lo bien que utilizó la condición de no-grupo de los Wildcats (la serie tiene varias tramas paralelas porque sus miembros no forman un grupo si no son un exgrupo), el desarrollo de la historia incorporando poco a poco nuevas ideas y la continuidad y la profundidad y dramatismo que dio a los protas. Pocos ejemplos hay en el mainstream de unos pjs tan verosímiles. Casey utiliza muy bien la condición torturada del superhéroe moderno así como la continuidad como símbolo del pasado traumático para hacer una cole emocionante en la que es imposible no empatizar con sus protagonistas. Todo sin olvidar la acción, la violencia, el conflicto y las sorpresas, así que la serie responde perfectamente a ese mainstream adulto que algunos guionistas intentaron establecer con el cambio de siglo que al final ha quedado en otro grim&gritty vacuo. Yo prefiero la psicodelia pop, pero me quedo con el superhéroe realista y adulto antes que  con el que se cree adulto porque desmiembra dioses y hace guiños pueriles a la realidad.

S. Philips es un dibujante inglés con unos comienzos duros pues el éxito, relativo que no es hot, no le llegó hasta 20 años después de ser profesional, precisamente con esta serie. Aunque su estilo expresionista lo hace más adecuado para el noir u otro tipo de géneros oscuros, su excelente narrativa, su capacidad expresiva y su competencia le hacen ser un profesional todoterreno muy bueno. Es el único que siguiendo a Mignola ha cuajado. Sólo hay que compararlo con el torpe de Oemning para darse cuenta de quien sabe utilizar un estilo transgresor para el mainstream y quien no tiene ni idea de lo que está haciendo. Con él Powers sería de lo mejor que se estaría publicando. En fin, Philips sacó al guión de Casey todo lo que tenía dentro, emoción, violencia, oscuridad, dolor, así que es parte fundamental de la bondad de Wildcats vol. II. Se le sustituyó por alguien más vistoso y más mainstream en el III. Algo injusto porque con su compenetración con Casey se había hecho con la serie y con su singularidad ejemplificaba muy bien que esta no era la típica cole superheroica, pero necesario desde el punto de vista editorial.

El resultado es el 1º acto de una tragedia griega por el expresionismo de Philips, el drama de Casey y la condición heroica de sus protas. Pjs torturados y sufrientes que luchan contra el Destino es lo que subyace en esta historia (y otras cosas) por lo que son unos cómics notables que merecen ser leídos. Por tanto, estén atentos por si alguna vez ECC hace justicia. Sin embargo por ahí aún es fácil ver el tomo con que PDA finiquitó el volumen II en el 2005 a un buen precio (nº 20, 28). Este, aunque es el colofón, tiene la suficiente entidad como para leerse solo, está lleno de cosas, tiene mucha violencia y un aire grave y una lectura de metacómic que realza el resultado final, por tanto, una buena muestra de lo que es 1 de las 3 mejores obras de Wildstrom.

Comentarios

Fer1980 ha dicho que…
Los Wildcats de Casey son una de mis asignaturas pendientes. Les tengo bastantes ganas (enteros claro) y esperaba que Norma los sacase a ver si con ECC hay más suerte.

PD: Son los Planetary de Ellis (y Cassaday), xd.
lord_pengallan ha dicho que…
Quién tuvo la idea de Planetary y lo desarrolló? Cassaday hace algo más que dibujar lo que le dicen?
Fer1980 ha dicho que…
No, no, lo digo porque has puesto Planetary de Millar.
lord_pengallan ha dicho que…
Aaaaaaaarg! Mira que lo he leído veces y nada. Joder. Qué vergüenza el no haber visto que me corregías. Gracias. :)

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …