Ir al contenido principal

Aproximación informal a Alita ángel de combate/Gunnm parte X: FINAL


Más de 20 años ha durado este manga. Y este análisis informal que he hecho del mismo ha durado más que un día sin pan. Eso no lo había planeado. Lo comencé a hacer porque la obra es basta, tanto en extensión como en complejidad, por lo que sentí la necesidad de afrontar su lectura más consciente. Kishiro parecía tenerla planificada, así que parecía sensato, pero ahora veo que sí la tenía planeada pero eso no significaba que trataba en todo momento de lo mismo. Gunnm es como la vida, una cosa deja paso a otra pero dejando poso, así que su temática no es fija. Al final es lo razonable porque la obra ha tardado más de 20 años en terminar, y durante unos años estuvo interrumpida por una profunda crisis que sufrió su autor que le llevó incluso a desarrollar una fobia al dibujo, claro síntoma de que fue el trabajo a lo japonés lo que le amargó. Por tanto Gunnm comenzó con una cosa y ha terminado con otra, con la coherencia que da ser las aventuras de una misma persona en un mismo mundo. Es inevitable si la comienza un veintañero y la termina un cuarentón.


Así, podemos dividir este manga en 2 partes, la precrisis y la poscrisis. La 1ª la podemos calificar de occidental y la 2ª de oriental, pero más por conveniencia ntra. que por que estas 2 partes sean así. Por ejemplo los últimos nº citan a la incompresiblemente famosa Frankenstein de Whale (referencia que dice mucho sobre la idea que tiene Kishiro sobre Gunnm) y en la utópica Tiphares/Salem Kishiro coloca bustos gigantes de Poe y Beethoven. El autor de Alita es uno de los mangakas más occidentalizados que hay y eso en un japonés es una rareza. De hecho en Gunnm cita constantemente autores occidentales, novelistas y filósofos, principalmente alemanes y modernos, y a la música (rock y heavy) y al cómic anglosajón (a Sláine y a Miller), mientras que lo japonés brilla por su ausencia (por lo menos en su referencia directa ya que conozco muy básicamente la cultura japonesa). En fin, el caso es que en la 1ª parte la filosofía alemana y el cristianismo (Alita es un "ángel") dominan la trama, y en la 2ª es el budismo y la artes marciales quienes lo hacen. Además en esta parte posiblemente hay un enfrentamiento entre cristianismo y budismo pues el autoritarismo y el férreo código que definen el conjunto Mbadi-Jeru parecen remitir al judeocristianismo: un dios tirano que con sus reglas impide el libre albedrío. Este es eliminado incruentamente por Tun-Po, se despoja a Mbadi (que es indio) de su triple cerebro artificial, y así se libera a los jerumianos de la programación que los sujeta. No se les impone otra porque están a favor de la justicia y la equidad. Tun-Po ha vencido a la tiranía, que es descontrol, egoísmo, Mbadi quiere el poder sólo porque se considera el único capacitado para mandar, algo típico del varón occidental aunque seguramente sea universal, por su autocontrol y por su vacío, nada le posee y nada tiene, por lo que se puede dar a los demás. Si el enfrentamiento es ese seguramente se deba a que el dogmatismo y "clasismo" de Occidente dificultan su integración con otras culturas.

Aunque en Gunnm se pueden apreciar partes sin mucho esfuerzo en realidad estamos en una obra unitaria aunque no homogénea. En la 1ª parte asistimos al desarrollo de un individuo autónomo en una historia lineal de lucha, que es claramente un Viaje del Héroe y un proceso de maduración, y en la 2ª asistimos a un eterno torneo de artes marciales en la mejor tradición de Bolas de Dragón donde el pasado tiene un gran peso y ejerce una gran sombra en el presente, alegoría del karma, los actos que realizamos en vida que acaban teniendo consecuencias. Así, Gunnm comienza con el nacimiento de la prota y se desarrolla por su objetivo de ser un adulto independiente, lo que en la obra es sinónimo de ser el más fuerte, para continuar con el desarrollo, una vez conseguido aquello con mucho esfuerzo, de una conciencia social, la comunidad siempre se defiende de sus guerreros inculcándoles altruismo para que no se conviertan en tiranos, que le lleva al heroísmo. Alcanzado este la cosa no termina ahí sino que continúa con un retroceso, Alita renuncia a ser una heroína, pero dado que su nuevo propósito personal acaba chocando otra vez con el poder reasume el heroísmo ya que aquel es tiránico. La cosa finalmente acaba como el cierre en falso que divide la obra de forma externa: Alita sufre una especie de apoteosis. El personaje se desdobla, un poco como Hércules de quien se decía que la parte humana, el héroe, moraba en los Campos Elíseos y la parte divina, el dios, en el Olimpo. Alita al transcender la humanidad se desdobla, algo extraño sino fuese porque este personaje siempre ha tenido 2 identidades que juntas forman una 3ª. La joven guerrera marciana Yoko al sufrir amnesia se convirtió en Alita que, al recuperar la memoria, pasó a ser Gally, es decir la 2ª pero diferente porque los recuerdos de su otra vida, lógicamente, la han convertido en otra persona.

En Kishiro hay cierto dualismo místico pero parece que la Ciencia Ficción impide que lo haya con todas las consecuencias. Aquel divide todo en espíritu y materia y hace a esta última vil y perecedera, pero para el mangaka eso ya no es así por los avances en cibernética, informática y bioingeniería, los 3 creadores del mundo de Gunnm. Estos trastocan profundamente al dualismo. No lo anulan pero convierten la materia, sino en eterna, al menos en inmortal; algo es algo. El metal, lo digital y la germinación impiden morir, y también tener que conformarse con el físico natal. El cambio de cuerpo hacia uno superior es una de las cosas más características de la serie. Esto parte de cierto desprecio por el cuerpo humano por débil y mortal, Alita es medio gata y medio ángel, y así es una especie de deidad egipcia cuyo carácter híbrido o monstruoso es una metáfora de su divinidad, es decir, superhumanidad. De ahí que lo importante sea la mente, el yo, que es lo verdaderamente inmortal, ya que es único, aunque replicable, Todos somos prisioneros ...en las jaulas de ntros. cuerpos. Soy un prisionero que soñó con escapar... Estaba obcecado con ... liberar la mente. Gally puede convertirse en la gran esperanza de ntros. los prisioneros, dice Desty Nova (Nuevo Destino) el villano de la serie. Pero también la mente es importante porque es lo que nos hace mejorar, a pesar de la opinión clásica no somos mejores por ser más bellos y más atléticos sino por ser más sabios. Así, el auténtico oponente es el monstruo interior y no el otro, esta es una de las cosas que hace a Gunnm un relato notable ya que lo salva del maniqueísmo. La mayoría de los antagonistas de Alita no son villanos. Sí hay dialéctica, por ejemplo el oponente final de Alita como gata es una rata. Por todo esto este final no es un final. La historia de Gally no termina sino que seguirá aunque de forma bifurcada. Por un lado la trama terrestre, la material-carnal, que es lógicamente la recompensa al yo terráqueo de la prota, Alita obtiene por fin la paz y al amor a los que tuvo que renunciar por nacer en un mundo posapocalíptico y haber tenido una vida de guerrera, esto se traduce en una vida familiar. Por el otro la espacial, la espiritual-tecnológica, que es la recompensa al yo marciano de la prota, Yoko obtiene el perdón de los pecados que cometió en su otra vida por haber sido convertida en una guerrera despiadada al haber nacido en un mundo en guerra, esto se traduce en una divinización: pasa a formar una Trinidad (que sustituye a la anterior): los ordenadores planetarios, o IAs divinas, Melquisedec y Jupitán, y ella, que es una especie de Espíritu Santo: nos gustaría que fueras agente secreto de las máquinas de observación cuántica. Así, este final en realidad es un cambio de ciclo. Los dominadores del mundo de Alita: Zekka, Tun-Po, Mbadi, Kaelula y Arthur son personajes viejos y por ello decadentes, por tanto necesitados de un relevo. Por eso el camino de Gally no ha terminado. No ha llegado al Paraíso o al nirvana sino ascendido en responsabilidad. Esto es así porque todavía no está resuelto todo. Queda el problema de Marte, el problema de Gally. Lo que pasa es que Kishiro aún no ha resuelto que pasa con el alma en la transhumanidad. En Gunnm esta no es tanto un espíritu sino la esencia individual o la identidad. Toda la obra es una reflexión de Kishiro sobre qué es lo único de nosotros en un mundo donde uno puede alterar su cuerpo o sustituirlo por máquinas o por otro y digitalizar su ADN e incluso su mente. En un mundo donde podemos ser totalmente otra cosa y donde la clonación tanto física como mental es posible, hay realmente individuos-humanos? Esa es la búsqueda de Alita.

Gunnm no es maniquea pero eso no quiere decir que no haya Mal. Lo único que es un producto cultural y no cósmico como el de la religiones. Así, a diferencia del cómic yanki delincuencia y maldad no son lo mismo aunque a veces vayan juntos. En el final de Gunnm el Mal es la fuerza egoísta masculina representada por el guerrero, que es el varón desencadenado: Violator, Zekka y Mbadi. Todos representan lo peor del macho, lo que Yukito denomina romanticismo masculino o épica, Aquiles. El 1º es la sexualidad sádica o egoísta y el 2º es la violencia como un juego competitivo. Su archienemigo, Tun-Po, practica el karate no competitivo. Ambos representan el uso de la propia fuerza para autosatisfacerse. El hedonismo desatado que sólo es posible en aquellos cuya fuerza les convierte en olímpicos, es decir, les permiten ignorar las leyes humanas. Los antiguos griegos dijeron que estos eran bestias o dioses. El egoísmo infantil o egocentrismo, todo en función de uno, típico masculino, suele hacer que el olímpico sea una alimaña en vez de un dios. Evidentemente la bestia humana es condenada por Yukito. Xazi mata a Violator rompiéndole el culo sin duda porque el mangaka no concibe un castigo peor para el violador. Por eso esta muerte es muy humillante: no se ahorran detalles y además la sodomización se subraya para que no queden dudas: mi primera penetración anal. Tal es el odio de Yukito que no se escandaliza ni avergüenza de dibujar detalladamente una sodomización balística, previa desmembración, sin duda metáfora de la castración. El destino de Zekka es mejor, simplemente pierde un brazo (la auténtica castración del luchador marcial). Se le derrota, se le desarma y se le destierra para que reflexione porque claramente se ha equivocado. El dragón que su maestro le encargó derrotar no era una quimera como él creía sino las guerras y el sistema social que oprime a la gente ... O [...] el karma que reside en el centro de la propia existencia humana que genera el sufrimiento y el Mal. Así, el ataque definitivo que debía desarrollar era para ayudar a la sociedad, no para vencer en todos los duelos. Su error fue olvidar que la práctica del arte marcial es para autodesarrollarse plenamente, esto es, físicamente y mentalmente, no para ser el mejor luchador. Si sólo se tiene como objetivo la victoria en el combate no se progresa espiritualmente, que es lo que permite humanizar la violencia. El guerrero no es aceptable sin humanidad porque es peligroso. Por eso el arte marcial oriental, a diferencia de la occidental, incluye una mística que lo eleva por encima de la simple destreza y la prosaica victoria. He dejado para el final a Mbadi porque ya le he tratado un poco más arriba. Recordemos que este es la última faceta oscura del varón: el tirano. Por tanto, venciendo Alita y los suyos a esta trinidad la galaxia solar queda purgada de la violencia varonil. Deste modo la heroína deste manga es una exorcista pues no libera a la sociedad de un enemigo exterior sino de sus vicios. Ella representa la superación del dominio del cuerpo, la raíz  de los vicios, que se encarna en el romanticismo masculino porque Yukito es hombre y porque la cultura mundial ha explorado la psique del macho pero en cambio poco la femenina. Los enemigos de Alita son varones en parte porque no hay desarrollado algo que se llame romanticismo femenino y en parte por la naturaleza menos agresiva de la mujer. Es difícil creer que los vicios femeninos se puedan derrotar a tortas. Sin embargo no es Alita quien derrota personalmente al romanticismo masculino, lo hacen sus compañeros. Es así porque su trabajo no es obtener la victoria en el ZOT sino uno mayor: salvar la humanidad terrestre. En todo caso su victoria es la de la sociedad sobre el guerrero egoísta, el varón desatado. Es la del héroe sobre el Mal. La de la mente sobre el cuerpo. Por eso produce la apoteosis.


Con la perspectiva que da el final y los años queda claro que esta 2ª parte tiene mucho pegote. El asunto no tenía porque haber sido tan largo. Se aprecia que Kishiro no quiso que nada de lo que pensó para hacer muy verosímil el mundo de Gunnm quedase fuera del manga, también que quiso despedirse de todos sus personajes. Por eso los 2 últimos tomos, 24 y 25, en realidad son un epílogo. Alita no aparece, lo hacen sus amigos terrestres. La historia de la prota "termina" en el 23, aunque muy astutamente se deja algo para el 24 y así se impide que la gente no se baje antes de tiempo. Pero también se aprecia en esta 2ª parte mucha comercialidad. El ZOT congela la acción y la extiende tal y como lo hace la industria del manga juvenil-masculino: un torneo lleno de cruces donde los enfrentamientos son interminables y tienen el mismo peso los de los protas y los de los antagonistas. Puro Campeones. Esto le resta, a mi juicio, mucha calidad a esta parte a pesar de que lo dibujístico sigue siendo notable y el mundo que ha creado Kishiro es rico, complejo, coherente y original. El mangaka es uno de los mejores dibujantes de máquinas y ciborgs de la Historia, su narrativa es espectacular y su mundo posapocalíptico es atractivo, pero al congelar la historia acabó convirtiendo esta parte en un coñazo. Así pues es una pena que una obra tan currada, tan personal y tan compleja acabe pasándose con lo industrial y lo comercial. No hay clímax porque este es un instante y aguar hace que haya más, sí, pero resta potencia; y estas 2 cosas, clímax y potencia, son necesarias para que haya una buena historia, sobre todo si es de Acción. Pero este largo, vulgar y deslucido final no impide que Gunnm sea notable, ambiciosa, densa, desas que soporta muchas relecturas porque es inaprensible en una sola lectura, incluso una analítica como la que yo he hecho, y que continúe. En Japón Kishiro está con la 3ª parte. Al ser esta una obra oriental nada termina, nada permanece, todo fluye, todo cambia. Un buen Buda no puede entrar en el nirvana si la humanidad sigue sufriendo.

VI: Cierre en falso 1ª parte y 2ª parte
VIII: El pasado 1ª parte y 2ª parte
IX: ZOT 1ª parte y 2ª parte 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …