19.2.15

Critiquita 432: Liga de la Justicia 3000 nº 1 y 2, K. Giffen, J. DeMatteis y H. Porter, DC-ECC 2014-2015


La premisa de esta nueva serie de superhéroes, nunca mejor dicho pues es de las pocas que actualmente se publica cuyo concepto se creó ayer, es que en el futuro lejano del Universo DC, mil años, los terrestres han decidido recrear con su avanzada ciencia a los famosos y legendarios superhéroes del siglo XXI porque su considerable progreso, se han expandido por el Universo y creado una sociedad bastante guay, no ha evitado que parte de ellos hayan caído en las garras de 5 seres superpoderosos locos y crueles y los otros estén permanentemente amenazados por estos, pero, como todos los planes científicos, la cosa no ha salido bien. El ADN que conservaban estaba corrupto de modo que las reencarnaciones (nunca mejor dicho) de los 5 principales superhéroes DC, Batman, Superman, Wonder Woman, Linterna Verde-Hal Jordan y Flash-Barry, ni son tan poderosas como antaño ni conservan todos sus recuerdos. Así, por ejemplo, Superman no recuerda a Clark, Batman es menos oscuro porque no recuerda el asesinato de sus padres y Wonder Woman es una guerrera sin bondad. Esta idea supone que la Tierra principal de DC, de momento, no tiene Legión de Superhéroes pues el siglo XXXI es el suyo y por aquí no aparecen ni ellos ni su futuro. Una pena porque ese supergrupo ha dado tardes de gloria y es muy importante para el género superheroico. El hecho de que los enemigos de esta futurista encarnación de la LJ recuerden a los 5 Fatales, un supergrupo archivillano de la Legión de Superhéroes, viene a confirmar lo que DC no ha dicho: ha criogenizado la Legión. En fin, la Liga de la Justicia 3000 se ha aprovechado de que a la Legión de Superhéroes la han mandado a Sevilla... La cosa por tanto es chula, bastante diría yo, pues tenemos unos superhéroes conocidos distintos a como son, un grupo disfuncional y poco poderoso enfrentado a unos despiadados seres superpoderosos, un futuro de Ciencia Ficción para explorar y la posibilidad de recrear cualquier superpoderoso de DC. A lo que hay que añadir la ventaja de la libertad autoral, al situarse en un futuro tan lejano esta cole es casi Otro Mundo de modo que el inmovilismo apenas tiene poder sobre ella.


Por tanto la teoría es chula, pero la práctica lo es? Los Superhéroes no son un ámbito profesional que proporcione un trabajo estable y duradero, por ello, que Giffen y DeMatteis aún sigan escribiéndolos tras 30 años (casi nadie que empezó con ellos está ahora en Marvel o DC) prueba sobradamente que son buenos profesionales (y empleados) y que aún no están decadencia, así que son un valor seguro tanto para los clientes como para los jefes. Por eso y por la premisa de la serie estoy aquí. Así pues decir que está cole está bien guionizada es casi algo de Perogrullo. Lo mismo decir que ofrece entretenimiento y lectura debido tanto a la verborrea que los ha hecho prestigiosos en el género como a su edad, su estilo es de otra época, es decir, un guión suyo equivale a 3 de Bendis. Giffen y DeMatteis no dejan viñeta sin globo y usan la palabra como motor narrativo por lo que nada delegan en el dibujo de modo que este se limita a servir al guión. En ese sentido este seguramente sea el título de superhéroes que ofrece más lectura de los que se publican hoy. Quizá sí sea novedoso decir que esta pareja ha decidido no repetirse. Esta cole no es un intento de explotar su obra más celebre, una sitcom de la Liga de la Justicia. LJ3000 tiene en común con aquella que su supergrupo es disfuncional y que sus miembros son tarados y no muy poderosos, pero no hay sitcom. Si bien la cosa ni es seria ni es oscura. Por tanto, la práctica bien PERO. Las pegas que yo pongo al trabajo de Giffen y DeMatteis son varias. La 1º, el inmovilismo de la serie. Hoy en día las cosas van muy rápido y es casi imposible que una cole, sobre todo sin pasado, llegue a su 3º año, aunque es cierto que esta cole usa personajes populares y se dirige al aficionado duro, aquellos para quienes Hal Jordan y Barry Allen son los auténticos Linterna Verde y Flash, así que creo que, ya que la serie tiene mucho potencial y libertad, debería ser más dinámica. Teniendo la posibilidad de traer una versión de cualquier superhéroe de DC sin tener la necesidad de conservarlo, que en 8 nº sólo hayan traído a Firestorm, que tampoco es que sea la alegría de la huerta, me parece muy pobre. Lo mismo que el que una misma aventura dure más de 2 tomos. En esto Giffen y DeMatteis demuestran que se han adaptado a los tiempos actuales. La 2º, apenas se incide en el vértigo temporal, cultural e identitario de los protagonistas. La 3º pega y última, los villanos son demasiado clichés. Que sean brutales, chalados y egoístas resulta a estas alturas aburrido y se contradice con su deseo de un imperio galáctico. Si pueden hacer todo lo que les de la gana, de ahí que desde la perspectiva humana parezcan locos, por qué gobernar? En fin, es una pena que, teniendo todo el futuro y no teniendo continuidad que respetar y ninguna cole (peli o serie de tv) que los limite, Giffen y DeMatteis en 8 nº se hayan dedicado a dar vueltas sobre lo mismo, que además es un tópico. Lo que hasta ahora han contado se podía haber hecho de forma más breve sin menoscabar la calidad. 

Porter, sustituido puntualmente en el tomo nº 2 por un competente aunque tosco Bemudez, es el dibujante regular de la serie. Es un tipo torpe al que no se le da bien la gestualidad, algo necesario para ilustrar los guiones de unos guionistas que se caracterizan por ser verborreicos y que hacen dialogar mucho a sus personajes, pero competente, muy trabajador y entusiasta, debe ser el único en el mainstream que realmente le encanta dibujar pues el tío se curra mucho los fondos a pesar de que lucen poco ya que Giffen y DeMatteis le hacen la puñeta metiendo muchos globos, y bueno en la Ciencia Ficción. No es que sea un genio, el tío es bastante convencional, por otro lado lo que busca una major, pero es bueno con la arquitectura futurista, la tecnología, la moda y las especies. Así pues, y gracias a un muy buen colorista, el apartado gráfico es bueno con el hoy raro valor de la estabilidad. Acostumbrado en Marvel a que cada nº lo dibujo alguien diferente, el que esta cole tenga un dibujante regular, competente además, es un plus. 


En fin, el comienzo de LJ3000 es interesante y entretenido pero peca de lentitud, en ese caso el pecado es más grave dado que tiene más libertad que cualquiera de sus compañeras, y de verborreísmo, no está desarrollando su potencial y sus autores no están bien sintonizados, así que creo que es insuficiente. La serie tiene mucho potencial y el que se convierta en una versión nueva de la Legión es chulo por lo que el hecho de que se limite a cumplir, con solvencia eso sí, no justifica su seguimiento. No hay que ser conformistas o borregos. Hay que buscar lo mejor cuando eso es posible y esta serie puede estar mejor porque Giffen y DeMatteis pueden ser más dinámicos y armonizar mejor con Porter, que es el que mejor lo está haciendo.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog