24.9.16

Los mitos de Cthulhu de Lovecraft de Maroto y un extra


Descubrí los mitos de Cthulhu a través de Maroto. Corría el año 1986. No hagáis restas cabrones. Ese verano pillé lo que quedaba de la revista El capitán Trueno de Bruguera, que acaba de caer por su incapacidad para funcionar en un mercado abierto con dchos. laborales. Los nº que adquirí eran sueltos por lo que, aunque tenía páginas de las 3 historias que Maroto adaptó, "La ciudad sin nombre", "El ceremonial" (traducción tradicional que debería cambiarse por el festival) y "La llamada de Cthulhu", no tenía ningún relato completo. No me pasó nada porque, salvo el último, la cosa no me llamó la atención. Luego en 1988 jugué mi 1ª partida de rol. Exactamente. El juego era el mítico La llamada de Cthulhu. Ahí la cosa me llamó mucho la atención, aunque también fue porque flipé con el rol. Al año siguiente, cuando me sentí seguro como jugador de tal, pillé ese reglamento ya que no lo había vuelto a jugar, y tras su lectura por fin decidí que quería leer los relatos. Así, en 1990 pillé un libro gordo de bolsillo de Alianza titulado Los mitos de Cthulhu. Allí no estaban todos los relatos ni todos los relatos eran de Lovecraft, pero ahí estaba el relato del loco de Providence que más me gusta, "La sombra sobre Innsmouth" que me fascinó (mi 1ª aventura como master de La llamada fue una adaptación de tal cuento), así que fui pillando los demás libros hasta tenerlos todos. Pero pasé de la revista pese a que mi visión de las páginas de Maroto había cambiado. Total, ya tenía los originales y para entonces los nº de esa revista estaban ya sólo en las tiendas de viejo.

Ahora que me fijo... la tipografía evoca a la del juego de rol...

Pero. Pero este año Planeta decidió publicar esos relatos. Los cuales sólo habían sido editados en España en la mencionada revista. Ya hago yo la resta por vds. 30 años han tenido que pasar para que el trabajo de Maroto adaptando a Lovecraft haya vuelto a estar disponible por aquí. El tema está relacionado con la quiebra "por sorpresa" de Bruguera. Aunque se vende lo contrario es evidente que estas cosas a un administrador nunca le pillan por sorpresa, lo que pasa es que esa información nunca se traslada al empleado por vergüenza y por explotar un minutito más. En fin, que esa reaparición suscitó en mi los deseos de tener la obra de Maroto completa (que son los nº del 1 al 9 de la revista). Hubiera pillado la nueva edición, seguramente lo termine haciendo, si fuese igual que la de la revista. El tema es que Maroto, como es habitual en él, trabajó en B&N pero Bruguera coloreó mecánicamente los originales por lo que la nueva edición no se corresponde ni con lo que tenía ni, seguramente lo más importante, mis recuerdos infantiles. Así, no he pillado la edición de Planeta sino los nº de la revista que me faltaban.

El Cthulhu de Maroto

Las adaptaciones de Maroto son fieles dentro de lo que cabe, lo serían más si no hubiera usado la traducción de Alianza porque es más adaptación, si bien la de "El ceremonial" (nº 3 a 5), uno de los mejores relatos de Lovecraft por su belleza, misterio e intensidad, la ambienta en los 80, se inventa un episodio de erotismo sadomasoquista y retuerce un poco el original seguramente porque es un relato un tanto confuso. También son buenos cómics. Esto último es de Perogrullo porque Maroto es un gran autor, aunque puede sorprender porque su estilo no es el más adecuado ni para el Terror ni para los mitos de Cthulhu. El autor español es un gran dibujante que destaca por lo bien que traslada la belleza femenina, por eso se hizo un nombre internacional como dibujante erótico a la antigua (es decir, no explícito). Él fue el que inventó el célebre bikini de la Red Sonja marvelita, y ahora digamos que universal, en el nº 1 EE.UU. de la revista La espada salvaje de Conan respondiendo al deseo de la editorial de que el personaje fuese sexy. Pero Maroto también tiene un estilo original, es un buen narrador, aquí lo demuestra con creces, y alguien culto. No ofrece sólo carne como muchos dibujantes eróticos cárnicos o muy cárnicos. Su estilo, que ha ido prescindiendo de las viñetas rectangulares, esta adaptación no es un buen ejemplo deso, es muy barroco y se basa en jugar con el blanco de forma peculiar. Maroto en vez de enfrentar el espacio en blanco con la mancha negra, lo que hace es enfrentar el espacio en blanco con un fondo tan recargado que con frecuencia el dibujo pierde tridimensionalidad. Este juego naturalmente se pierde en color pero se gana en eso último. Además en la edición de Bruguera, aunque el color es improcedente y muy limitado, está dado con sentido, juega con los fríos y los cálidos y dominan los tonos oscuros y los colores enfermizos: el verde y el morado, por lo que el resultado, aunque no se parece a lo que Maroto tenía en mente, crea atmósfera sin estropear los dibujos, que son muy bellos como puede verse en la bonita edición que ha hecho Planeta. Así pues estas adaptaciones son notables y singulares. Esto último no tanto por el personal estilo del autor español, sino porque su estilo setentero donde abunda la gente guapa ofrece un contraste tan único como atractivo con los escritos de Lovecraft. En ese sentido el trabajo de Maroto parece una peli de serie B de los setenta, lo que da al tema un toque especial para los que nos gusta ese cine. No es la mejor adaptación al Cómic de los mitos, esa es la de Breccia (publicada pero hoy inconseguible), porque es un tanto acomodaticia (el texto son frases extraídas de los relatos) y porque apuesta por lo explícito aun cuando el barroquismo de Maroto es confuso, por eso las mejores por su excelente narrativa son las adaptaciones de "La ciudad sin nombre" (nº 1 y 2) y, sobre todo, de "El ceremonial", pero seguramente es la 2ª mejor adaptación porque el resto de autores nunca ha querido asumir que Lovecraft apuesta por lo inefable y que por eso ellos no pueden concretar aunque sea de forma caótica. Así Breccia, que adoptó también y poco antes los mismos relatos que Maroto y unos cuantos más, lo que da una panorámica muy completa de la obra de Lovecraft, cosa que es otra razón de la excelencia de su adaptación, es el único que ha sabido capturar la esencia de los mitos de Cthulhu, pero a su modo Maroto ofrece una interpretación muy válida ya que es bastante demencial, cosa en la que el contraste entre lo bello y lo innatural aporta tanto como el estilo recargado característico del gran autor español.

El Cthulhu de Breccia es el mejor de todos con mucha diferencia.

Otra cosa buena que me ha traído la recuperación deste trabajo de Maroto ha sido el descubrimiento de Petra Chérie de Micheluzzi. Además de que ahora puedo disfrutar a voluntad del trabajo del autor español, pues completo gana mucho, he apreciado unas historias cortas que lo acompañan que forman una serie pues fueron un fijo de la revista mientras duró (3 meses y 1 semana). Son historias sofisticadas, muy bien documentadas y dibujadas exquisitamente donde predomina el subterfugio y la mentira sobre la acción por lo que a un tierno infante no le podían llamar la atención. Cuando las leí por 1ª vez me gustó el dibujo, una síntesis personal entre Toppi, Crépax y Pratt, por su elegante minimalismo y sabio uso de la mancha (con 10 años no lo hubiera expresado así, sean condescendientes), aunque deformado por un recoloreado igual de improcedente y estético que el de Maroto, pero las historias de una joven espía independiente con un viejo criado chino en el frente occidental de la 1ª Guerra Mundial no eran atractivas para alguien que buscaba en los cómics acción, fantasía o Ciencia Ficción y aventuras. Ahora que las releo puedo apreciar la ya mencionada gran documentación, la sabiduría que hay en las sencillas aventuras, lógicamente irregulares, unas mejores que otras, la modernidad de que la prota sea una mujer independiente, con un look creado por Louise Brooks después de aquella gran contienda, y lo singular que es que lo visual apueste por las sombras y la astucia, es decir por lo no claro. Algún día espero que Petra Chérie se recupere (por qué no se reeditó aprovechando la hipócrita moda por la Gran Guerra que siguió todo el mundo el pasado 2014? Se reserva para el 2018?), y de forma barata porque esto se ha reeditado en el extranjero (Europa es el extranjero?), pero en tochales, por lo que no tiene sentido gastarse un pastón para entender malamente los guiones de historias que son confusas porque nadie es quien parece ni nadie dice lo que quiere. Para muestra un botón: una historia que no está incluida en los nº de la revista donde se editó por 1ª vez las adaptaciones de los mitos de Cthulhu por Maroto. En la 1ª viñeta se puede apreciar lo admirable del coloreado, sobrio y limitado pero de gran sentido estético.

21.9.16

Los Cuatro Fantásticos y Frankenstein de M. Shelley


Cuando escribí el post sobre los 1º nº de Cuatro Fantásticos reuní material gráfico para apoyar mi hipótesis de que Frankenstein o el moderno Prometeo era en lo que estaban pensando Lee&Kirby, especialmente el último, a la hora de enfocar al 1º supergrupo. Como no utilicé todo y no he querido que ese tiempo se pierda, lo subo ahora como una especie de apéndice dese post.

Nº 2, página 5ª, viñetas 1 y 3. La cabaña remite a ese acto de la novela en el que el monstruo de Frankenstein convive con una familia pobre pero dignísima sin que esta lo sepa. Evidentemente es delirante pretender que una cabaña remita a la novela pero la cosa se hace más tragable si la asociamos a la otra viñeta. -Bien. Puede que estén en lo cierto! Soy un monstruo! Parezco uno... Y a veces me siento como uno! Este atribulado microdiscurso evoca al más extenso del monstruo en el que le cuenta a su creador como se sintió al ver que todos lo rechazaban simplemente por su aspecto.

Nº 4, páginas 6, última viñeta.  -Te has reído siempre de mi porque era feo. Esto machaca lo anterior. Es cierto que la fealdad siempre ha provocado rechazado en Occidente (y supongo que en el mundo entero), pero es uno de los temas fundamentales de la 1ª novela de M. Shelley. El monstruo se convierte en un monstruo además de por su aspecto por su de conducta tras ver la reacción que provoca. Hay que recordar que este es una creatura totalmente inocente.


A su izda: nº 7, página 13, penúltima viñeta. En el centro de su pantalla: nº 9, página 19, última viñeta. A su dcha: nº 9, página 20, 3ª viñeta. Cosa y la electricidad. Resulta que a ese Fantástico se le puede contener con electricidad y, seguramente por única vez en toda su vida, un rayo le cae encima y entonces se transforma en... Ben. Es cierto que en Marvel, sobre todo la primigenia, la electricidad, el magnetismo y la energía nuclear son mágicas, pero...

Nº 12, página 5, 1ª viñeta. Se estaba haciendo esperar. Si no me equivoco es la 1ª referencia directa que hace la serie a la inmortal creación de M. Shelley. -...Así fue. Puedes imaginarte a esos tarugos pensando que yo era Hulk??! Lo siguiente será que me tomen por Frankenstein!

Extra: nº 15, página 4, viñeta 3. -Acabo de lograr crear una forma primitiva de vida unicelular que vive unos pocos segundos. M. Shelley nunca explicó como Frankenstein creó al monstruo que le ha hecho famoso en el mundo entero, muy confusamente da a entender que debió ser algo así. Creando de la nada vida simple y subiendo desde ahí.

Extra: nº 15, página 17, 3 últimas viñetas. -Parece estar vivo... y ... ciertamente no es humano! -Hey! Mira el tamaño de eso! Y... qué clase de cara tiene?? -Es una forma de vida artificial creada por el Pensador a partir de mis propias notas! Es menos que humano pero de alguna forma... más que humano! Es un androide viviente! La 1ª frase describe perfectamente al monstruo de Frankenstein. La 2ª también. En la novela este mide más de 2 metros y su cara es inhumana parece, es que aquí M. Shelley nunca fue clara, que recuerda a la de las momias (la novela se publicó al inicio de la egiptomanía, y desde el siglo XVIII tener una en casa era un must de todo noble inglés que pretendiese parecer culto). Si mi interpretación es correcta, aquí Lee&Kirby tampoco son claros, el Pensador construye el hoy conocido como Asombro Andy a partir dese ser unicelular de la viñeta anterior. Así, es un androide seudorgánico lo que, para mi al menos, evoca al monstruo de Frankenstein. Eso de más que humano remite a queste era un humano de poderoso físico. 

14.9.16

Relecturas CVI: Nausicaä del Valle del Viento, H. Miyzaki, Planeta DeAgostini 2001


Esta obra es clave en la obra de H. Miyazaki pues es lo que hay en medio de su carrera de animador para otros y de su carrera como animador independiente, si bien él siempre ha hecho manga. Empezó haciendo ambas cosas y siguió con ellas aunque haya predominado en su carrera su faceta cinematográfica. El caso es que en 1982 Miyazaki era ya un reputado animador y un mangaka con experiencia así que vio la oportunidad de convertir en manga unas ideas suyas que no gustaban a las productoras. El éxito deste le permitió hacer la peli que había deseado y a la vez independizarse, pero eso no significa que el manga sea la peli. Miyazaki siguió trabajando en este hasta 1994 y la peli es de 1984. Por tanto son obras diferentes, como el manga Akira y el anime Akira de Otomo. Así, la versión de papel de la historia de Nausicaä va más allá de su versión fílmica.


Este manga me ha parecido estupendo, no me había dejado tan buen recuerdo. Se resiente de todo lo que tardó en terminarse, el Miyazaki de 1982 no es el de 1994, de que su autor se dedicaba a otras cosas a la vez y de que es una historia que se va haciendo sobre la marcha, aunque en este caso con una meta y con unas ideas básicas claras. Por eso el relato resulta un tanto deslabazado: el nivel de detalle es distinto, el principio está muy currado pero el final va al grano, hay personajes que disminuyen su importancia quedando sus tramas cojas y a su vez aparecen personajes nuevos con su temática asociada que no pueden más que introducirse en la historia a empellones. Así, en conjunto el manga es tosco, pero el interés de Miyazaki en su historia lo neutraliza en gran parte ya que nunca dejó de querer hacer una historia interesante y digna.

Una parte de la virtud deste manga seguramente resida en su universalidad. No me refiero a los valores que defiende a pesar de que lo son, excepto el ecologismo, que es algo que Occidente nunca ha tenido. No es casual que la industria haya sido invento suyo. Aunque ha sido el cristianismo (el Hombre como señor de la Creación según el Génesis) junto con el capitalismo moderno lo que ha hecho que fuese feroz con la Naturaleza hasta que su exceso le ha hecho abrazar desganadamente un valor ancestral que tenían prácticamente el resto de culturas humanas antes de que el imperialismo las enculase. En fin, que me refiero a que Nausicaä es una síntesis de Occidente y Oriente. Los elementos que componen este manga vienen dambos mundos. Por ejemplo Nausicaä viene de la Odisea (poema que Miyazaki leyó pero que no le gustó), el aspecto visual cita a la Rusia medieval y el tema político tiene algo de Dune, por entonces muy popular (su peli es de 1984), pero el tema religioso remite al sintoísmo, hay referencias a cuentos tradicionales japoneses y el carácter de los personajes evidentemente es nipón. Esta alianza de las civilizaciones creo que es una de las razones de su calidad pues la hace a la vez singular y universal. No resulta rara pero tampoco conocida, y esto le da una personalidad que hace mucho más que sus valores para que la historia llegue pues al fin y al cabo una cosa importante para hacer un buen relato es crearlo atractivo y no convertirlo en predicador, pecado habitual de la filmografía de Miyazaki tras Nausicaä.

Otra mezcolanza que tiene este manga que lo beneficia es la que hace que no pertenezca a un género concreto sino a varios. A simple vista Nausicaä es una historia de Ciencia Ficción posapocalíptica, pero en sus diferentes episodios predominan otros géneros de tal forma que decir que es de un género tradicional u otro no tiene mucho sentido. Así, este relato de Miyazaki es bélico, a él pertenecen las mejores partes deste manga ya que el japonés conjuga lo épico con lo trágico al nivel de "Homero", de aventuras, de Ciencia Ficción, de Fantasía, religioso y apocalíptico. Esto es bueno porque neutraliza la linealidad de la historia pues la complica introduciendo temas y la anima al cambiar constantemente el tono y el ritmo. Sin embargo esta mezcolanza no responde a necesidades narrativas, es decir, de entretenimiento, sino a que Miyazaki quiso construir en esta obra una enseñanza y para ello sintió que debía enfrentar la parte egoísta, bélica y científica de las sociedades humanas con su parte filantrópica, espiritual y moral. Para el autor japonés los 2 apocalipsis de la obra, el que da lugar al mundo donde se desarrolla la historia y el que acaba con él, no se deben tanto al egoísmo, el belicismo y el cientificismo sino a que están dominados por un materialismo surgido por la debilidad de la cooperación, de la convivencia, de la tolerancia, de la bondad y la universalidad, entendido esto a lo sintoísta, es decir, la Tierra es un conjunto horizontal, integrado e interdependiente. Las diversas especies tienen la misma importancia, de ahí la valorización de los insectos que hace Nausicaä, las diversas especies son partes de un todo y cada especie depende de todas las demás. El materialismo es lo que hace olvidar estas cosas al engendrar el egoísmo, es decir, a considerarse mejor que los demás, lo que lleva al belicismo y al cientifismo ya que la guerra y la ciencia son las únicas cosas que dan la desintegración y la independencia que necesita la soberbia para sobrevivir.

La última cosa importante que hace estupendo a este manga es el dibujo. Miyazaki practica un estilo sencillo y tierno, por tanto, totalmente inadecuado para una historia como Nausicaä, pero él neutraliza esto brillantemente usando el B&N y trabajando como un japonés. Lo 1º da espartanidad y dureza y lo 2º detalles de tal modo que la ternura y la sencillez no están presentes de forma visual en esta obra. Por otra parte el gran talento narrativo de Miyazaki hace que esta historia sea emocionante y le permite realizar con éxito una narrativa que remite más al cómic francés (Moebius es otra influencia occidental en este manga) que al nipón. De ahí que el formato de Nausicaä no sea el minitomo típico del manga sino el tomo USA (salvo ínfulas de editor).


Así pues este manga es una estupenda historia que transciende los compartimentos nacionales y de género y que, como la buena Ciencia Ficción, habla del presente-futuro inmediato más que anticipar nada o evadir. La pretensión de Miyazaki es conmover, y como lo consigue, la parte predicadora desta obra no estropea nada. Sin embargo eso no es la genialidad del autor japonés. Esta es que capturó la esencia de toda sociedad humana de tal forma que convirtió a Nausicaä en un clásico menor, después de todo no hay grandes caracterizaciones ni un estilo brillante, aunque merece destacarse que los 2 personajes más importantes son mujeres audaces y aguerridas líderes de sus comunidades. Este manga siempre estará vigente porque en el fondo habla del problema fundamental de todas las comunidad humanas, cómo progresar. Miyazaki a pesar de su ecologismo y espiritualismo no es un reaccionario, después de todo es una fanático de la aviación, es decir, no está en contra del progreso, simplemente plantea las consecuencias de afrontar ese problema de forma egoísta. En la Tierra no sólo hay un Estado, también hay muchas especies, y además el propio planeta (aire, tierra, agua), así que no podemos conducirnos como nos dé la gana (de ahí quel autor japonés se permita tocar sólo ligeramente el tema generacional). Por ello, por la calidad deste manga, es una vergüenza que Nausicaä no esté disponible, más cuando la última edición que tuvo era de lujo y por tanto fuera del alcance de la mayoría. Es una pena quel fetichismo de los frikis y el capitalismo conviertan una lectura en un caro objeto de decoración.

9.9.16

Freak Power: Cuatro Fantásticos (nº 1 a 21 y anual 1) de Lee y Kirby


Monstruo!
Pesadilla andante!! Muy grande... Muy fuere!!  Marciano!
Hemos cambiado! Todos ntros! Somos más que simples humanos!

Y [...] el mundo nunca volvió a ser el mismo. SLee el profeta.

Los superhéroes tienen 2 cómics fundacionales. Uno fundacional y otro refundacional, lo de siempre en cosas longevas. Evidentemente el 1º es el nº 1 de Action Comics. El 2º es el nº 1 de Cuatro Fantásticos, al cual pertenecen las viñetas anteriores. Si bien el renacimiento de los Superhéroes se debe a DC, sin su éxito Marvel no hubiera vuelto a ellos, aquí eso se nota en que los primigenios 4F tienen elementos de Batman: una bengala con su símbolo para ser invocados y reuniones con los poderes de su ciudad plasmadas de la misma forma que las del superdetective, el 1º nº de los 4F fue lo que significó otro antes y después en ellos. He tardado años en leer ambas grapas, principalmente por falta de interés, pero ahora que las he leído creo que es interesante compararlas. A ver qué sale.


Superman no es exactamente un superhéroe porque se creó antes de que estos existiesen, esta peculiaridad para mi es la razón de su decadencia pues desde hace décadas se le trata como uno dellos cuando no lo es y por eso la cosa no sale bien, y los 4F tampoco lo son pues uno de sus creadores, S. Lee, no quería hacer superhéroes. Junto a esta semejanza está otra: la espontaneidad con la que todos ellos se hicieron superhéroes: Pronto Clark decidió que debía canalizar su titánica fuerza para beneficiar a la humanidad (posteriormente fue algo inculcado por sus padres adoptivos) y -ningún humano ha poseído tanto poder como el que tenemos ntros. -No tienes que hacer un discurso [...] Tenemos que usar ese poder para ayudar a la especie humana, verdad? Luego empiezan las diferencias. Uno es extraterrestre, los otros son terrestres. Uno tiene identidad secreta, los otros son francos y directos. Uno es periodista, los otros son "científicos". Uno es uno, los otros son varios (esto es casual pues a S. Lee le habían encargado crear un grupo de superhéroes). Uno tiene varios poderes, los otros cada uno uno sólo. Uno hace referencia a lo divino, los otros a lo mágico (son los 4 elementales si bien al principio Cosa no hace referencia exactamente a la tierra pues se suponía que era una especie de reptil). Supongo que se puede sacar alguna diferencia más pero me he cansado. Es que no son importantes porque son meros detalles ya que lo que verdaderamente distingue al 1º superhéroe de los refundadores de los Superhéroes es que el 1º es un ser ideal y los otros son freaks. Seguramente está de más aclarar que es esto, así que perdónenme. Freak no es friki, un histérico consumista fanático e infantiloide, sino algo difícil de traducir al castellano. Suele hacerse por monstruo (de ahí el título de la peli de culto La parada de los monstruos/Freaks), pero en realidad se ajusta más hoy en día a fenómeno de feria o, mejor, esperpento. Es algo extraño, y por ello perturbador, pero no por eso amenazador. Por tanto monstruo no queda bien (a pesar de la cultura popular M. Shelley usa muy poco ese apelativo para referirse a la creatura de Frankenstein). Así, Superman es un ser ideal en lo físico, intelectual y moral, un auténtico ser virtuoso, por eso es dotro planeta, pero los 4F son tan humanos que sus imperfecciones son tan visibles que son deformantes. Uno se alarga, el otro ha acabado siendo rocoso, la otra es invisible y el otro es de fuego (Kirby pensaba dibujarlo como una especie de bola ígnea, así lo hace en los 2 1º nº, pero S. Lee le pidió que lo hiciese humanoide). Incluso los superhéroes invitados en los 1º nº de los Cuatro Fantásticos son freaks. El Hombre Hormiga (un WASP de libro pues es un rubio de ojos azules) y Avispa (que es castaña, pero tiene los ojos azules y dado su riqueza, su apellido holandés y que es de New Jersey sólo puede ser una descendiente de los colonos holandeses, cosa que equivale en EE.UU. a la añeja sangre azul) se empequeñecen y entomizan y Banner-Hulk se monstruiza. También sale Spiderman, que no es un freak físico pero sí lo es social. Ejque las inspiraciones de Siegel&Shuster son muy diferentes a las de Lee&Kirby. Por otro lado llevaban años realizando historias de monstruos que muchas veces en realidad eran freaks. Así, los héroes de Marvel se deforman/son deformes! Esto es una novedad (si bien viene ya de finales del XIX: EllaEl retrato de Dorian GreyDr. Jekyll y mr. Hyde...) transgresora pues supone que en el Universo Marvel los superhéroes y supervillanos no se diferencian por el aspecto, y triunfante pues acabó, en los Superhéroes, con la tradición milenaria occidental de raíz cristiana por la que los héroes son bellos y virtuosos (Ulises es bajito y calvete, Hércules peludo y para algunos un tapón, Aquiles colérico y egoísta...) y los malos feos y viciosos (un eco dello queda en Cosa pues es de clase baja, como Kirby, mientras que Reed es rico, el deseo de S. Lee), y si no, se retoca para que sea desta forma (esto se sigue haciendo en lo masivo y por eso nunca es histórico o biográfico, véase la desgraciadamente célebre serie de tv. Isabel). Pero Lee&Kirby no superan la belleza, el ideal más importante del XIX. Esta en los 4F es crucial, tanto como antes y ahora (somos hijos de los griegos), por eso Reed pronto dejó de ser un larguirucho para ser fornido (un error), Sue es guapa, Doom no puede ver su desfigurado rostro y la (rocosa) Cosa sólo puede enamorar a una (escultora) ciega pues la ceguera es la única condición que permite ignorar la belleza (exterior) en un mundo obsesionado por esta (uno de los significados de grim es horroroso, otro es terrible, pero no hay que descartar un homenaje a los hermanos Grimm). Así, los superpoderes no hacen a mr. Fantástico y cía superhombres, los hacen esperpentos porque los deforman. Curiosamente para sus creadores esto no es así en el caso de Cosa. En estos primigenios nº su superpoder, la superfuerza, está disociado de su aspecto a pesar de que ambos son partes de la misma cosa, seguramente es así porque aquella es menos visual que la elasticidad, la autoignición y la invisibilidad. Esto se ve claramente en la 1ª aparición (nº 18) del Superskrull, el guerrero skrull alterado científicamente para tener los 4 poderes fantásticos. Cuando este activa su superfuerza no asume el aspecto rocoso o escamoso de Cosa. Además, el epíteto más frecuente que este recibe en estos primigenios cómics tras freak es el de gorila, y esto evidentemente es por su superfuerza, no por su aspecto. Si se enfrenta al supergorila es porque este es el superfuerte de los Supersimios. A pesar de esto está claro que los poderes no elevan a los 4F sino que los retuercen por lo que pasan a ser héroes míticos, a la vez humanos y monstruos, tan auxiliadores como peligrosos porque su extraordinario poder les incapacita para ser un miembro más de la comunidad. En Los Vengadores nº 1 S. Lee ha dejado escrito sobre Hulk: aunque no hay maldad en su corazón, la especie humana le teme por su impresionante fuerza. En los mitos y leyendas a veces es a pesar del héroe, pero en Marvel siempre es en contra del deseo deste. Esto es así porque Superman nació de la esperanza y del optimismo, por eso es el hombre del mañana, el futuro, la perfección, pero los 4F nacieron del aburrimiento y de la ambigüedad. La 1ª Guerra Mundial y el Crack no acabaron con la esperanza y el optimismo porque al ser los 30 del XX una década dura se precisaban, pero los 60 del mismo siglo se anunciaban como unos años prósperos y pacíficos a pesar de la Guerra Fría. De ahí la ambigüedad, ni se estaba en guerra/peligro ni en paz/seguro y la ciencia no era positiva pero tampoco negativa (bomba nuclear y velcro). Así Superman surgió de la Ciencia Ficción optimista de principios del siglo XX, donde todo se podía solucionar y todo iba a mejor, mientras que los 4F surgieron de la Ciencia Ficción realista, donde los hombres nunca piensan en las consecuencias de sus actos y donde estos se rechazan de no agradar. El 1º superhéroe se inspira en Gladiator (la novela) y los refundadores en Frankenstein o el moderno Prometeo. Por tanto Lee&Kirby no continuaron sino que añadieron algo nuevo. Una nueva concepción del superhéroe a la vez moderna y ancestral que es la raíz de su éxito. No obstante la ciencia de los 4F es la de la Ciencia Ficción de principios del siglo XX, se parece mucho a la magia pues no es realista, todo reside en inventar algo para resolver el problema inmediato, un poco como el Equipo A cuando tenía la suerte de que le encerraban con máquinas y herramientas, y es iniciativa individual, cómo si todas las tecnologías contemporáneas hubiesen sido creadas por inventores solitarios e independientes. Pero es quel arquetipo del brujo ya estaba creado y estaba muy asentado en la tradición. Por eso los científicos de Marvel, más que tales, son inventores, Doom además es brujo, remitiendo así R. Richards a los protas de un tipo de relato de Ciencia Ficción de principios del siglo XX llamado edisonada que se puede definir así: historia de CF en el que un enérgico y bondadoso joven inventor crea una máquina o un arma (o las 2 cosas a la vez) que le permite salvar a la chica, a su nación (EE.UU.) y al mundo de alguna amenaza proveniente de extranjeros, científicos malvados o alienígenas, y luego se queda con la chica y se hace rico. Llamo la atención sobre el hecho de que a veces este inventor descubre un territorio nuevo, terrestre o no, del que se adueña ... Zona Negativa. Richards ha permitido que otros científicos accedan a ella? Si ejque los 4F se están quedando obsoletos con rapidez. Al menos en Marvel la ciencia es buena, no hay negra y blanca, simplemente el peligro está en los científicos inmorales, imprudentes o locos.

No se puede negar que el momento que Kirby escogió para representar la búsqueda del país del Centro de la Tierra por un Hombre Topo harto de que la gente le rechazase por horrendo ocurra en el Ártico y que S. Lee escribiese: -Hasta esta soledad es mejor que la crueldad de mis congéneres humanos! componen una cita a la inmortal obra de M. Shelley

La ambigüedad que convierte en freaks a los superhéroes no sólo viene de la época pues también viene del interés de S. Lee por ser realista y autobiográfico. Él, como se ha mencionado, no quería hacer superhéroes, quería contar algo verosímil sobre un tema que conociese. Por eso seguramente modificó las propuestas de Kirby, un fan de los superhéroes y la mitología. No se sabe ni se sabrá cómo fueron creados los 4F pues sus 2 creadores se atribuyen la parte del león, pero hay una cosa incontestable: aunque fue de dominio público que la ciencia espacial en los 50 del siglo XX se obsesionó con el efecto nocivo de los rayos cósmicos hasta que comprobó in situ que no eran para tanto, Simon&Kirby publicaron en noviembre de 1940 en Blue bolt comics nº 6 una historia en la que un personaje en la 3ª página se transformaba en un freak debido a su exposición a los rayos cósmicos (esta historieta ha sido publicada en España por Diábolo en el tochal La biblioteca de Simon&Kirby: Science Fiction). Kirby había dado con la semilla de los 4F 6 meses antes de que S. Lee escribiese su 1º guión de cómic. Además la historia "Basura espacial" publicada en Race to the Moon nº 3 en 1958 (también está incluida en el tochal de Diábolo mencionado), que por lo menos El Rey dibujó, presenta un cuarteto de 4 astronautas: 1 científico mayor, los 2 hijos deste, una hija y su joven hermano, y 1 piloto, que es marido de la hija. En todo caso este se llevó el gato al agua en que en los 4F no habría identidades secretas/disfraces, el escenario sería real (NY), los protas serían cuarentones como él y Kirby (incluso todos habían participado en la 2ª Guerra Mundial, S. Lee en EE.UU. en Comunicaciones y Reed en Francia como apoyo de la Resistencia, esto me ha sorprendido porque no lo sabía, debe ser que hace tiempo que ha caído en el olvido, y Kirby en infantería en Europa y Cosa en aviación en el Pacífico), pero no se olvidó de su target: Antorcha es un adolescente, los personajes tendrían sus defectos, las relaciones personales entre los buenos no serían siempre armoniosas y aparecerían problemas cotidianos como el dinero (algo crucial para S. Lee). Así, parte de la ambigüedad viene del realismo, donde todo el mundo es bueno y malo y no hay héroes virtuosos. No obstante S. Lee lo incorpora lentamente evidentemente por miedo a no gustar, en los 2 1º nº la ciudad de los 4F es Central City (como la de Spirit y la de Flash) y los 1º antagonistas son monstruos gigantes o extraterrestres que cumplen los cánones del Cine Paranoico (otra vez los 50), si bien admito que un supervillano tampoco es realista. A pesar deso acabó renunciando a su slice of life, como prueba el que inventase al Hombre Imposible (nº 11), una versión de Mxyzptlk, en cuanto se percató de la poca aceptación que tenía en el público dentonces, por ejemplo tuvo que recular con lo de los disfraces, aunque los convirtió en monos de trabajo, porque este, que sabía más que el de ahora, no podía tragar a superhéroes que fuesen de civil (lo que hace que nos preguntemos qué demonios creía estar comprando ya que en las 2 1º portadas los 4F van de calle). Claramente el éxito que tanto anhelaba le facilitó el tragarse sus ínfulas de escritor realista. En cuanto a lo autobiográfico la condición judía, aunque Lee&Kirby no son muy judíos, en mi opinión también aporta a esa ambigüedad que deforma a los superhéroes. Por un lado Shylock es judío pero también humano y por el otro S. Lee y Kirby crecieron en una sociedad antisemita (hasta el descubrimiento del genocidio judío en EE.UU. se podía ser abiertamente antijudío) y su adolescencia convivió con el nazismo (en el nº 21 los 4F se enfrentan a Hitler o un doble suyo, no sé si eso se ha aclarado en algún momento). Esta sensación de ser un paria-freak seguramente les hizo empatizar más fácilmente con los antihéroes, así como con los héroes no anglosajones (Doom es gitano, qué personaje de ficción relevante es desa etnia?) y los héroes trágicos modernos como el precursor monstruo de Frankenstein, rechazado por su fealdad a pesar de ser humano (nunca nadie salvo su creador se entera de su origen). Por ello pienso que eso de ser temidos/odiados/incomprendidos por la sociedad a su pesar a pesar de querer encajar en ella es el cliché de Marvel porque es fue el contexto de la juventud de sus creadores (el apoyo estadounidense a Israel era ya un hecho a finales de los 50, de ahí viene el cine jolibudiense filojudío producido por los judíos que edificaron Hollywood como Ivanhoe, Ben-Hur -C. Heston haciendo de judío no hay mayor ennoblecimiento que ese- o Éxodo), y en un medio pop y visual la mejor y más segura forma de aludirlo es usando la fealdad-deformidad. Esto a su vez ha permitido que un tema habitual en Marvel sea la lucha entre los superhéroes y la sociedad y/o el gobierno, sobran ejemplos. Otro elemento autobiográfico que tienen los 1º cómics de los 4F es el tema del éxito, claramente un reflejo de lo que vivían Lee&Kirby por entonces cuando veían como sus creaturas cada vez eran más populares pero no sabían si la cosa fructificaría (la serie empezó siendo bimestral y tuvo esa periodicidad su 1º año, todo lo contrario de lo le que pasó a Superman), y también del angustioso deseo que siempre ha tenido S. Lee por triunfar. Sin duda por eso ya en el nº 3 los 4F son celebridades, cosa paralela al slogan promocional: la mejor revista-cómic del mundo!! que desde aquella entrega ha llevado la serie en portada. Esto del deseo de éxito también se ve en lo importante que son las cartas de los lectores para las 1ª aventuras de los Fantásticos pues evidencia las ganas por gustar que tenía aquel dúo. Motivados por un deseo profundamente arraigado de complacer a los demás y también por un irresistible sentido de la codicia, seguimos adelante escribió S. Lee en la introducción a la 1ª reedición en tomo de los 1º nº de Los Vengadores.

Cosa: Seguro... Contarán como conocieron 4 freaks en la calle!

La consecuencia de quel triunfo de los 4F se llevase el realismo y el tono autobiográfico fue questos devinieron en otra versión de los Addams, una familia tan freak como convencional. Los Fantásticos en seguida se convirtieron en personajes casi totalmente virtuosos y en un grupo bien avenido como todas las familias de ficción, sobre todo las dentonces, de forma que quedaron en patéticas bromas las iniciales hoscas rencillas, en pura retórica las pullas de Cosa a Reed y en cosa del pasado los autocompadecedores cabreos de Cosa. La normalización de los 4F y la domesticación de Cosa se institucionalizó con la ganancia de una novia por parte deste en el nº 8, cosa que se veía venir porque en el 4 derrota a un monstruo en una cita al Jonás bíblico, es decir, pasa un rito de iniciación eco del que pasó el resto de los 4F en el 1º nº al triunfar sobrel Hombre Topo, un tipo inofensivo rechazado por la humanidad por freak que es el rey de los monstruos. Los Storm y Reed lo pasaron porque rápidamente a pesar de ser freaks se posicionaron en la normalidad, de ahí que no necesiten máscara y disfraz mientras que Grimm al principio pensó el llevar un casco, pero su compañero naranja no porque no se colocó ahí y por eso en los nº 2 al 4 está muy cabreado con el mundo (nº 2 páginas 5-6 y 11, nº 3 páginas 14-16 y nº 4 páginas 5-7). Eso termina cuando, al igual que sus compas, decide, no aceptarse a sí mismo, Cosa aún no lo ha hecho, sino que ser freak es compatible con ser paladín de la normalidad, o que una cosa es el exterior y otra es el interior. Su iniciación se hace evidente en que es en ese 4º nº cuando definitivamente opta por llevar sólo calzoncillos (la desnudez desinhibida es la mejor prueba de la aceptación del propio cuerpo). Es cierto que lleva botas, pero también que es la última vez que las lleva (y en una viñeta dese episodio Kirby se despista y lo dibuja sin ellas); también es cierto que aún no tiene su fisonomía definitiva, pero es que su mutación es inestable y a partir del nº 9 exhibe la versión antigua de su cabeza redonda y pequeña que contrasta con la brutal y fea 1ª cabeza. Y por encima de todo esto está el que en el nº 5 supera la tentación de ser pirata en el XVIII (seguramente Lee&Kirby tenían en mente la peli El pirata Barbanegra), y así vuelve a su tiempo donde es considerado un freak (una prueba que recuerda lejanamente a la Odisea pues Odiseo renunció a la inmortalidad con tal de volver a su Ítaca). En el siglo XX no soy más que un monstruo, un freak! Pero aquí soy alguien! Soy un líder de hombres! Soy capitán! Soy el tío que empezó la leyenda de Barbanegra! Algún día los críos leerán en el colegio sobre mi, no pienso renunciar a esto ... nunca! [...] No lo digas hombre de goma! Lo sé! Era un tonto! Debo de haberme dejado llevar por ser aceptado, como un hombre normal, aunque sólo lo fuese por una banda de piratas corta-gargantas! Yo... Yo perdí mi cabezota por un rato! Los antiguos griegos hubieran sospechado que hubo intervención divina en ello pues el cambio se produce tras sobrevivir al naufragio provocado por una tromba que aparece súbito después de que profiera su 1º speech y acto seguido ordene a su tripulación expulsar a sus compas. La formulación más clara de esto quizás la haya hecho el sucesor de Lee, Thomas, en el nº 90 de Los Vengadores: aquellos que pertenecen a la raza llamada superhéroes son, por definición, inadaptados. Fenómenos de feria o inadaptados, freaks o misfits, los superhéroes son seres anormales. No pueden ser otra cosa aunque sí pueden decidir vivir en la normalidad. Desta forma Marvel se puede leer como una especie de guerra entre los marginados que buscan integrarse en la normalidad complaciéndola, cosa que tiene doble lectura: el judío queriendo ser uno más a pesar de ser otro y el raro que no quiere asustar, y los que no, que básicamente son el grupo de los que no tienen aspecto de esperpento por un lado y el grupo de los que sí lo tienen, como el pobre Hombre Topo, que pudo haber roto en Torrebruno si se le hubiese dado la oportunidad para ello, por el otro. Así, el tema de la Marvel clásica es la aceptación del otro: Me trataron con respeto... Cómo a un igual! le hizo decir S. Lee a Wonder Woman en el nº 9 de Los Vengadores, y acto seguido ese personaje se cambió al bando de los buenos. Quien mejor lo ha captado fue Thomas pues en el 303 de esta misma cole escribió: todo lo que quiero ser [...] bello, humano y enamorado. Para Marvel eso es lo que buscamos todos, y es al freak al que más le cuesta. Ojo al orden: la belleza aleja de la humanidad, y así el amor es imposible. Se aspira a lo último pero este no se puede conseguir sin lo 1º. Los freaks aspiran a esa tríada, pero como esta a pesar de ser física es una concesión social (la belleza está en el ojo que mira), los superhéroes han de luchar contra los supervillanos para ser parte de la normalidad pues su anormalidad sólo se puede borrar sirviendo a los normales ya que esa es la única manera de que  el temor que provoca su superioridad se disuelva y de que ellos obtengan la felicidad: la aceptación/tríada. Así, el esperpento aceptado se convierte en un traidor a los suyos ya que no hace nada por ellos e intenta disimular que es uno ellos. El superhéroe nunca pretende el cambio social sino no ser rechazado por su anormalidad.

Nº 16 páginas 10 viñeta 1: No, si ahora amo Alicia, y ella me ama mejor como... La Cosa! Así que por qué no te olvidas de tratar de que vuelva a ser como era y trabajas en la forma de hacer que ella vuelva a ver?

Así pues se entiende que los 4F triunfasen a principios de los 60. Los tiempos estaban cambiando como dice una canción de la época por lo que el idealismo y el moralismo proveniente del victorianismo ya no vendía entre los jóvenes, el enemigo exterior dejaba paso a las injusticias internas y la juventud y la madurez cada vez se comprendían menos entre sí. Era el momento para un héroe diferente y subversivo (el Bond fílmico es de 1962, Blueberry apareció en 1963...). También pasaba el fortalecimiento de la mujer, pero esto en los 4F se ve sólo parcialmente ya que en el fondo Lee&Kirby eran unos cuarentones, ya se ha dicho. Dedican parte de un nº a defender el personaje de Sue de un sector del público que la criticaba por verla como un estorbo por su inoperancia, pero su defensa es peregrina: la comparan con la madre de A. Lincoln (un "héroe" algo freak: alto, feo y moreno), se ve que es muy famosa en EE.UU., para demostrar que una mujer puede ser importante aunque no actúe. Literal. De todos modos Lee&Kirby desde el principio ponen a Sue peleando como cualquier otro 4F y varias veces es ella la rescatadora. Esto se perdió cuando se convirtió en esposa y luego en madre pero ejque, como se acaba de mencionar, los creadores de Marvel eran unos cuarentones a principios de los 60. No obstante reitero que en los inicios de los 4F la Chica Invisible (nom de guerre que indica juventud y soltería no minoridad como se entiende desde los 80; de la misma forma su invisibilidad no es fruto del machismo sino, como Avispa confirma, de las virtudes femeninas patriarcales: discreción y humildad; la mujer puede hacer lo que quiera salvo ensombrecer al hombre) era una mujer guerrera. Sin embargo pese a que los 4F responden al espíritu de la época o zeitgeist tampoco hay que exagerar su éxito. Ya se ha mencionado que durante su 1º año fue bimestral. Y ejque estos 1º nº no son buenos. Lee&Kirby empezaron flojos, tardaron en pillar el tono y no sabían muy bien qué hacer como demuestra lo repetitivo de los 1º argumentos. En sus primigenios nº los 4F no son esos imaginautas que se hicieron célebres y Reed inventa poco. Quizás fuese porque entre los nº 3 y 21 de los 4F Lee&Kirby también se encargaron de crear el Universo Marvel: Hulk (5), Thor, Spiderman y Hombre Hormiga (6), Iron Man (12), Dr. Extraño (16) y Vengadores y X-Men (18) vieron la luz sucesivamente entre el febrero de 1962 y el junio de 1963. Por eso de los los 1º nº de los 4F sólo son decentes los nº 7, que es un pastiche de las pelis del Cine Paranoico El hombre del planeta XUltimátum a la TierraRegreso a la Tierra (en estos 1º nº también se cita La humanidad en peligro), el 13, el mejor con diferencia de los 1º, por esos genialísimos Fantasma Rojo y los Supersimios, que son la parodia involuntaria de los 4F y el epítome de lo freak pues resulta que esos superhéroes equivalen a unos simios con poderes (estamos en una época en que todavía los monos son animales y no ntros. primos), lástima que la posibilidad de aludir la carrera espacial y armamentística de EE.UU. y la URSS mediante el envío de astronautas al Espacio para ser deformados no interesase a Lee&Kirby de modo queste genial cuarteto del Mal pronto cayó en el olvido, y el 18 y el 19, que son dinámicos. Los otros nº no llegan al aprobado, lo rozan por Kirby a pesar de que no está todavía al 100% porque sabe plasmar muy bien lo freak y transmitir el dinamismo inherente a los superhéroes de antes, los de ahora son estáticos :( No obstante es un material que es legible, cosa que no se puede decir del hecho por Thomas, inventa varios argumentos recurrentes del género, como extraterrestres volviendo a la humanidad contra sus protectores los superhéroes, y sienta los cimientos de la cole creando a Doom (me mola más el diseño primigenio) y sus Doombots y rescatando a Namor entre otras cosas. Otro cliché de la serie que está ya en estos primigenios nº es el tema del cambio de Cosa a Ben y viceversa. Lo destaco porque al principio está más presente que posteriormente de modo que aporta un dinamismo que da lástima que se acabase perdiendo. En mi opinión que Cosa cambiase a Ben de forma arbitraria, habitual (8 veces en los 1º 22 nº incluyendo el 1º anual: 2, 4, 8, 9, 11, 16, 17 y 19) e inesperada como hace en los primigenios episodios hubiera mejorado la serie y ayudado a evolucionar al personaje, que, como sus otros compañeros menos Sue, pronto quedó fosilizado, lo que obligó a Lee&Kirby a hacer padres a los Richards, cosa que nada resolvió ya que los vástagos también rápidamente fueron cubiertos con ámbar.  

Para S. Lee sólo hay 3 formas de ganar dinero con superpoderes: ser celebridades superheroicas, ser fenómenos de feria, lo que recuerda a lo que ha dejado escrito sobre Hulk en Los Vengadores nº 1: Acosado, perseguido, apabullado, se ha refugiado en un circo ambulante (hay de otro tipo?) y en el nº 21, después de quel supergrupo se desbande algunos dellos encuentran trabajo en un circo: al fin empleos donde podemos usar nuestros talentos!o ser supercriminales. Así es como se veía a los freaks al empezar los 60 del siglo XX. Creo que no hemos cambiado.

Como saben estos nº a los que me estoy refiriendo forman el tochal: Los Cuatro Fantásticos: Génesis. De este formato digo lo de siempre, demasiado gordo. Entiendo que casi no hay otra opción, en este caso se editó esto por separado y la cosa funcionó fatal pues más de 8 años después siguen disponibles. Pero seguro que hay un término medio (20€x300 páginas?). 648 son demasiadas páginas, más de tamaño comic-book, para poder leerse cómodamente. El tochal es demasiado pesado y engorroso y, aunque la encuadernación está muy currada para que se pueda abrir bien el tomo en cualquier parte sin que explote para ver las splash pages (que en este tochal no hay), cosa que no pasa en el formato Marvel Limited Edition, su grosor neutraliza tal logro ya que por su volumen tapa los márgenes interiores. Otros peros personales a este tocho es la participación del bobalicón y baboso Fonseca porque no aporta nada, su nostalgia verticiana es molesta por ser totalmente ciega, Espí no es un gran ilustrador, y da una visión distorsionada de la Historia de Marvel, aquí por ejemplo tarda en mencionar el concurso de Kirby en esta revolucionaria creación y olvida decir que S. Lee estaba en la editorial porque era el primo de la esposa del dueño, no como El Rey, que trabajaba en ella porque era uno de los mejores. El último pero es queste tochal incluye 50 páginas de un material lamentable, como que fue publicado por S. Lee sólo para dar curro a su hermano, y que no tiene ninguna importancia, las historias cortas del Vigilante de Tales of Suspense. Seguro que hay quien le gusta que esta mierda se haya editado, ya que es así, metido con calzador y abusando del comprador, o nada, y 50 páginas menos no hubieran abaratado significativamente la broma (o sí porque el tochal 3 de los 4F tiene casi 100 páginas menos y vale lo mismo queste y salió hace 4 años), pero hay cosas que tienen que perderse como lágrimas en las lluvia. Salvando estos defectos subjetivos, los tochales son chulos por su magnífica impresión y agradable papel, sólo falta que la traducción sea perfecta. Desde luego en ellos Panini pone interés, no como en los MLE.

El héroe-monstruo: No es por él por quién estoy preocupado... Es por la especie humana! Qué haremos... Qué podemos hacer... si se volviese contra ntros?!!

Así pues el cómic fundacional y el refundacional resulta que son simétricos. Entre ambos median unos 25 años, no es mucho pero las sociedades dambos momentos eran muy diferentes, igual que el mercado de comic-books, y los Superhéroes no eran ya una novedad (pero aún no eran mainstream) y sus autores eran ya gente madura, así 4F no podía ser una repetición. Por eso es fantástico donde los 1º nº de Superman son realistas y viceversa. Así, mientras que durante mucho tiempo el 1º superhéroe se enfrentó a delincuentes (principalmente mafiosos y empresarios explotadores), los 4F se han enfrentado a todo menos a aquellos. Siegel&Shuster metieron al kriptoniano en un entorno real para cumplir una fantasía, mientras que Lee&Kirby metieron realismo a un mundo fantástico para disimular su irrealidad o quizás para hacerlo más verosímil que el de Superman. Esta simetría hace que el resultado sea el mismo en cuanto que ambos cómics critican a la sociedad, el primigenio kriptoniano mediante sus villanos y los 4F haciendo que los freaks sean los héroes. Algo totalmente subversivo, antes y ahora, lo que les hace un poco atemporales, ya que cuestiona la manía de considerarse la norma que tiene cualquier colectivo humano de modo que ya los parias no necesitan un héroe como antes de la 2ª Guerra Mundial porque ahora lo son (así se entiende quel reinado del hombre adulto y anglosajón en Marvel esté acabándose pues su torre de marfil se construyó con una grieta que le impide resistir una grave crisis). Esto explica tanto el éxito de los superhéroes modernos, en los 60 los jóvenes se sentían raros por incomprendidos, como su decadencia pues ahora ser raro no margina (dentro de un orden porque los viejos estereotipos siguen entre ntros.). Por eso las reglas establecidas por los 4F ya no funcionan (de ahí que estos lleven ya más de 1 año fuera del mercado). Por ello, y como la sociedad occidental no va a involucionar, el mainstream se ha metido en un brainstorming para lograr otro cómic refundacional. Está tardando porque aunque hoy, al igual que siempre, se necesitan héroes, y estos siempre son extraordinarios, ya no vale serlo siendo seres ideales o freaks porque la sociedad occidental actual nada tiene qué ver con la de los 30 del siglo XX y tampoco con la de los 60 de la misma centuria, de la cual éramos sus descendientes. También porque el método para darle vida de Marvel y DC no parece el más adecuado pues tanto el 1 de Action Comics como el 1 de Cuatro Fantásticos no fueron fruto de la ingeniería empresarial sino de la casualidad nacida de la desesperación.

Nº 17 página 4 viñeta 3: Es ... es tan grotesco que es casi bello! Viñeta que profetizó el porvenir que demuestra que pronto en Marvel lo freak fue domesticado. El mercado siempre convierte. 
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog