27.2.16

Cómics en las estanterías now XI


Vivimos una época que jamás soñamos. Un era de reediciones de cómics. Llevamos unos años en que se editan anualmente el mismo nº de títulos con el truco de que aproximadamente 1/3 son reediciones. Así se ha conseguido que un puñado de cómics esté siempre disponible. Algo bonito pero para algunos como yo deprimente pues cada vez hay menos donde elegir en un negocio que ha encontrado en la nostalgia la nueva moda para subsistir. Así, las reediciones me superan, no puedo estar al día a pesar de que se reedita muchas cosas que he leído pero que por un motivo u otro no les he dado cuenta dello en el blog.

Era de Ultrón: un evento de Marvel que no tiene ninguna importancia y, aunque es entretenido, el guión es de Bendis, lo que significa paridas sin cuento, y al bueno de Hitch le suceden 2 mantas. 

El asesino de Green River: este es un interesante relato de psicópatas cuya originalidad está en que se cuenta desde la perspectiva de los polis y su singularidad es que es histórico, es decir, da cuenta de hechos que han ocurrido en realidad. El guionista es uno de los hijos de un poli que se pasó casi toda su carrera detrás de un psicópata, en solitario y sin presupuesto principalmente porque mataba a putas. Así tenemos un relato sobrio y realista que contrasta agradablemente con la ridícula y artificiosa parafernalia de los relatos de psicópatas audiovisuales.

Thunderbolts de Busiek: se terminó hace tiempo la recopilación en pequeñito de esta etapa que en su momento fue un hito y hoy es una lectura entretenida, aunque sin conocer Marvel y la época estoy seguro de que no llena ya que es muy clásica, su dibujo es torpe y convencional y el coloreado digital muy cutre. Creo que lo dice todo el que tenga una edición de 2ª, es dinámico y tiene buenas y novedosas ideas aún hoy en día pero sus méritos no derivan de su calidad: creó unos cimientos sólidos para edificar una cole longeva y un concepto muy influyente en la Marvel de inicios del siglo XXI.

All Star Batman & Robin: una maxiserie inconclusa a cargo de Miller y pintarrajeada por J. Lee que es difícil de valorar por no estar claro de qué iba el guionista. Es gamberra y surrealista pero no se sabe si porque Miller se sentía vándalo o cómico. Así la cosa no es buena ni mala sino un exabrupto.

Aniquilación: Marvel al principio del siglo XXI intentó revitalizar su lado galáctico sin mucho interés pero le salió bien y así nos sirvieron varias tazas. La 1ª explotación fue esto, un encadenamiento de miniseries. Si Panini se le ha ocurrido recuperarla en pequeñito es porque es el inicio de la 2ª vida de los Guardianes de la Galaxia antes de que el Cine se los cargara y luego Marvel pusiese a Bendis a follarse el cadáver una vez al mes.

Como suele ser habitual ningún título ha sido reeditado por su calidad.

24.2.16

Kirby NO se inspiró en Daniken


Se ha convertido en normal leer que para Los eternos Kirby se inspiró en von Daniken a pesar de que eso no es verdad. No tengo idea del tema astronautas antiguos, así que sólo puedo aportar unos hechos básicos que permiten ver que El Rey no se inspiró en el timador suizo, sino que se aprovechó de la fama que tenían las mentiras deste al principio de la década de los 70 del siglo XX.

Leyendo la wikipedia se puede descubrir que el 1º libro de Daniken se editó en 1968, en inglés en 1969, que lo escribió en 1967 y que no es original ya que sus ideas las toma de un tal Charroux, quien, leemos en la wikipedia también, fue un escritor francés de Ciencia Ficción que en 1963 comenzó a hablar de lo que hoy se conoce como astronautas antiguos, si bien no fue hasta que el suizo lo petó que él alcanzó fama, sus libros comenzaron a traducirse. Pero resulta que este franchute no es el origen, quizás sí de vincular las visitas con culturas documentadas del pasado, sino que está (según la wikipedia) en unos tales Louis Pauwels y Jacques Bergier. Estos, por lo visto más conocidos que el anterior, son los autores de un libro gamberro titulado El retorno de los brujos, publicado en francés en 1960 y un éxito internacional instantáneo como demuestra el que en 1962 fuera traducido al español. En EE.UU. se publicó en 1963 (y en 1964 y 1968, el año de 2001) así que Kirby pudo leerlo años antes que Daniken se sentase a escribir. Por lo que he podido deducir el libro trata de establecer que lo que la Ciencia de Ficción imaginaba entonces no era descabellado sino que podía llegar a ser científico. Así pues, en este caso no se trata de invenciones, sino de una extravagante apelación a que la ciencia no sea cerrada de mente. En el otrora famoso libro se habla de pasada sobre la posible visita de extraterrestres a ntro. planeta en el pasado (supongo que porque los autores piensan que en el presente se sabría; habría que leer el libro para saber por qué en el pasado sí y en el presente no) citando hipótesis de científicos, si bien ni arqueólogos ni historiadores. De ahí surgió también otro libro. Un poco más tarde en 1966 Sagan y Shklovski publicaron Vida inteligente en el Universo donde especulaban con la posibilidad de que unos extraterrestres hubiesen pasado por aquí en el pasado (siempre en el pasado; están todos muertos ya o qué?). Naturalmente esta idea es más antigua que el libro de Pauwels y Bergier. Lo sabemos todos. Lovecraft. Y para que vean que en esto nada es casual resulta que Bergier es uno de los 1º fanáticos del susodicho, seguramente el 1º europeo. Le leyó en la Weird en los 30 y ya no le pudo olvidar de tal modo que él fue quien descubrió la obra del Loco de Providence al mundo no anglosajón. Los Mi-Go y sobre todo los célebres relatos En la Montaña de la Locura y La sombra fuera del tiempo de Lovecraft demuestran que a finales de los 60 los astronautas antiguos eran un tópico de la Ciencia Ficción. No soy capaz de remontarme más allá de el Loco de Providence pero saltemos unos 20 años. Los años 50 es seguramente la Edad de Oro de los ovnis. En esa década protagonizaron historias en todo tipo de formatos, incluyendo el Cómic, El Rey dibujó unas cuantas. Algunas se pueden encontrar en La biblioteca de Simon&Kirby: Science Fiction. Y las visitas extraterrestres son un argumento querido por el A. C. Clarke de aquella década, un escritor del que estoy seguro sin pruebas de que le gustaba mucho a Kirby. Por lo menos la historieta "Hoy soy un ..?" publicada en Black Cat Mystic nº 59 en 1957 dibujada por él está claramente inspirada por las novelas Más que humano (la principal influencia en los mutantes de Lee&Kirby; esos puntos suspensivos no son una x? No soy el único que lo cree) y El Fin de la Infancia, 2 exitazos de 1953 en el mundo de la Ciencia Ficción. La 2ª es de A. C. Clarke. No sé está seguro de si también El Rey escribió esa historieta, pero Los eternos (1976-8), que es una obra completamente suya que va sobre astronautas antiguos, está influida por tal novela. Además en la misma revista está la historieta "La gran cara pétrea", otra en la que Kirby trabajó, que tiene este argumento: una tribu africana fue visitada por astronautas hace milenios. Y más. En los 50 también hay historias donde las visitas van más lejos, manipulan a la humanidad. Un ejemplo es Quatermass and the pit un serial de la tv británica de 1958, que se adaptó al cine en 1967 con el mismo título pero en español es: Qué sucedió entonces?, donde se cuenta que los marcianos nos manipularon en la Prehistoria antes de ser humanos. Además 1968 es el año del 1º libro de Daniken pero también de 2001, film coescrito por A. C. Clarke en el que como todo el mundo sabe se muestra una visita extraterrestre a ntro. más remoto pasado (que es robada por El Rey, que hizo la adaptación al cómic, para el principio de Los eternos). Así pues tenemos la certeza de que los astronautas antiguos en los 70 era ya un tópico para los viejos aficionados a la Ciencia Ficción como Kirby. Lo único que Daniken hizo fue popularizar el tema entre las masas no lectoras.

Pero la cosa no es sólo esto. En marzo de 1964, lo que nos sitúa al menos un par de meses antes, Lee&Kirby en el nº 4 de Los Vengadores vol. I EE.UU. cuentan una historia en la que un extraterrestre llegó a la Tierra en ntra. Edad de Bronce y dio lugar al mito de Medusa ya que tenía el pelo alborotado y una arma personal petrificadora. Pero la prueba que quiero aportar para que se deje de nombrar a Daniken como la fuente de Kirby para los astronautas antiguos son algunas viñetas del nº 64 de Cuatro Fantásticos publicado por aquel dúo dinámico en la primavera de 1967 (claramente inspirada en el famoso relato corto de A. C. Clarke El centinela) que componen una escena que El Rey luego amplió en todos los sentidos en el nº 1 de Los eternos. Como se puede ver en ella ya están los vestigios del pasado, la arqueología, los astronautas antiguos y las culturas precolombinas. Los mismos elementos que están en la citada "La gran cara pétrea". Estas últimas le llamaban la atención desde hacía tiempo: el nº 47 original de Cuatro Fantásticos coloca el Gran Refugio de los inhumanos en los Andes (en el nº de Black Cat Mystic citado hay otra historieta en la que trabajó Kirby: "Un weemer es el mejor de todos", en ella el prota acaba en Perú; quizás leyó a H. Verrill) y en el nº 54 aparecen mayas. Por otro lado en el nº 147 de Thor Lee&Kirby hicieron a los inhumanos creación alienígena. Esto se publicó en el otoño de 1967. También antes de que Daniken hablase de manipulación genética extraterrestre. Por tanto, todos los elementos que hicieron famoso al susodicho estaban en Kirby antes. Así, él no leyó al suizo y se puso a hacer Los eternos, sino que tras años de darle vueltas decidió convertirlos en el argumento principal viendo lo que había montado Daniken con ideas parecidas a las que él usaba en sus relatos desde hacía tiempo

Última viñeta de la 2ª página del susodicho nº 64 de Cuatro Fantásticos. 

3ª página del cómic en cuestión.

1ª viñeta 4ª página de la misma grapa...

19.2.16

Camino a Secret Wars: Los Vengadores IV; SOPLAPOLLEZ


En ocasiones hago coles para llevarme grapas a la boca. Por eso me subí al carro de Los Vengadores conducido por Hickman pese a las dudas. Yo lo que quería era llevar varias y DISTINTAS grapas al mes a casa, como cuando era adolescente. Por eso me daba igual la gran historia de Hickman. Estaba seguro de que no necesitaría seguir Los Nuevos Vengadores porque por temas comerciales Marvel no iba a dejar que las 2 coles estuviesen íntimamente ligadas. Acerté. No obstante, como ya he dicho, tienen un principio común y antes del final se juntan (no en el final como pensaba antes de releerme totalmente este berenjenal). Así, si deseas seguir esta saga sólo con V este es tu orden de lectura según Panini: NV del 28 al 30, V desde el 29 hasta el 47, incluyendo por desgracia Infinito pero no el 38, NV 43 y 44V del 48 al 50, NV 49, a partir de aquí las 2 coles se hacen 1, V 51 y 52, NV 48, 53, 50 y 51 y V 53 hasta 55.

Aunque todo el mundo diga que el final desta historia es Secret Wars NO es así. La susodicha finaliza concluyentemente en el V 55 (44 EE.UU.). Hickman escribió en V la historia del conflicto entre Iron Man y el Capi, entre pragmatismo e idealismo, entre un tío que era muerte y otro que era vida, y esa termina en el mentado nº. Sólo hay que ver que ambos Vengatas no salen en el susodicho superevento. Y menos mal porque como Hickman los ha retratado como unos auténticos capullos ya no había ganas de seguir leyéndolos. SeW es la culminación de otra historia, una colateral y autónoma a las cansinas movidas de IM y el Capi y protagonizada por Doom, de nuevo sólo hay ver el superevento para comprobarlo. Hablaremos dello con más detalle en otro post, ahora basta decir que el fin de la susodicha lo cuenta Hickman en NV 52 y 54, Si lo quieres integrarla en el orden que se acaba de describir van después del NV 48 y se intercalan así: 52, 53 y 54.


Un pequeño suplicio ha representado la etapa de Hickman en V. Ya me lo pareció tras la lectura mensual, me reafirmo tras la relectura diaria. Hickman no hace un mal trabajo y además lo hace de forma profesional, que es algo que le falta a muchos guionistas de Marvel que han entrado en la editorial desde Bendis (este el 1º). PERO aunque acierta con los detalles, es coherente (algo que es muy difícil de hacer con una serie tan laaarga llena de injerencias editoriales, por eso estas cosas nunca son como en esta ocasión), es generosa (hacía años que un guionista no regalaba creaciones suyas a Marvel) y ambiciosa, falla en lo fundamental: no hay ni aventura, ni emoción, ni heroísmo, o sea, no hay épica, y sí mucho melodrama, onanismo (casi todo lo introducido por Hickman no aporta nada) y exceso. Así, la historia ni necesitaba tanta longitud ni tantos elementos ni una exposición tan liosa (el manierismo es tanto por ocultar la sencillez como por el narcisismo que caracteriza hoy a los guionistas).

El desenlace de la en realidad sencilla trama, toda ella es lineal y simple lo que pasa es que tiene mucha paja y no se da información necesaria hasta el final, ocurre tras un salto narrativo que para mi que fue maniobra editorial y no cosa pensada por Hickman con años de antelación. Marvel no podía editar el final de su más ambicioso proyecto deste siglo XXI a la vez que explotaba sin fortuna y calidad Axis, además sería tal la disonancia entre ese evento y esta historia que Internet estallaría. Así pues el V 48 ocurre 8 meses después que el nº anterior, un lapso de tiempo exagerado para todo lo que "ocurre" en él. Otro detalle que revela la artificialidad del salto temporal. Decisión empresarial. De todos modos algo así pasó con las originales SeW... A pesar de que para los illus un planeticidio ha sido bastante (el rollo este conspiracionista no vendrá de la idea de bombero o noventera de convertir a Batman en un tío con planes para acabar con todos los superhéroes DC?); todo no se ha ido a la mierda, y algo de pena nos surge por ello, porque ahora los supervillanos los han sustituido y, evidentemente, estos no tienen problemas con aniquilar planetas Tierra (ninguno, salvo Namor, es de allí). Esto es lo que tendría que haber pasado desde el principio porque lo otro, lo decidido por Breevort y Hickman, es herejía. En fin, los planeticidios de los supervillanos son con la aquiescencia de la ONU, que se ha enterado, el cómo es otra de las numerosas cosas de la historia que no se cuentan, del marrón y por ello ha decidido apoyarlos. Esto lleva a otra cosa difícil de aceptar, que ningún superhéroe haga algo. No es aceptable de ninguna manera porque eso convierte a TODOS los superhéroes Marvel en cómplices de planeticidioS. Como hoy Marvel no tiene ni pies ni cabeza, finjamos que sólo están los illus y los Vengatas, los listos y los héroes, tragar que el Capi respeta el deseo asesino de la ONU con su historial (desconocido por muchos lectores de Marvel actuales) sienta fatal, igual que el que se dedique a perseguir a los otros por pura venganza. Es por ser un viejo cachas? El Universo muriendo y la Tierra desbarrando y él se entretiene en mezquindades. Señal de que lo son es que varios Vengatas lo abandonan porque no quieren perseguir a otros superhéroes. O no: No queríamos saber nada de su causa... demasiado justa para estos tiempos (NV nº 26 EE.UU. 19.8) dice Viuda del Capi. Además, cómo se juzga los crímenes cometidos contra otro Universo? La Tierra Marvel tiene legislación sobre eso? Cuál sería el tribunal? Y otra, el Capi está a favor del secretismo de los illus así que en realidad es uno dellos. Ante tal desastre moral menos mal que estos, reducidos al club de los listos una vez expulsado Namor y desaparecido el dr. Extraño, totalmente angustiados por lo que han hecho, intentan acabar con los supervillanos. Aunque todo por interés, con eso pretenden y consiguen una tregua con el Capi, por venganza contra Namor y porque las choques universales por la Tierra van a parar por un tiempo así que el planeticidio dejará de ser necesario durante un rato, o sea, ahora es cuando se puede eliminar a los supervillanos porque ya no se les necesita. Rastrero. Triste el lugar a donde nos ha llevado Hickman.

En otra parte Thor e Hiperión han decidido internarse en la Nada (lo que queda tras las desapariciones de los universos), tal y como el Hiperión del futuro le dijo a su yo del pasado que hiciese, para buscar los responsables de la catástrofe multiversal. Por fin algo que harían unos superhéroes! Así se entiende que en esta historia esta trama sea secundaria, breve y totalmente desconectada tanto de la del enfrentamiento entre los illus y el Capi como de la de Doom. Una lástima.

Mientras ocurre todo eso POR FIN las sociedades más avanzadas del Universo Marvel se dan cuenta de la existencia del marrón. Hickman trata de justificarlo pero como siempre sin conseguirlo. Así, todos los imperios galácticos deciden ir y destruir la Tierra aun cuando el propio Gladiador se bastaría, en fin. Aquí uno se vuelve a preguntar por qué no se evacúa el planeta pues el problema no es la humanidad sino la Tierra. Los illus y los superhéroes ricachones tienen recursos suficientes para un éxodo semejante, IM se construye un martillo del Sol con contratistas shiar!, o sea un arma en vez de hacer algo constructivo. Pero imaginemos que eso no es así. Los imperios galácticos están en deuda con la Tierra por los lamentables sucesos de Infinito, así lo dicen, por lo que bien podrían ellos aportar un planeta como la Tierra y las naves necesarias para la evacuación planetaria. Esto habría sido lo lógico si las cosas estuviesen en orden en Marvel. El porqué no pasa eso no lo dice el listo de Hickman, y cuando esto suele pasar, cuando el autor de una historia normal no explica lo que en ella sucede, es porque no tiene una explicación. Ese suceso es por cojones. Esta historia contada en el siglo pasado habría sido así: se destruye la Tierra, se busca el origen del problema, se descubre, se va a por él, se le da una paliza y se revierte la situación. Es una historia más típica y conservadora, aunque jamás los superhéroes Marvel han destruido su planeta, que la de Hickman, pero también más lógica y respetuosa y con las mismas oportunidades de ser épica y espectacular. Además esto más misterioso resulta cuando ocurre que una Vengadora es la Capitán Universo (un personaje que desaparece porque sí en el nº 40 Panini una vez ha sido usada por Hickman, que reaparece brevemente para nada en el último nº de la historia), la DIOSA está del lado terrestre! En fin, el tema se ve que era para hacer un preapoteósico final, una especie de funeral vikingo para el par de imbéciles que, gracias a Hickman, son el Capi y el IM. Todo el Universo contra la Tierra... Hubiera sido un final digno para una historia que no fuese una estupidez. Y si no lo fuera aún sería totalmente anticlimático ya que luego viene la última incursión y SeW. Un error de principiante es acumular acontecimientos espectaculares ya que al apelmazarse pierden su singularidad.


Pero lo peor de esto último es el que Hickman vuelve a dejar de lado otro gran momento que podría haber redimido su parida. El guionista nunca pierde la oportunidad de perder una oportunidad. Antes desto, cuando los illus se resignan y entonces creen que van a morir junto a la Tierra en la siguiente incursión tras el planeticidio, el dr. Extraño se pira de la Tierra! No está dispuesto a sacrificarse comos los otros y además abandona a toda su gente, y se une a los Sacerdotes Negros (Hickman dice que son como una reacción inmunológica del Multiverso para combatir el FIN pero pa mi que son otros superadaptoides, esos cascos ciclópeos, esas pintuquis rarunas...), bueno se hace el jefe dellos, y entonces sigue con los planeticidios (será esta la razón de su destino en SeW?), pero seleccionados ya que no tratan de salvar la Tierra Marvel principal sino lo que queda del Multiverso, mientras buscan al que creen responsable del marrón. Esta historia mereció haberse contado en vez de la oficial aunque incluya tonterías made in Hickman como que todos los Sacerdotes Negros con su jefe se metan en un lugar desconocido sin tomar ninguna precaución, como si fuesen turistas japoneses... porque en ella el dr. Extraño muestra que es el personaje más interesante de todos. Otra gran historia que queda fuera es el periplo de Hank Pym, que además de haber sido una odisea digna de cantarse, es el que responde a muchas preguntas así que es el que nos permite enterarnos, al fin, del percal al posibilitarnos el atar cabos.

Así pues no importan la profesionalidad, el trabajo, la generosidad, la ambición y el empeño por explicar todo y ser coherente de Hickman, esa última cosa no la consigue por culpa de Marvel, por ella quedan muchas cosas truncadas como el mensaje de la Ultrón-Viuda a IM (que al final la Viuda se entreviste con él pero no le diga nada creo que deja claro que tuvo que retocar la historia para amoldarse al voluble deseo de Marvel) o ignotas, cuál es el suceso que destruyó uno de los Universos precipitándolo todo? Qué es eso que suelta humo púrpura que convirtió a algunas cisnes negras en heréticas?.., pues ha escrito un churro. Violando el género, pasándose tanto de melodramático como de narcisista y, lo más grave, dejándose lo interesante fuera, este guionista ha estropeado una historia que fácilmente habría sido la más grande saga de Los Vengadores de haberse escrito con sencillez, humildad y prudencia.

...Al margen de un dibujo malo y sexista... Había cosas que no les estaba permitido ver. La faz de Rabum Alal. La gloria de la resurrección que viene. /Pero algunas se atrevieron a preguntar... Se atrevieron a saber... /Y, sabiendo, se marcharon de mi templo y buscaron un camino diferente. Sin saberlo el mismo que los todopoderosos: la prematura muerte de todo. Viñeta 1: las cisnes negras heréticas a punto de serlo (posiblemente la de la dcha. es la interlocutora de los illus), Viñeta 2: las cisnes negras ya son heréticas al haberles disgustado lo que han visto. El QUÉ hideputa! Viñeta 3: una cisne negra (la misma que la de la 1ª viñeta y la misma que la interlocutora?) petándose una Tierra. Esa destrucción es el suceso que provocó el proceso de muerte prematura del todo? Puto Hickman, no habla claro ni al final.

8.2.16

Camino a Secret Wars: Vengadores planeticidas


La historia que Marvel ha querido que cuente Hickman se ha desarrollado en Los Nuevos Vengadores y Los Vengadores no como tramas paralelas que acaban confluyendo, sino como tramas complementarias que de vez en cuando se cruzan que parten de un mismo punto y tienen el mismo final. Gracias a eso mi plan inicial de despreciar a NV salió bien. No obstante, igual que tuve que pillar los 6 1º nº de esa cole, tuve que pillar los nº 19, 20 y 21 EE.UU. porque aunque no son imprescindibles ayudan a entender mejor la historia, que de tanta paja, longitud y fragmentación resulta un tanto ininteligible. En fin, esos nº de NV son claves, así que dellos va esto.

Descarté esa cole desde antes del principio, como ya he dicho, porque los illuminati no me gustaban. En mi opinión no encajan en lo superheroico, entendido este como un código ético filántropo y sacrificado concreto. No me di cuenta de que Bendis no veía, con toda la razón del mundo, a los illus como superhéroes. Quién me ha hecho verlo ha sido Hickman. Los illus son empresarios, científicos narcisistas, activistas de su propia causa, políticos y un hechicero, o sea, ningún superhéroe. Ninguno es un protector de los oprimidos ni ha jurado dedicar su existencia a los más necesitados como es y como hizo el primigenio Superman. Son todos gente con su propia agenda. Gente que no tiene ningún compromiso con la humanidad entera sino que lo tiene con intereses personales, racistas o nacionales. Así, el superhéroe con vocación universal, que fue una de los productos de la Segunda Guerra Mundial aunque no cuajó hasta los 60 y que se ha mantenido con sus más y sus menos hasta ayer, no aparece en este volumen de NV. No había sido así hasta ahora a pesar de que Bendis había sugerido que los illus no eran tal porque los guionistas que los habían tratado antes que él aplicaron el esquema superheorico sin contemplaciones. Sin mirar a quien se lo ponían. Por eso lo 1º que hace Hickman en NV es aclarar a los despistados que los illus no son superhéroes mostrando como se follan a la mente del Capi. Así establece un punto de ruptura con las convenciones superheroicas con la pretensión de que eso le sirva a Marvel y a él de justificación para escribir una historia no superheroica, como si así no estuviesen abusando de su poder. Marvel publica superhéroes y los illus son "superhéroes", eso no se puede cambiar de la noche a la mañana.


En fin, una vez dejado claro que aquellos no son superhéroes, el camino hasta estos nº estaba libre. Lo curioso es que para narrar esta violación del género Hickman ha seguido las reglas del mismo. Es decir, ha "justificado moralmente" los acontecimientos. En estos episodios se narra cómo los illus cometen un planeticidio. Cómo destruyen un planeta con todos sus habitantes dentro sólo porque es otro planeta. Para justificarlo Hickman 1º impuso que era una situación sin salida, en el mundo de Marvel lleno de fantatecnología y magia no había ninguna manera de salvar 2 Tierras Marvel, pero eso es hacer trampas porque la ficción es imaginación y esta no tiene límites, sobre todo cuando es la unilateral de un autor. Además la supervivencia deja de ser excusa cuando se habla de masacres. La moral no tiene qué ver con la supervivencia porque esta no admite el sacrifico y la otra sí. 2º, tras mostrar varias Tierras Marvel como deben de ser, es decir, versiones alternativas de la principal, aquí nos mete una bastante diferente. Los illus no se enfrentan a versiones suyas sino a otros superhéroes poniendo así fácil ese planeticidio porque dese modo no parece que están asesinando a los Richards, a los atlantes, a los wakandas, a los mutantes, etc. de otro universo. 3º, insinúa que los antagonistas de turno son planeticidas, es decir, se merecen su final. Se cuenta que han salvado su planeta de las incursiones 3 veces, pero sólo se nos detallan 2 porque de la otra no quieren hablar... El que no quiera entender que no entienda. Y 4º, cómo no quería comerse el marrón de hacer a todos los illus planeticidas intenta exculparlos a pesar de quel botón se ha apretado. Son culpables porque aunque no son planeticidas son cómplices: 1º se pasan el detonador como si fuese un canuto y luego dejan marchar al planeticida (en el nº 22 EE.UU.). Una decisión que deja claro que están de acuerdo con él aunque no estén tan desquiciados como él. Por eso el intento de Hickman de salvar a los illus se queda en eso. Da igual que al igual que el Capi actúa por ideales, mr. Fantástico por su familia, los reyes por sus súbditos y Bestia por su especie. Se olvida de Banner, aunque el que renuncie a salvarse de la destrucción pudiendo hacerlo... Sorprendentemente esta defensa no llega a Iron Man. Él es culpable. Lo prueba que muere (a manos de su Némesis). Para hacerlo tragable Marvel le hizo malo (Iron Man Superior) y Hickman dice que todo lo hizo por la humanidad. La arbitraria diferencia que sólo convierte a Stark en culpable es que sabía que el Final era inevitable mientras que los demás no perdieron la esperanza, así que todo lo hacían con buenos sentimientos. Es asqueroso como Marvel y Hickman olvidan que estos no son tales si llevan a matar. Cuando se pone a alguien en una situación [de derrota] de lo que se trata es de descubrir en qué punto se rompe y por qué. Iron Man [...] ha tomado un montón de decisiones terribles. No creo que eso signifique ser malo a pesar de todo. Es sólo que estaba equivocado. Defectuoso. Roto. Es el patético intento de Hickman para decir que Iron Man es culpable pero no malo para que, diferenciando diferenciando, los illus no sean ni malos ni culpables. Lamentable. Estoy seguro de que a ningún nazi le habrían permitido excusarse de sus crímenes cometidos entre 1943 y 1945 diciendo que es que estaba equivocado, defectuoso, roto. Hickman trata de decir que no era malo pero el que comete crímenes es malvado. El Infierno está empedrado... El planeticida es Namor. Él es el ejecutor como estaba cantado pues al ser el más perturbado había llegado a creerse la paridas de Hickman. Está a salvo igual que sus compas a pesar de ser planeticida reincidente? Igual sí ya que desde su perspectiva destruir una Tierra Marvel CON sus habitantes salva al resto de ese Universo (NV nº 24 EE.UU. 5.2), cosa que es cierta... lo malo que no es autosacrificio sino masacre, y esos buenos sentimientos parece que le valen a Hickman (y a Marvel). Saldremos de dudas en el último nº de Secret Wars. Así, de momento el único que ha pagado por obrar mal además de Iron Man ha sido el dr. Extraño. Su destino en esa maxiserie no sería tal si aquí no hubiese hecho una villanía. Aunque visto lo visto su acto condenatorio ha sido vender el alma al Diablo lovecraftiano, cosa que se ve en estos nº, no el planeticidio. O quizás la diferencia entre él y Namor sea que él abandona su Universo mientras que el rey se queda a proteger su Tierra. De todos modos los buenos propósitos no han salvado a IM.

Estos hechos seguramente son por los que Ojo de Halcón viejo trata de apalizar a Iron Man en la 1ª parada del viaje hacia el futuro del Capi (V nº 30 EE.UU.). Allí, mientras le pega, le acusa de unos hechos terribles que no detalla y le conmina a volver para evitarlos aunque no cree que lo haga. El planeticidio y la subsiguiente guerra civil entre Vengadores es seguramente, Hickman no lo aclara, a lo que se refiere old man OH.


Por qué Hickman, con los aplausos de Marvel, ha violado a los Vengadores? Quitando el hecho de que para su empresa venden insuficiente y por tanto han caído en desgracia perdiendo con ello los privilegios que les protegían de ideas de bombero (Thor sin su nombre y martillo, Capi viejo, Stark villano...), es porque, en mi opinión, el guionista ha querido versionar el Proyecto Manhattan. Los proyectos Mahattan es una interesante serie mucho mejor que estas V y NV, que Hickman ha estado escribiendo a la vez que aquellas. En ella narra con fantasía como los científicos más brillantes del mundo tras la Segunda Guerra Mundial siguen atrapados por la guerra, es decir, obligados a construir en secreto armas poderosísimas para el gobierno de EE.UU. Esto de Marvel es un poco lo mismo. Hickman ha puesto a los científicos del Universo Marvel en la tesitura de ir contra su ciencia para construir armas capaces de destruir planetas y así hablar de Oppenheimer y demás a través de Richards y demás, un tema que se ve que le obsesiona.

Las formas de vida superiores se adaptan y sobreviven [...] Eres el humano más avanzado de la Historia de tu planeta. Era de esperar que también te convirtieras en su asesino más competente (V nº 41 EE.UU: 6.1). Esta frase, cuyo subrayado es mío, es la base de mi hipótesis. Un poco tarde pero estoy seguro de que hay pistas anteriores, pero no me voy a volver a leer la historia esta para comprobarlo. Esta frase dice que la supervivencia no la da la fuerza sino la inteligencia. Lo que me lleva a: los humanos son animales astutos que aprendieron a hacer herramientas que ahora amenazan a todo porque se han enseñado a ser peligrosos (V nº 1 EE.UU: 10.3). Así, para vivir hay que matar y eso lo hacen mejor los listos. Por eso es Stark el prota desta historia. La diferencia de los illus con el Proyecto Manhattan es que aquellos crean armas planeticidas de motu proprio. Desto va el principio de NV. Pero al igual que en la Historia los científicos no estaban solos, había políticos, que fueron los que tomaron las decisiones, y militares, aquí también hay políticos. Namor, Pantera Negra y Rayo Negro, la mitad de los illus originales, son ante todo políticos, reyes practicantes. Quizás porque Pantera Negra es también científico es el más escrupuloso de los 3. Estás acostumbrada a tratar con héroes... pero no tienes mucha experiencia con reyes [...] No se puede pensar de ellos que son personas normales, ni siquiera que se comportan como humanos [...] Son más grandes, mucho más... Existen por encima de otros hombres porque nacieron así... Su autoridad empezó en la cuna, sabes? Su mismísima moralidad es diferente a la que estás acostumbrada. La gente -su pueblo- espera de ellos que ejerzan la violencia para que aseguren cierto grado de paz y seguridad. Como de los dioses, espera que asesinen para que pueda dormir tranquila al pensar que está a salvo. Curiosamente a pesar de eso, a pesar de ser mucho más que un humano cualquiera y la gente de este resultante, los reyes están sometidos al egoísmo típico de las masas, aquel que no se para ante el genocidio si creen que su bienestar depende del exterminio de otros. La existencia deste lo prueban tanto los profetas israelitas veterotestamentarios como los líderes fascistas y nazis. La visión nacionalista y paternalista del poder de Hickman, que es lo que subyace bajo esto, no le pinta como un tipo progresista.

Así, para entender la historia que preludia SeW, es necesario leer estos nº. Unos episodios históricos como suele ser habitual en Marvel desde los 80 del siglo XX no por su calidad o por su pionerismo sino porque son raros. Nunca salvo en estos nº los superhéroes serán genocidas porque el género no puede seguir siendo tal con ese tipo de actos. Como se puede ver la vía de Hickman es una vía muerta. Esto no ha servido para que el mainstream sea más adulto o menos idealista pues todo lo que sigue a SeW trata de volver a ser positivo y alegre para poder atraer a chavales. Marvel no puede dejar de producir entretenimiento blanco por lo que esto es una luctuosa chorrada y un absurda medida empresarial. Nos la hemos tenido que comer a pesar de que era una injusticia porque no era necesario, que el género esté en crisis no justifica todo. Y lo menos justificable de todo es que los superhéroes sean genocidas porque desde Hitler y Stalin los supervillanos se han cortado por ese patrón. Así que sólo se debería haber hecho si se iba a hacer bien, como hizo DC: Watchmen.

5.2.16

Cosas que no verás en castellano: Michael Moorcock´s Elric: The Balanze lost


Sí. Sí. Esto lo publicó Panini. Listillos. PERO NO completo. Es una maxiserie, o sea, una miniserie de 12 nº (jerga del siglo pasado), que se recopiló en 3 tomos. En castellano falta el último. Por ventas o por temas de dchos., sólo lo sabe Panini ya que España es un estado donde los responsables jamás tienen que dar explicaciones. Así que la cosa se quedó colgada en el cada vez más lejano 2013, como todo el que pilló los tomos en castellano sabe. Debido a que las cosas en mi palacio van despacio no fue hasta las Navidades pasadas que me hice con el tomo que (me) faltaba...


El guionista de la maxiserie es C. Roberson, un  escritor que parece que ahora fundamentalmente lo es de cómics, faceta por la que le conocemos por aquí (pero yo de lo suyo sólo he leído esto), que además es fan de Moorcock. Su trabajo en esta maxiserie es mediocre a pesar de empezar bastante bien. Quizás le perjudicó el conocer y venerar la obra del escritor inglés, prácticamente desconocida en España en particular y en el mundo castellano hablante en general a pesar de la importancia que tiene en la Fantasía y la CF anglosajona, pero la mediocre calidad literaria y el vanguardismo se pagan. Su guión se inspira en la novela de Elric Marinero de los Mares del Destino y en la trilogía The Second Ether y está protagonizada por el Campeón Eterno de forma que el protagonismo del melniboneano (hace años que no escribía esta palabra...), aunque es el que más sale, no es muy superior al de Hawkmoon, al de Corum y al de Eric Beck (la personalidad del Campeón inventada por Roberson). Tampoco es más decisivo que estos. La historia comienza siendo 4 tramas paralelas (creo que la de Elric se situaría después de La Torre Evanescente y antes de "El rescate de Tanelorn", la de Hawkmoon después del ciclo del Runestaff y la de Corum al final de sus novelas), después se reduce a 2 y luego a 1. Al principio es interesante porque es dinámica y misteriosa, pero cuando casi todo está aclarado y los protas se han reunido se atasca. C. Roberson no la planificó bien así que el último tomo es bastante rollo, casi no es grave el que no se haya publicado en castellano a pesar de que deja el relato inconcluso, porque no tiene mucho que contar así que la acción se ralentiza y el desarrollo se densifica con explicaciones innecesarias y escenas paja. Además la escala cósmica acabó superando al guionista. Por tanto la cosa queda torpe y deslabazada. Seguramente el entusiasmo le jugó una mala pasada a C. Roberson. Una pena porque es de los escasos cómics de Elric que no es una adaptación literaria, aunque nada nuevo aporta al melniboneano  o al Multiverso de Moorcock.

F. Biagini es el dibujante. Hace un buen trabajo con un dibujo sintético y limpio pero al final acaba aplastado por el desbordamiento del guión y porque se ocupa de lápiz y tinta. Biagini es limitado en la narrativa (aunque puede que C. Roberson no le dejase muchas opciones), así que sus páginas son monótonas y convencionales, y sólo se ocupa de los fondos cuando es estrictamente necesario, pero es un dibujante competente, como es europeo aporta unas referencias culturales que enriquecen la Fantasía que normalmente es pobre en el cómic estadounidense (salvo la dibujada por P. C. Russell), sólo hay que comparar a J. Buscema con BWS, y tiene un talento natural para dibujar monstruos. Seguro que esto fue lo que le dio el puesto pues la historia está plagada de seres caóticos. Así pues se defiende bien y hace vistoso el guión, hasta que este empieza flojear y a irse de madre y él a cansarse, tanto bicho caótico se paga, por lo que el final resulta deslucido. La escala cósmica superó a guionista y a dibujante aunque Biagini tiene excusa: el escenario final es una planicie desierta y el tamaño comic book es pequeño para lo cósmico. 

Por tanto The Balanze lost es ambicioso por su escala, original porque ni ocurre en los Reinos Jóvenes (ni aparecen), ni Elric es el prota, ni adapta un texto de Moorcock, lo más habitual, y es respetuoso con y conocedor del material literario en que se basa que, a pesar de empezar bien, termina mal porque intentó abarcar más de lo que podía. No cayó en que hay cosas que la literatura puede pero el Cómic no (y viceversa). Su principal fallo es culpa de C. Roberson pues es evidente que no pensó en la plasmabilidad de su historia. No obstante queda un relato diferente con unos seres caóticos bien repulsivos que en calidad no es diferente a los restantes cómics de Elric de Melniboné. 

Para finalizar unas palabras sobre los mencionados (información de las ediciones españolas aquí). El melniboneano tiene una buena relación con los cómics. Desde los 60 del siglo XX sale en ellos, si bien su época dorada fueron los ya lejanos 80 de aquella centuria. Fundamentalmente son adaptaciones de las novelas. Aunque los anglosajones lo ignoran, el 1º cómic lo publicó en Francia Druillet en 1968. Elric le nécromacien (Elric: The return to Melnibone) es más un relato ilustrado chulamente en B&N que un cómic y adapta el comienzo de "La Ciudad que Sueña", fue reeditado en 1971 con una página más. El siguiente cómic es material original y es una incursión de Elric en el mundo hibóreo de Marvel en la serie a color Conan el Bárbaro, aquí se ha editado varias veces. Después viene un fanzine más que un cómic que una tienda de cómics de EE.UU. editó en 1973, un año después que lo anterior, que adapta con permiso y en B&N el relato "La Ciudad que Sueña" con el título de The fall of The Dreaming City. Lo siguiente vino en 1976. La revista de cómics Star reach en su nº 6 publicó una historieta corta original en B&N titulada The prisoner of Pan Tang. Es obra de unos tales E. Kimball y B. Gould, que lo dibuja muy influido por BWS. A eso le sigue una adaptación en color de Elric de Melniboné, más relato ilustrado que cómic, a cargo del mismo Moorcock y F. Brunner que se editó en 1979 en los nº 5 y 7 de la legendaria revista de cómics Heavy Metal y nunca más (Moorcock con un Chaykin muy europeo también en ese año publicó un cómic: The swords of Heaven, the flowers of Hell ambientada en algún lugar del Multiverso en la editorial de la revista, aquí lo publicó Toutain en los nº del 4 al 7 de su revista Ilustración + Comix Internacional). A esto le siguió en 1980 otra adaptación en color de "La Ciudad que Sueña" a cargo de R. Thomas y P. C. Russell que fue serializada en la revista de cómics Epic Illustrated de Marvel pero debido a su éxito se terminó como novela gráfica (término que en aquella época quería decir versión estadounidense de álbum europeo) en 1982, La ciudad de los sueños. Su éxito llevó a que se continuase pasando así esos autores al siguiente relato en While the gods laugh, proyecto que se abortó por algún motivo pero continuó en editoriales independientes (en 1983 en Pacific Comics y luego, tras su quiebra, en Eclipse Comics a partir de 1985). Así se adaptaron todas las novelas, supongo que aprovechando lo hecho por Thomas y Russell en Marvel, de las que aquí se publicaron las 2 1ª adaptaciones y ahora se acaba de empezar a hacerlo de nuevo de forma mu cara, menos la última porque Eclipse se fue al garete, así que hubo que esperar hasta 1996 para que fuese adaptada por P. C. Russell. Esta adaptación se publicó aquí 1º en grapa y luego en tomo. En el siguiente año DC pilló a Elric y acto seguido publicó una maxiserie (no sé si había intención de más pero el caso es que son 12 nº), Michael Moorcock´s Multiverse, que son relatos de las diferentes encarnaciones del Campeón Eterno, lógicamente entrellas la de Elric, que estuvo a punto de ser editada aquí, y ya en el siglo XXI una miniserie que es una historia original de Elric que se sitúa antes de Elric de Melniboné escrita por Moorcock y dibujada por W. Simonson, aquí se publicó en un tomo pequeño. Después viene esta maxiserie y finalmente una adaptación francesa en curso, también se está publicando aquí, de las 1º novelas que es mediocre aunque moderniza el aspecto visual del asunto. Así está el tema. Ojalá se recuperase lo de Druillet y lo que no son adaptaciones, ya tenemos las novelas, y el cómic a la europea de Moorcock y Chaykin pues tiene buena pinta. 

3.2.16

Camino a las Secret Wars: Vengadores II


Tras un comienzo larguísimo Hickman&Marvel por fin pasan al nudo. Si aquel se caracterizó por la ausencia de uno de los bandos, Iron Man, este comienza cuando los 2 bandos vuelven a estar presentes. Pero la chispa que llevará al desenlace no se produce por roce sino por una maniobra editorial. Por desgracia no es raro. Iron Man le hizo algo al Capi pero este no lo sabía y tanto Hickman como su supervisor, Breevort, sabían que el militar lo iba a acabar sabiendo, pero esto no ocurrió siguiendo, como han reconocido el 2º, la historia, sino porque tocaba el nuevo megacrossover editorial: Pecado Original (terrible porque al final resulta que Furia, el viejo, el clásico, el original, era más listo y poderoso que todos los supers juntos). Menos mal que pegaba con cola con lo que estaba escribiendo Hickman al dictado de Marvel. Así es como se hizo la revelación, y entonces el conflicto entre Iron Man y el Capi volvió a estallar. Desde la nefasta Civil War la rivalidad entrambos ha sido el motor de Marvel.

El Capi a Iron Man: ahora te voy a dar una dolorosa paliza. Para mi aquí es donde esta historia se va a la mierda porque esta ni es forma de comportarse ni de solucionar el problema que hay entrellos.

Pero como estamos en el siglo XXI y escribe Hickman todo este tema no es cuestión de un par de grapas, sino de un largo arco argumental entretenido, pero si te pones a pensar en él malo. Se tocará esto último más adelante, ahora vamos a hablar de lo que cuenta porque es muy importante para entender la trama.

El Multiverso Marvel está muriéndose irremediablamente por sus Tierras. A pesar deso los superhéroes más listos de la Tierra Marvel principal intentan evitarlo en vez de resignarse, reconciliarse con el mundo y esperar alegremente una muerte que iba a venir de todas formas, que es lo que haría un oriental. Pero no luchan en vano solos. El Tiempo en Marvel ahora no es lineal sino simultáneo y por lo tanto todo ocurre o está ocurriendo a la vez. No hay paradoja. Todo el Tiempo existe en un solo instante (V nº 34 EE.UU. 11.2). Por eso aunque el mundo se acabe en el presente hay futuro. Así, desde allí también están intentando arreglar el tema. No personalmente sino ayudando a los Vengadores de ntro. presente. Para ello han creado un bucle en el Tiempo que permite probar todos las formas que  se les ocurren a los Illuminati para volver a poner el Fin en su lugar original. El tema es que ninguna da resultado y por ello deciden traerse al Capi allí. De ahí que la gema del Tiempo fuese la única del Infinito que no se rompiese. El amo del Tiempo, Inmortus, se ocupó dello (supongo). Pero para rellenar o para que Hickman se diese un capricho el viaje temporal tiene escalas que en general no aportan nada a la trama principal (cómo la Ultrón-Viuda justifica ante Ultrón-Odín su entrevista con la Viuda ya que sólo necesitaban al Capi?), y encima asegura que el Thor del futuro será indigno, aunque recuperará su brazo perdido. En el último futuro está el último Vengador: Iron Lad junto con sus otros yos: Inmortus y Kang. Por qué? Pues porque gracias al heroísmo de los Vengadores en Infinito el supergrupo se expandió universalmente de tal modo que se convirtió en una constante temporal. Esa era la razón de esos mundos de Vengadores que acabaron en nada editorialmente (vale; por el momento). La trinidad le dice al Capi que no hay manera de salvar el Multiverso de una forma heroica, es decir, idealista, es decir, como él quiere, es decir, según los valores superheroicos clásicos: sin matar a nadie, así que hay que dejar a los Illuminati hacer. Por eso le han traído al futuro. Para retenerlo para que estos puedan seguir con sus movidas. El Capi escapa-vuelve. No va a dejar que Iron Man se salga con la suya. Back to the pastEstás preparado para matar al Capitán América? [...] Creo que es lo único que le detendría (NV vol. I nº 24 EE.UU. 18.6) es lo que escribió Bendis a El Vigía para que se lo dijese a Iron Man en plena Civil War (cada día que pasa peor es). Al final uno no sabe si el Capi es cabezón o rencoroso. Seguramente las 2 cosas, es estadounidense. Por el camino hacía el último futuro una de las luminarias del Universo Marvel, el Ojo de Halcón viejo, que debido al bucle y su buen rollo con el abanderado sabía del percal, sugirió al Capi una solución al marrón que a este le parece aceptable: acabar con Iron Man. El tema es que lo que Stark hará-hizo es monstruoso. Lo veremos en otro post. O sea, si la salvación heroica no sirve y no se puede contemplar la destrucción de otras Tierras, entonces la solución es: ... petarse al latas. Olé Hickman. Lo curioso es que parece que no existen los Illuminati sino sólo Iron Man. Desta manera se rompe el bucle.

Dibujantes. Como en la entrada anterior paso de comentar nada de este elemento de la historia al ser absolutamente mediocre. Aunque parte de la culpa la tienen Marvel por no dar tiempo suficiente para dibujar y no buscar a gente buena y Hickman por no inventarse cosas chulas y espectaculares.

Lo malo de esta historia de viaje al futuro es que no es una aventura, es un dictado. No es narrativa, es expositiva. Su propósito es explicarnos lo que está pasando a través del Capi. Esto nos retrotrae al especial Illuminati preCivil War. En él (28.1) Bendis hace a Stark autodenominarse visionario (futurist pero el traductor de Panini le pareció tan raro que decidió traducirlo por un estúpido: pienso en el futuro). Futurist en inglés quiere decir, además de artista del futurismo, futurólogo y visionario.  El 1º es alguien que basa sus predicciones en tendencias y el 2º es un vidente, que no es un adivino o profeta sino alguien que ve el futuro, literal, así pues su conocimiento de lo porvenir no es racional-indirecto sino sensorial-directo. Por eso tampoco es en castellano un futurista ya que este es el que especula sobre el futuro sin base científica. La forma en la que mi mente trabaja, la forma en la que mente de Reed trabaja... Podemos intuir el futuro. Eso es por lo que ambos hemos tenido tanto éxito como inventores. Sabemos lo que la gente necesitará antes de que la gente ni siquiera sepa que lo va a necesitar. Continúa Stark en la misma viñeta de la grapa mencionada. Curioso que un inventor de armas y un inventor que jamás ha dado uno de sus inventos a la sociedad inventen cosas para la gente, Stark sabía qué arma necesitaba el EE.UU. marvelita antes que su ejército? Qué ha inventado Reed que use la humanidad marvelita? No nos distraigamos. Bendis dice intuir (intuit) así que estamos ante un visionario y no un futurólogo aunque él piensa que son los mismo, pero es que es idiota: cree que antisistema y contrasistema (misma grapa 5.3) significan distinto cuando no es así, es que anti viene del griego y contra del latín. Él quiso decir parasistema. Lo retomo. Pese a que ser un visionario no tiene qué ver con la ciencia, ninguna predicción científica es más que una hipótesis porque algo científico es algo en entredicho o provisional, Marvel se lo adjudicó a Iron Man y este se lo creyó. Las burlas de Slott en su Hulka sobre el tema no importaron. Veo lo que se avecina (V nº 24 EE.UU. 14.5), a pesar de todo Hickman aborda la ciencia como algo numinoso o mágico. Por eso todos los científicos que escribe son visionarios. Oigamos a Banner: Mi punto de vista era erróneo [...] No podía ver la totalidad... -A veces este don nuestro ... es una carga  es la respuesta lógica de Iron Man a eso (V nº 28 EE.UU. 10.5 y 11.1). La ciencia no es un don porque sino no habría que estudiar, investigar y experimentar. Sí lo es la videncia. Pero estamos ante lo que dijo A. C. Clarke: la ciencia avanzada es magia para el ignorante, sólo que aquí también se lo creen los propios científicos (guionistas). En fin, que si Iron Man es un visionario entonces el Capi es un ciego. Lo curioso es que los visionarios míticos eran ciegos: Tiresias y Homero. Tal como ha planteado Hickman la historia los que saben qué está pasando son los Illuminati, los listos de la Tierra más algunos reyes, mientras que el Capi y lo suyos no saben nada. Hickman relaciona la visión con el conocimiento y este con la angustia por un lado, y por el otro la ceguera con la ignorancia y esta con la esperanza. Así pues, el nudo sirve para equilibrar las cosas. El Capi necesita iluminación porque aquí estamos hablando de visiones, no de llegar racionalmente a conclusiones ciertas dentro de la normalidad. Por eso descubre lo que le ha hecho Iron Man soñando, la principal forma por la que los visionarios reciben sus visiones. Al igual que iluminaron a Iron Man, recordemos que este no se enteró del Fin por sí mismo sino que le cayó encima, alguien tenía que iluminar al Capi. Todo esto de las visiones desgarra a los Illuminati listos porque como hombres de ciencia no pueden aceptarlas. Así que en esto se vuelve a ver el tema religioso de la obra de Hickman: la incapacidad occidental actual para lo religioso debido a la potencia de lo científico. De todos modos seguramente esto de los visionarios se deba en parte a que hoy el mainstream funciona por el futuro, o sea, por el hype. Por descreimiento/cinismo, por impaciencia y por incapacidad asumida para ofrecer calidad los guionistas de Marvel se ven obligados a revelar lo que pasará para que el personal se quede a verlo. Es el mismo principio de los trailers estadounidenses. Por ejemplo en la mencionada grapa Illuminati Namor (pre)dice: Banner volverá de donde le mandéis! (NV: I EE.UU. 22.3). Antes de que empezase Planeta Hulk ya nos habían contado el final (que por otro lado sabíamos). Por eso Iron Man recibe una revelación también. Como a pesar de que todo está predeterminado nada se puede predecir, del futuro vienen a advertirle de lo que (le) va a pasar: le van a descubrir y van a ir a por él, lo cual quizás encaja con la misteriosa 6ª viñeta de la que se habló en el anterior post.


Así, la historia es totalmente lineal. Al estar predeterminada no hay incertidumbre y por eso se pueden tener visiones. Tenerlas y que no sean ciertas es de locos, no de visionarios. El problema desto es que aunque el viaje es entretenido, está todo encarrilado: Hickman ha dejado fuera el suspense y la emoción así que la cosa es tan emocionante como escuchar una conferencia. Uno expone, el otro escucha. Hay un episodio de la estupenda serie de tv Hércules, no recuerdo cuál, en el que una adivina intenta sacarle algo de dinero al hijo de Alcmene y este le dice para quitársela de encima: prefiero llevarme la sorpresa. Se me ha quedado grabado porque ejemplifica una actitud vital heroica, no de avaricioso. Sorpresa es lo que le falta a la historia de Hickman. Se sabe el final desde el principio. Es cierto que Marvel tardó en reconocer que iba a colapsar su universo, pero ya en el principio del nudo quedó claro que todo iba a terminar y antes de hacerlo ya sabíamos todos lo que iba haber a continuación. Como el capitalismo vive de futuros, un negocio no puede dejar al futuro en la incógnita porque entonces pierde dinero. El motor dese sistema no es el riesgo sino la avaricia, y el avaricioso es cobarde por definición. Esto es una de las razones que ha hecho a la posmodernidad rescatar el fatalismo (una idea premoderna y por eso la tiene el nazismo y el comunismo por ejemplo) a pesar de ser antidemocrática: si hay libertad todo puede pasar. La versión cristina es la Providencia. Así Iron Man responde ante un reproche: volvería a hacerlo (V nº 29 EE.UU. 22.3) y Franklin Richards le dice al Capi: Deberías ignorarlo. Pero no lo harás. [...] Eres quién eres (V nº 32 EE.UU. 16.4). Los personajes no pueden cambiar porque están en un Universo predeterminado. Esto es lo que diferencia esta historia de la tragedia griega, el mejor tratamiento que ha dado Occidente al fatalismo. Para los antiguos griegos la caída no se podía evitar cuando era una decisión divina ya que uno era humano, en Hickman no hay dioses y por ello el fatalismo no es una decisión divina, es algo cósmico. En fin, que entonces como ese guionista se ha cargado 1º las reglas del género al no dejar a los superhéroes salida y luego el suspense al hacer del tema un asunto de determinismo, esta historia queda muy gris porque hay que añadir que Hickman nunca se ocupa de los personajes y que la cosa es más larga que un día sin pan. Es cierto que consigue ser interesante y mantener el misterio, pero lo 1º también se puede decir de un documental o una peli gafapasta y pronto queda claro que los misterios no son más que detalles, mero entretenimiento pues no pertenecen a la médula de la historia. Así, este relato de Los Vengadores no es superheroico y sólo se puede leer una vez.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog