Ir al contenido principal

Critiquita 398: Kull: El Valle de las Sombras, A. Zelenetz y T. DeZuñiga, forum 1996


Zelenetz fue un guionista que estuvo en Marvel durante los 80. Procedía del mundo académico y escribió para la editorial fundamentalmente comics de Fantasía. Obras populares suyas son El estandarte del cuervo y Alien Legión pero sus mejores obras son las que tienen como protas a reyes bárbaros. Su Conan rey es muy interesante pero desgraciadamente está incompleto (yo especulo que fue su interés por hacer algo adulto lo que le hizo marcharse de Marvel ya que esta había decidido volver a ser infantil) y su Kull es muy celebrado, no he podido leerlo entero pero lo que sí es bueno aunque juega a su favor que sus guiones están plasmados por dibujos excepcionales. Aquel es el prota de El Valle de las Sombras, "novela gráfica" que supone el fin de la época dorada de la Espada y Brujería en los comics.


La historia es sencilla pero está contada de forma sofisticada y habilidosa y es trascendente. Kull yace moribundo y, mientras combate a la muerte, sus cortesanos más cercanos cuentan cada uno un breve relato en la que nos comunican su admiración por el rey y qué significa para ellos que, si se juntan, forman una biografía. Para el picto Brule es un guerrero temible, para el noble atlante Bora es un hombre excelente, para el poeta Ridondo es el rey que acabó con la decadencia y para el sabio racionalista y ateo Tu es un místico. De esta manera sencilla, con 4 cuentos, Zelenetz retrata al complejo héroe howardiano, violento, olímpico, honorable y melancólico sin saber muy bien por qué, que debía redimir a la "civilización". Pero lo interesante de El Valle de las Sombras es su 5º historia, la de Kull. Mientras sus cortesanos le honran y evitan pensar en el fallecimiento de su admirado y querido rey, este mantiene un encuentro con la Muerte, un duelo de seducción. Este enfoque original y erótico del debate entre la vida y la muerte es lo que hace especial a este cómic y una buena muestra del toque Zelenetz, sofisticación literaria, originalidad, profundidad y transcendencia. El guionista en su material de los reyes bárbaros no quería contar una historia de entretenimiento sencilla y formulaica, lo que casi siempre hizo R. Thomas, sino reflexionar sobre la vida y el heroísmo y eso es lo que en el fondo es El Valle de las Sombras.

El encargado de poner imágenes al guión de Zelenetz es T. DeZuñiga uno de los filipinos de Marvel. De aquellos este no es de los mejores dibujantes pero sí el más inquieto, cosa que demuestra este cómic. Visualmente El Valle de las Sombras no parece Marvel sino un cómic vanguardista europeo. La composición de página, el juego entre lo finito y lo no finito y el fondo y su ausencia y otros recursos estilísticos propios de la fotografía o de la ilustración es lo característico del trabajo de DeZuñiga en este cómic. Con ello demuestra que entendió perfectamente la mística del guión de Zelenetz y aprovechó la libertad que tenía, inusitada para él que fue contratado para ser un obrero, para dar rienda suelta al creador que todo dibujante lleva dentro para dar a la historia el aspecto alucinado y adulto que tiene. Así, aunque el filipino no es ni un dibujante ni un narrador talentoso y aunque el color es feo y tosco (a lo mejor es el papel?), los dibujos plasman con acierto el fondo y el tono del guión.

Por tanto, El Valle de las Sombras es uno de los mejores comics bárbaros de Marvel. Estilísticamente es algo viejuno (cita constantemente al cómic europeo de los 70 al final de los 80 y escribo 25 años después de eso) y un algo impostado, pero la ambición y la falta de complejos de DeZuñiga y las ganas de Zelenetz de ir más allá y de acercarse a lo mítico -es el ánimo heroico, la sed de hazañas de Kull lo que acaba seduciendo a la Muerte: hay cosas grandes y terribles que aún quiero hacer- hacen de este cómic una lectura atractiva e interesante (mejor en su edición original, la española no tiene una excelente traducción ni la portada original) que demuestra las posibilidades del género si se aborda con cultura, madurez y consciencia. La Fantasía es más que conflictos maniqueos, complejos de túneles, mundos socioeconómicamente inverosímiles y hombres hercúleos y mujeres semidesnudas.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el personaje que más me gusta de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.


"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderse algún episodio.
El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio como que nadie sea capaz de descubrir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, va…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now".


Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine.
Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastante…

POST 800: Relecturas XCIV: Los Vengadores: Grandes amenazas, Shooter et al., Panini-Marvel 2011

Este tomo reúne una serie de historias independientes y cortas de finales de los 70 que son publicitadas por los viejunos como el epítome de la acción en Marvel porque son peleas donde los Vengatas se pegan con enemigos muy poderosos. Nunca hasta ese momento este supergrupo había encadenado seguidas tantas peleas capaces de llevarlo límite, y no estamos hablando de una alineación floja. La de esta época no es moco de pavo. Evidentemente de eso hoy no queda nada. Los tiempos han cambiado y el dibujo se ha sofisticado así que la acción de estas historias ha quedado superada por la de sus sucesoras. Quizás antes de estos nº las peleas superheroicas no habían sido tan especiales. Lo cierto es que aquí el trabajo del guionista, y sobre todo de los dibujantes, no es tan funcional y lleno de clichés como era la norma en los cómics anteriores. Pero hoy en día, gracias al cine de Acción y a que los dibujantes actuales deben ser espectaculares más que trabajadores, la acción de estos nº resulta…

Qué presente impresentable!, Quino, Lumen 2005

Videados 54: El Planeta de los Simios, F. J. Schaffner 1968

Esta seguramente sea la peli que más me deslumbró e impactó en mi infancia, como a todo chaval que creció en los 80 supongo. A pesar de su sobriedad y de que es más filosófica y conversacional que de acción y aventuras fue capaz de subyugar a aquella chiquillería porque todo el asunto de los simios era algo realmente impactante para un infante (no sé si lo seguirá siendo). Verlos hablar, verlos como dominan a los humanos y ver como estos han conservado tan sólo el nombre, pues la cualidad que los distingue y define, la inteligencia, no está en ellos, en suma, ver el mundo al revés, tiene algo de fascinante y terrorífico, de sublime tal y como lo formularon los románticos, que atrapa fácilmente la inocente y asustadiza alma infantil (modo Ternin off).

La volví a videar hace poco, años después de la última vez. La tenía bastante enterrada en la memoria. Salvo los momentos impactantes y archiconocidos no recordaba nada de ella. No recordaba que tenía un discurso complejo y filosófico por…