Ir al contenido principal

Critiquita 369: The League of the extraordinary gentlemen: Century, A. Moore y K. O´Neill, Planeta DeAgostini 2013

La opinión general sobre The League of the extraordinary gentlemen ha ido degenerando conforme Moore se ha ido haciendo cada vez más gruñón, más hermético, más sexual y más complejo. Así, ahora se puede leer cosas como que es una ida de olla, que es mala o que es ofensiva. Algunas de estas opiniones son prematuras, pues al ser una obra tripartita no se puede emitir un veredicto final hasta leer todas las partes, y las restantes son mojigatas, sorprendente porque el colectivo de lectores de cómics es uno de los principales responsables de que el porno sea lo que es hoy. Seguro que en parte de esto tiene la culpa O´Neill (aquí  igual de expresionista, grotesco, eficiente y expresivo que siempre), si dibujase como un fan manda nadie protestaba del tono subido de los guiones de Moore. Así pues, creo que la opinión general de que la 3º parte The League of the extraordinary gentlemen  es mala, es exagerada e injusta. Queda claro una vez se termina la lectura de "Century".
league_of_extraordinary_gentlemen_century_1910

Es cierto que este título es hermético, adulto y complejo, pero también que Moore es un guionista clásico de modo que siempre se preocupa por ofrecer una historia interesante que puede ser seguida y comprendida por cualquiera. Así, da igual no pillar las referencias del cómic (según el guionista sólo la mitad son suyas) para seguir el relato. Lo único es que Moore exige que sus historias se lean con atención. Una forma de leer que su lector natural, el de superhéroes, ha olvidado porque el descompresive storytelling y la exigencia de las editoriales que sea todo para dummies lo han deformado. Los cómics de Moore hay que leerlos como antes, fijándose en las viñetas porque los fondos también aportan información y atendiendo a los textos porque la manera de narrar del gran guionista inglés es concatenada, primero te introduce las cosas y un rato después las desarrolla. A Moore no se le puede leer con un hemisferio cerebral dormido cual ave migratoria como el mainstream nos ha acostumbrado desde los tiempos de Image. En mi opinión, ese es el principal problema. Como ya no se lee así la gente se siente tonta leyendo a Moore y, entonces, como mecanismo de defensa, desprecia a autor y obra. Así pues, la 3º parte The League of the extraordinary gentlemen no es mala. Es cierto que es otra cosa, que poco se parece a la 1º parte que tanto éxito tuvo, pero Moore sigue ofreciendo una historia inteligible, interesante y, sobre todo, bien narrada y con personajes tridimensionales (de cuántos guionistas anglosajones de cómics actuales podemos decir lo mismo?). Las referencias culturales, las citas y los niveles profundos están ahí porque si no Moore no se pone a escribir, él ha de ser el primero en entretenerse con este título. Pero  los detalles no son imprescindibles para entender la obra porque el británico quiere que se la comprenda ya que tiene intención chamánica. Por eso no conocer The Black Dossier no es una carencia limitante. Las hojas no deben impedirnos ver el árbol. El hermetismo está ahí como juego y para dar valor a las relecturas. Moore no escribe soma ni cosas de usar y tirar, quizás esta rareza sea otra de las razones por las que sus obras del siglo XXI tienen mala consideración.
The League of the extraordinary gentlemen nació como entretenimiento pero por el camino cambió. Moore vio que le ofrecía la manera de escribir sobre la evolución de la ficción inglesa en los últimos 120 años, más o menos, cosa que a su vez era una forma de reflexionar sobre la evolución de la mentalidad y la sociedad occidental desde finales del siglo XIX hasta ayer, su tema favorito. Como ve a Occidente desde lejos por haber nacido en una familia bastante humilde y ser un genio y un miembro de la contracultura, le interesa ser crítico con la sociedad occidental. De esto va esta 3º parte. Dando por hecho que las 2 primeras partes cubrían el período victoriano, Moore se volcó con la evolución de la modernidad y de la posmodernidad.
league1969coverssm_lg

Moore escogió 1910 como primer hito porque fue cuando terminó la Era Victoriana, que vio nacer la encarnación de la principal Liga, y empezó la modernidad. Por ello es una obra sobre la desaparición del poder aristocrático y el principio de la decadencia de los valores victorianos. Se construye en torno a un misterio y tiran del carro 3 historias paralelas. La de la hija de Nemo, la de los nuevos asesinatos de prostitutas en Londres y una posible conspiración mágica antigubernamental (historia que une las 3 partes). El asunto termina con un sacrifico que, como el calamar de Watchmen, cambia las cosas. En este caso es el ataque del submarino de Nemo a Londres, eco del ataque de la reina celta Boudica a Londinium (representando en la 2º viñeta de la página 40), el último intento importante de los britanos por expulsar a los romanos (del principio del imperio al final del imperio). Esto nos indica que la mujer lunar va a ser importante para el desarrollo de la historia.
1969 es el segundo hito escogido por Moore al ser el momento en que se pasó de la modernidad a la posmodernidad. En 1969 fracasó definitivamente el movimiento contracultural progresista que formó a Moore. Es cuando quedó claro que el sueño juvenil del 68 no iba a cumplirse. A partir de aquí es necesario conocer The Black Dossier pero no es imprescindible pues, como he dicho, Moore quiere ser entendido así que explica lo que es necesario para seguir la historia principal (el relato breve pero denso ambientado en la Luna que acompaña a cada cómic también da más información, por eso es recomendable leerlo entero antes de leer "1969" y "2009"). Quizás lo más importante es que el mundo de The League of the extraordinary gentlemen  no es como el nuestro con sutiles diferencias como parecía al principio, sino un mundo, no sé si imaginario, donde las ficciones de este se han ido cumpliendo y sucediendo. Esta parte se centra en la trama de la conspiración mágica (las otras no continúan porque son las que dieron pie a la nueva época) y el personaje que viaje por el Tiempo como si Londres fuese su máquina nos da una pista clave. Su diálogo supercríptico nos hace deducir que proviene de nuestro mundo por lo que, más que un viajero temporal, es alguien que puede viajar al mundo de Fantasía que ha construido Moore a partir de la ficción inglesa. El acto sacrificial de esta parte es una orgía que es un macroconcierto que evoca a uno real. Como termina mal el cambio es a peor. Por eso el cómic, quizás la mejor parte de estas 3, termina con el punk, el movimiento contracultural que surgió de la frustración por el fracaso de 1968 en una Inglaterra sombría.
LeagueOEGCentury2009

2009 no es un hito sino que es la fecha escogida por Moore porque es el año en que se puso a trabajar en esta 3º parte. Aquí termina hábilmente y audazmente la historia de la conspiración mágica. Aparece Próspero con gafas de 3D antiguas de modo que confirmamos que el mundo de The League of the extraordinary gentlemen es ficticio pero que interactúa con el nuestro. Así, todo encaja y ese criticado final tiene todo el sentido del mundo (las niñeras eran las que  antes introducían a las personas en la ficción). La Liga es un invento del mago para tratar de intervenir positivamente en el mundo real a través de la ficción. Así, sus misiones tienen el objetivo de que esta no se vuelva oscura y desagradable. Por ello el fracaso de 1969 explica que la ficción actual sea así. Que haya dejado de ser colorista, fantasiosa y positiva como fueron la decimonónica (la de la Liga) y la Pop (la de los superhéroes Marvel). Como es la historia más ficticia de todas el acto sacrificial final se parece al de Watchmen. Es un acto chamánico de Moore para cambiar desde la ficción, su vehículo para llegar a nuestras mentes, la realidad. Toda la 3º parte ha sido su intento de purificar la ficción posmoderna (de la que él es uno de los autores más importantes). Si Moore tiene un alter ego en este cómic es Próspero.
Así pues, la 3º parte de The League of the extraordinary gentlemen es un cómic, muy bien editado por PDA, que está en la media de Moore. No estamos ante un cómic brillante, pero tampoco ante una obra menor o una obra de decadencia. Por tanto, cualquier que haya disfrutado con sus obras anteriores  (exceptuando a Promethea ya que esta sí es especial) no puede dejar de hacerlo con la lectura de esta siempre que lea con atención y deje al lado prejuicios e ideas preconcebidas (hay que vaciar la mente para que Moore nos "posea"). No puede ser de otra forma pues todas las constantes de este autor, como el protagonismo femenino (Halo Jones, Espectro de Seda...), están aquí. Por eso me alegro de que el guionista tenga planes de continuarla y expandirla. De momento está publicándose una historia centrada en los Nemo que, a buen seguro,  dado la tendencia a crear estructuras de Moore, completará todo lo anterior revalorizándolo.

Comentarios

Int ha dicho que…
Pues fíjate que a mí me parece la mejor entrega (a falta de leer Black Dossier, si alguna vez nos dejan). Quizás el principal problema de su tibia recepción esté motivado por una estructura más laberíntica y hermética que los anteriores y, sobre todo, por la necesidad de un background popular necesario para entender el conjunto.

Sin el conocimiento de la figura de Aleister Crowley, la historia del grupo Rolling Stones, la película Performance o la propia obra de Moore -como From Hell- difícilmente disfrutará de este auténtico trabajo de arudición.
Fer1980 ha dicho que…
A mi me parece una trilogía fantástica, aunque la visión que da de la ficción actual me parece demasiado negativa, pero en todo caso son cómics cojonudos que hay que leer con paciencia y que merecen mucho la pena.
Antonio Alvarez ha dicho que…
A mi me gusta más la primera aunque no la he vuelto a releer. Precisamente digo, Int, que no es necesario mucho background para seguir Century y apreciarla. Apenas sé algo de Crowley, desconozco la historia de los Rolling y Performance y dejé From Hell por aburrimiento. Estas cosas, digamos, que proporcionan realidad aumentada pero no (creo) que sean condiciones sine qua non. La obsesión con lo contrario es lo que enturbia la percepción de esta obra.

Estoy de acuerdo contigo Fer en que la visión es demasiado negativa, pero somos de otra generación, de otro país y nuestra experiencia con el mainstream es distinta.
Ismael ha dicho que…
Lo sacará la Devir en Brasil, al Black Dossier me refiero, así que supongo que lo harán tarde o temprano por la piel de tordo. También suelen traer cosas de la casa brasileña a Portugal (en plan Novaro). Le calculo unos 20 o 25 euros de correo postal entre particulares, lo tengo apalabrado desfe marzo, pero con tarjeta de crédito debe estar tirado.
El Moore es imposible en inglés para mí. Pero hoy he recibido un tebeete que enfrenta Drácula con Juana de Arco. ¡Drácula es el responsable de la muerte de la Juanita!
Ismael ha dicho que…
Es la historia de una degradación. No creo que se pueda hablar exactamente de una visión, o habría que hacerlo entonces también con 'Fábulas' o 'Astro City'. Pero ya estaba en Promethea este hacer ver la interacción entre lo contado y lo relatado. La ficción comenzaba a conocerse a sí misma, y a sentir miedo, buscando reequilibrarse revocando su propia ley. Que ha sido la de contemplar la imagen venerada, el reflejo por la realidad. Al haber hecho del proceso histórico el eikon del hombre, tomado este antes de la caída en las distintas épocas (reales), como presencia real y concreta de esa ficción en negro cuyas personalidades extrahumanas se presienten del otro lado. Al vampiro solo se le presiente, como a un comentario, en la primera entrega. Es el pasaje de lo invisible a lo visible que solamente la parte más animal y ahistórica podía ver. Ni siquiera el hombre de frontera, el africano blanco, ni la señora de la mitad de la casa o el pirata de la racionalidad pudieron verlo en la primera entrega. En la segunda, una guerra fuera de la Tierra, espacio exterior, y en la primera la explosión de esa reliquia de viejas narraciones que es el cielo... Todo se lee desde arriba, incluso en una playa tumbado sobre l arena.
Esta serie es como el y el vino, y tiene que resultar abominable si se lee bien. Pues la ficción es sangre y carne de la realidad, además, si con Promethea se ofrecía un mensaje salvífico, la capacidad para manipular portentos, con esta otra ficción llega el mensaje cruel de lo profético. No hay misticismo. El mensaje está vacío o es negro.
Me voy a atrever a esperar a que me compren la enroscada jurídica antes de tener este. (¡Va a ser dificilísimo!) Lo de la guía de personajes y la planimetria literaria es entretenido pero no creo que sea una perspectiva fundamental.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Joder macho que esotérico, un día de estos iré a ti para que me acojas como pupilo.
Ismael ha dicho que…
Es que me está gustando mucho esta serie, la idea de la historia como hija (Cristo) del hombre al que acaba modelando, y de la humanidad que intenta liberarse 'desde atrás' a los procesos históricos (imaginaciones contaminadas por miedos reales). La realidad mirando tras cada explosión, con el cielo abriendo la página. Más crudo y mejor que Animal Man.
Antonio Alvarez ha dicho que…
Ahora te pillo mejor. Es algo así como la humanidad matando con el realismo su ficción y esta intentando salvarse. No?

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…