27.6.12

Critiquita 350: Alpha Flight: El orgullo de una nación, V. A., Panini-Marvel 2012

Yo soy un flipado de Alpha Flight. Pertenezco a ese grupúsculo que aún confía en ver editado en papel lo inédito por aquí de este supergrupo. Vamos, que lo mío no es racional. Amo a Alpha Flight por Mantlo, no por Byrne. Lo de este último está bien, fue quien sentó las bases para que el supergrupo canadiense fuese singular, pero  el primero fue el que me hizo fan de la cole al convertirlo en un grupo trágico, el pupas de Marvel, pero simpático y abrir tanto el género que te podías encontrar cualquier cosa en Alpha Flight. A medida que iba avanzando la cole, la cosa se volvía más fantasiosa de modo que lo último publicado aquí esta más cerca del primer Vertigo, de lo que hizo Moore en La Cosa del Pantano o Morrison en Animal Man, que del cómic Marvel superheroico típico (simple y de acción).  Con esta cole Mantlo me expandió la mente y por ello contemplo siempre con frustración que se redite lo de Byrne (creo que ya 3 veces) o que la gente valore esa etapa por encima de la de aquel cuando es claramente superior. De todos modos entiendo que lo de Mantlo, al tener un dibujo en general muy pobre y ser raruna, sea difícil de tragar para el típico fan de Marvel. Así pues, me alegré mucho cuando vi que El orgullo de una nación se editaba y además sin subirse a la parra ya que pienso que este supergrupo, al haber pasado tanto tiempo desaparecido, ha caído en el olvido (por eso no ha podido cuajar en una cole regular a pesar de tener todas las papeletas; puto Bendis).


El tomo lo guionizan F. Van Lente y G. Pak. Una pareja de artesanos bastante tradicional. De los pocos que guionizan superhéroes tal y como dicta la costumbre. No son nada del otro mundo pero tampoco Bendis o Fraction, así que es una pena que aquellos no hayan sido los encumbrados. La maxiserie está bastante bien. Es lo que tenía que haber sido Miedo encarnado. Van Lente y Pak retratan el miedo y sus consecuencias y ponen al heroísmo como antídoto. En ese sentido es una gozada leer este tomo. Hay superhéroes y un fondo sociológico que eleva al guión por encima del entretemiento descerebrado que es la tónica hoy en Marvel. Junto a esto, que le da una ligero tono adulto al tema, hay un desarrollo magnífico de la historia, una buena caracterización de los personajes, mucha letra, emoción, conocimiento del pasado, revindicación de la homosexualidad demostrando su normalidad, ambición y espíritu innovador. Así el conjunto, al ser una historia sólida y con fundamento, queda por encima de la media. En fin, tiene todo lo que le falta a las grandes coles mainstream desde hace años.

El dibujante es D. Eaglesham, uno de mis favoritos así que me da pena que Marvel sea incapaz de darle lo que necesita. Pero antes de él tenemos a B. Oliver, un dibujante realista del montón bastante indistinguible y que no dibuja un fondo ni para salvar a África del hambre. El trabajo de Eaglesham me gusta mucho porque es elegante y tiene un ligero aire retro. Es muy superheroico. Aquí no está a su máximo nivel pero, como es bueno, su trabajo, favorecido por un muy competente coloreado, sigue siendo destacable. Su narrativa es bastante gris pero es un dibujante sofisticado que captura muy bien la gestualidad y el movimiento. Lo que pasa es que se le nota sobrepasado por el trabajo (es un dibujante que se lo curra mucho) y no se le da nada bien la naturaleza.

La edición está bastante bien. 17€ por 9 grapas. Típico tomo modesto de Panini que viene con extras, como siempre poco sabrosos porque son muestras epidérmicas del trabajo creativo.

Así pues, El orgullo de una nación es un buen tomo de superhéroes de modo que uno se lamenta de que el serio intento de relanzamiento de Alpha Flight (guionistas reputados, dibujante atractivo y visita de Lobezno) haya coincidido con el de DC ya que es eso lo que le ha impedido cuajar al haber hecho más competitivo el mercado. No obstante no entiendo por qué traer de vuelta a los pjs primigenios. Quién se iba a sentir atraído por pjs que no ha visto en su vida de un supergrupo desaparecido? Es esta endogamia lo que realmente ha condenado a la maxiserie. La historia trae de vuelta al Alpha Flight de Byrne, de principios de los 80, cuando de eso hace ya casi 30 años! Creo que hubiera sido mejor no intentar un back to the basis, máxime cuando los guionistas, aprovechando el enorme hiato que muchos pjs tienen, no tenían la intención de ser continuistas. Marrina, Hudson, Heather y la Chica Púrpura no son los de antes, Aurora sufre un involución y Puck, Ave Nevada y Shaman apenas aparecen. Por todo ello está claro que hubiera sido mejor escoger los pjs con otro criterio, por ejemplo que inspirasen a los guionistas. Si algo tiene Alpha Flight es un catálogo de pjs amplio y variado. Pero bueno, es una buena historia de superhéroes, aunque se pasa un poco de clásica y por ambición no recompensada deja cosas colgadas, lo cual le viene muy bien a Alpha Fight ya que eso conjura el olvido. Así que hay que agradecer a estos autores que hayan hecho la historia más digna de este sufrido supergrupo en mucho tiempo. 

20.6.12

Mayo, mes alfa y omega de las grapas

La modernidad ha hecho que los ciclos cada vez sean más cortos. Así, desde hace algún tiempo en el mainstream vivimos casi como fuésemos una mosca. Cada año se reinicia todo. Por ello este mes es a la vez un final y un inicio de grapas.

Miedo Encarnado: al final me ha gustado. Cuando terminé de leerlo mes a mes me pareció una mierda. Pero una relectura calmada me ha hecho reconsiderar la primera impresión. A ver. La miniserie es muy mediocre. Fraction es un guionista muy limitado que encima está flipado con lo que hace así que es un tipo que realmente no se entera de lo que está haciendo, por tanto, era imposible que saliese mejor de lo que ha salido. Pero la historia tiene un sencillez mítica y está defendida con dignidad por Immonen. El problema es que es muy simple y vacua. Esto creo que hay que achacarlo a la editorial. Ahora, para vender más, las majors vacían de contenido la miniserie troncal así que el guionista se queda absolutamente desnudo durante meses. Se ve claramente en ME. No hay caracterización de pjs. El retrato de la maldad se reduce a dibujar en los villanos una esvástica y al final da igual el nº de malos con martillo porque Fraction no se ocupa de ellos (ni siquera hablan!), apenas salen. Podrían ser tres o cientos y la cosa hubiera quedado igual. Pero el desarrollo es bueno, los hitos están bien situados y muy bien elegidos, e Immonen está notable. El problema es que Fraction no tiene la capacidad para sacar petróleo de la nada ni tiene la cultura suficiente para ponerse mítico e Immonen se va desfondando y, al final, con tanta estética, acaba matando la narrativa pues privilegia la forma sobre el fondo. El mejor ejemplo de lo que es la serie es que a pesar de repetirse varias veces que Thor  después de matar a la Serpiente dará 9 pasos y morirá, ni a Fraction ni a Immonen (ni a su editor) se les ocurrió presentar ese momento con una página fragmentada en 9 trágicas y agónicas viñetas.  Por ello que ME haya dejado como consecuencia una grieta en el escudo del Capi es la mejor prueba de que en Marvel ahora sólo hay papanatas. Ese objeto es un símbolo, por tanto, rayarlo evidencia varias cosas: que los ideales de EE.UU. están en decadencia (ahí está la perversión que ha hecho Brubaker  del Capi, el Héroe Protector; al hacerle usar armas y matar le ha puesto a la altura de sus enemigos, imagino que Kirby y Simon se habrán revuelto en su tumba), que los superhéroes ahora son débiles pues antes de ME no habría quedado nada ya que la victoria de los superhéroes hubiera sido tan total que hubieran restaurado por completo el status quo, pero ahora son tan flojos que van con andrajos, y que el mainstream está agrietado, nunca ha vendido tan poco estando tan de moda, tanto por la poca calidad de los guionistas como por la mala política editorial. Estoy seguro de que los artífices de la parida de la grieta están flipados con su idea, pero no se han dado cuenta de que el inconsciente les ha traicionado y que, en verdad, nos están diciendo que están rotos.

La cruzada de los niños: está sí que me ha parecido mala en sus 2 lecturas. Admito que su tono juvenil y su revindicación gay alejan bastante de mi al guión de Heinberg. Pero es que la revindicación de fan homosexual de la Bruja Escarlata me ha parecido muy mala y que además deja en ridículo a la superheroína porque esta sigue quedando como alguien débil y manipulable. La maxiserie era necesaria ya que lo de Bendis fue un despropósito. Lo demuestra la propia existencia de LCN, pues si lo del calvo hubiera sido bueno y orgánico Marvel no hubiera necesitado espurgar su tontería, que no es desbandar a los Vengatas, sino haber usado la Bruja Escarlata de ese modo para ello. La metedura de pata era difícil de resolver pero Heinberg lo ha hecho de la peor manera. La historia es demasiado simple y la razón es ya demasiado vieja para ser aceptada. Encima, a un guión malo, con la molesta pretensión de hacer gracia, que encima hacer parecer que todo el mundo está de coña, y con una caracterización nula, se une un mal dibujo de Cheung. A ver, el tipo dibuja bonito pero esto es el mainstream no un cómic de Barbie. Su incapacidad para dibujar la edad, clave en un cómic donde adolescentes se codean con adultos, que sólo sea capaz de dibujar pasmarotes y un estilo mono han convertido la lectura de LCN en una tortura. Lo único es la novedad de ver un superhéroe con la sensibilidad de una niña con un lazo rosa en el pelo.

4F: Johnny ha vuelto! Yo tenía razón. La Antorcha humana no estaba muerta. Eso no encajaba ni con las primeras declaraciones de Hickman ni con la historia ni con lo dibujado. Claramente fue una maniobra de Marvel por atraer la atención sobre una saga que, por su excesiva duración, va cayendo mensualmente en ventas de forma inexorable. Me alegra mucho tener la razón. ¿Qué tal la serie a estas alturas? Pues mejor que antes. La historia mola y es lo que debería ser todo relato superheorico, pero Hickman no tiene pulso y los dibujantes son muy pobres.

Hulk: he vuelto al pj después de dejarlo con David para aumentar la cuota de grapas pero la verdad es que debía haber pasado. Ahora me entero de que la estancia de Aaron va a ser breve y que su trabajo es mediocre y de que el dibujante estrella sólo ha estado el 1º nº. Todo ello tras leer una historia mediocre en una grapa demasiado cara porque las páginas extras son paja. A ver en qué desemboca esto.

JLA nº 2: me sigue gustando mucho. Soy incapaz de pillar una grapa por 2.5€ por mucha morralla de más que lleve, pero el rollito de ver a unos superhéroes que no se conocen entre sí y, por ello, se conducen con suspicacia y un Lee que no molesta me divierte. No obstante, reconozco que la grapa es tan insustancial como cualquier otra y todo es humo así que supongo que debo de estar enfermo.

Pues todo esto quería expectorar. Termino con una pregunta: por qué en un momento en que el UM está tan cohesionado por los crossovers tiene menos sentido que nunca? Los 4F pegánose en NY con medio universo, los vengatas peleando en NY contra los dignos, Hulk en los Defensores y separado... En fin nada tiene sentido. Dónde cojones va La cruzada de los niños? Si hay universo compartido, que no haya coles sagradas y si las hay, que nadie se ponga a hacer historias que afecten al universo entero. Así no hay manera de creerse algo.


15.6.12

Cómic en la estanterías now VI

Pues nada. Voy con otro post de estos que veo que son populares. Pero lo mejor para mi es sacar algo más de rendimiento al trabajo anterior. Alguien pincha en los enlaces?

Ronin: esto ya será difícil de encontrar, me imagino, porque es edición de Planeta de material DC. De todos modos no se pierden nada porque era un absurdo absolute. Este es el cómic más difícil de Miller. Los demás son menos crípticos, pero este tiene bastante miga y se nota que el objetivo era experimentar. Pero quitando eso es un buen cómic de CF ochentera gráficamente espectacular, como todo lo que hizo Miller en aquella década. Merece la pena leerlo.

Se busca: o Wanted que es como se llama ahora la edición de Norma disponible, aunque la anterior de PDA, más barata, más sencilla y sin extras-paja, no es difícil de encontrar para tener sus añitos. El cómic es, como todos los de Millar que no parten de creaciones de otros, una chorrada pero en este caso los espectaculres dibujos de J. G. Jones y el gamberrismo infantil del guionista hacen que la cosa sea bastante entretenida, aunque no pueden salvar la miniserie del naufragio que es el último nº. Con otro guionista la buena idea de Millar hubiera resultado mejor y original.

JSA: ahora ecc va a reeditar esta serie en formato de lujo así que caro. Algo totalmente absurdo para una cole tan mediocre como esta en la que, además, no es difícil encontrar los tomos de la edición anterior tirados de precio. Este volumen de la JSA sólo tiene interés si se es fan del DC de este siglo anterior a lo de 52. Es la cole que le dio la fama y el poder que hoy tiene Johns así que en sus páginas pasa todo lo que poco a poco fue configurando ese universo ya del pasado. Los cómics son entretenidos, sobre todo cuando Goyer ayuda en los guiones, pero el aspecto visual es pobre y el conjunto es mediocre por lo que es un sin sentido tanto el lujo como lo cara que es la nueva edición. Oh! Vaya. Me he colado. No tengo critiquita de esto.

Muertos vivientes: este es un cómic al que el éxito le está sentando mal. Kirkman no va a acabar con lo que da de comer a su familia así que tenemos una historia que se ha prolongado más allá de lo recomendable que para seguir atrapando al personal cada vez es más melodramática y disparatada. Todo el episodio ese del pueblo con el alcalde es una chorrada que rompe con el supuesto realismo de la historia. La premisa original y el realismo descarnado se han convertido en clichés y lugares comunes del pop de modo que para mi, que nunca me encantó pero sí que me entretuvo mucho, la serie haya dejado de tener interés. Podéis elegir entre tochos que indiquen a vuestras visitas que tenéis pelas o tomitos que indiquen que sois gente sencilla.

Shaolin cowboy: lo mejor de este rescate pero quizás el menos asumible. Ahora se presenta saldado con 2 cómics más, Project Superpowers, clasicotes, mediocres y que no tienen nada que ver con este cómic. El pack vale 20€ pero el tomo del que os hablo a mi me valió 14€ así que si lo miráis así os sale barato (3 por ese precio cuando todos los tomos valían más o menos lo mismo). Pero seguramente os salga mejor encontrarlo por ahí suelto. Si se ha saldado no debe ser difícil. Shaolin cowboy es una ida de olla absoluta del enfermo mental de Darrow (ese dibujo no puede salir de un tipo vulgar) espectacular, disparatada, divertida y absurda. Budismo y surrealismo borrachos de la mano. Nada mejor para huir de la rutina y la mediocridad y así refrescar nuestra mirada.

5.6.12

Cómic en las estanterías now V

Pues aquí vuelvo para reciclar algunos post del pasado a cuenta de que los cómics sobre los que versan han sido recientemente reeditados.

Elektra Asesina: uno de los mejores cómics Marvel de la Historia. Un thriller delirante, sorprendente, espectacular y emocionante. No podía salir mal porque el cómic data de la mejor época de Miller y de Sienkiewicz. Hace poco os decía que si sólo podías pillar dos cómics de superhéroes que uno fuese La Última Historia de los Vengadores. Pues bien, el otro tiene que ser este. Aunque bueno, no se puede decir que sea de superhéroes. Pero es de lo mejor que se puede encontrar ahora en las tiendas. Con cosas así da gusto pagar.

Siempre Vengadores: un cómic sólo para aficionados a los Vengadores clásicos porque es bastante hermético. Es el intento de Busiek por dar coherencia a los problemas de continuidad de ese supergrupo sin darse cuenta de que eso no importa mucho. Ahora apenas hay quien recuerde esas aventuras y, además, no es necesario una continuidad coherente para disfrutar. Lo sin sentidos y tal le dan vidilla a una historia que de otro modo sería lógicamente mediocre. Interesante y enciclopédico pero pesado e irregular y ahora en pequeñito. Desde luego mejor comprar las cosas cuando salen por primera vez.

Metabarones: un cómic europeo donde Jodorowsky da su particular visión de Dune. La edición es la que abrió la actual moda de los tochales así que es pequeña, pesada y con un precio nada popular. La lectura es interesante pero el formato no ayuda porque es incómodo y deprecia los dibujos. Una historia de CF con tintes míticos que está bien pero el formato me parece demasiado peaje. A mi porque me lo regalaron.

Crisis de Identidad: este igual es incontrable pero mejor. Lo reeditó PDA al final así que me imagino que ya no se podrá encontrar en las tiendas. Es un hype que supuso el paradigma de DC hasta que  esta decidió reinventarse. Que al final esta editorial tuviese que salir con lo de 52 es una buena prueba de lo mala que es esta miniserie nada superheroica, tramposa, tontorrona y con un dibujo de Morales muy torpe. Una tontería de la que nadie se acuerda ya.

Justicia: la edición encontrable son esos libritos con los que una editorial de libros pretende vender cómics. El hecho de que no haya hecho muchos prueba que el formato es muy malo por ser enano y tener un precio nada popular. Se hace evidente que era una idea de bombero en cuanto abres este cómic. El dibujo de Ross en pequeñito para una historia simplona y clasicota que no aporta. Una lástima porque la pareja autoral es muy competente.

Así que en resumen, leeros como podáis Elektra Asesina y de lo demás pasad salvo que os guste Jodorowsky.
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog