Ir al contenido principal

Critiquita 355: Gilgamesh el inmortal 2, R. Wood y L. Olivera, 001 ediciones 2012

Un año después sale la segunda entrega de esta serie construida a base de relatos breves autoconclusivos pero conectados en los que Gilgamesh vuelve a revivir toda su vida inmortal. En la anterior, y primera entrega, vimos como el protagonista volvía al mundo de los mortales justo al comienzo de la Historia y llegaba a los años 40 del siglo XX, en este lo vemos llegar hasta el 2000. Naturalmente los últimos años son ficción pues la obra se publicó a principios de los 80.

Como ya dijimos esto, su ochenterismo, es lo que define a Gilgamesh el inmortal. Es evidente en su aspecto pero mucho más en el guión. Este aún tiene el poso de ese recalentamiento de la Guerra Fría de finales de los 70 por culpa de una URSS desnortada. Los soviéticos decidieron invadir Afganistán y Brezhnev se moría, eso generó tanta incertidumbre que un actor corto de inteligencia acabó siendo presidente de EE.UU. y durante unos pocos años la ficción resucitó el discurso deprimido y autodespreciativo del anterior calentamiento, el de los 60. Por tanto no es casual que, ante la sensación de estar al borde del fin de la Historia, Wood hiciese una revisión de la misma.
Una recapitulación que tiene mucho de análisis y juicio a la humanidad y un contexto que explica porque este es negativo. En épocas tenebrosas sólo se ve lo malo y se suele buscar responsabilidades personales olvidando que el humano es un ser social y, por ello, su vida es el resultado de la interacción con el contexto en el que vive. Así, aunque la historia de Gilgamesh sigue siendo interesante, cansa un poco ese discurso que carga las tintas en la agresividad y el egoísmo humanos. No obstante, esa sensación de estar cerca del Apocalipsis confiere singularidad y verismo al momento en el que los guiones de Wood superan la Historia. Lo cual viene muy bien al cómic pues las historias cortas con las que comienza son bastante flojas.

Sobre el futuro imaginado por Wood no se puede decir nada para no reventar el cómic pero baste decir que es una pirueta sorprendente y original que rompe con todo lo anterior y deja todo abierto para continuar.

Dibuja todo esto un manierista Olivera mucho más ilustrativo que narrativo. El resultado es una cómic atractivo y diferente pero que cansa en seguida por su barroquismo y continuos cambios de registro. Un formato más grande le vendría mejor porque el dibujo no resultaría tan opresivo. Aunque de todas formas su manierismo seguiría sin encajar con una historia muy clásica y de género.

Concluyendo... Este tomo es peor que el anterior pero se salva del desastre porque es un avance de la serie, Wood se podía limitar a cotar aventuras del protagonista a lo largo de la Historia. Como deja las cosas interesantes y una promesa de cambio de registro, el asunto pica lo suficiente como para querer continuar seguiéndolo. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

La teta de Wonder Woman: Caballero Oscuro III: La raza superior nº 1, F. Miller, B. Azzarello, A. Kubert y K. Janson, DC-ECC 2016

Como vivo como si estuviese en el siglo XX, desinformado, la realidad me la encuentro cuando llego a la tienda de cómics. Así, no me había enterado de lo de la teta de Wonder Woman (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS). La polémica de la que me había enterado es sobre el grado de participación de Miller aquí, hay un sector que se quiere ahorrar la compra y por ello, sin mirar y sin leer, se han montado la hipótesis de que ese autor aquí sólo pone el nombre. Así, el actual odio a las grandes estrellas, Miller y Moore (a Morrison siempre se le ha odiado), curiosamente gente tan asquerosa como Liefeld o J. Lee no son odiados, la inteligencia, la cultura y el talento siempre se pagan en las sociedades de mediocres, ha cubierto lo más importante deste cómic: la 1ª teta mainstream, que yo sepa. Estamos (NECESITO SABER SI HA HABIDO OTRAS) a punto de ser mayores (si bien las feministas y la incomprensión de los ignorantes no nos dejarán serlo). Una escena tremendamente elegante e inteligente. …