28.1.11

Critiquita 315: Marvel zombies: hambre insaciable, varios, Panini 2010

Este cómic es un presente de Navidad. De vez en cuando alguno de mis allegados le pone huevos y me regala uno. El regalo no me hizo gracia pero, como soy de los que no tienen huevos para devolver los presentes que no le molan, me lo he leído.
Y me ha gustado bastante aunque posiblemente hayan ayudado las pésimas expectativas. No es una obra redonda, es decir, la primera parte es mucho mejor que la segunda, pero es una lectura fresca, divertida, sorprendente y gamberra. Sus autores son por una parte Millar y Land (a pesar de lo que diga la imagen en algún momento sus nombres se cayeron de la portada) y por el otro Kirkman y Phillips. Los primeros son los que iniciaron el cotarro y los segundos los encargados de explotar comercialmente la afortunada parida.
Lo que aportan Millar y Land a este tomo es una historia en 3 partes protagonizada por los 4F ultimates. Un relato sencillo y convencional pero sobresaliente al ser tremendamente subversivo y transgresor y estar bastante bien hecho.  Todo el mérito es de Millar, pues es su guión el que da emoción e interés a una idea muy trillada, fenómeno zombi a lo Romero. Lo que más destaca de este es un gamberrismo que convierte la crítica, no a la sociedad, como es la norma en el transgénero zombi, sino al género superheroico, en pulla. Así, Millar se mete con la ingenuidad, el corporativismo, el descontrol, el poder y la temeridad de los superhéroes, poniendo de relieve que su mayor virtud es también su mayor peligro y que en el fondo no son humanos, y con el maniqueísmo del género revelando lo fácil que el Bien se convierte en Mal. Por eso los zombis son los propios superhéroes que, debido a esta condición, pasan de ser defensores de toda la Tierra (últimamente sólo de EE.UU.) a ser sus destructores.  Para que la crítica sea más ácida estos zombis siguen conservando su personalidad. Lo que han perdido, además de la vida, es su capacidad de dominarse. Así, son genocidas conscientes, por lo cual no son zombis canónicos. Por tanto, lo que esta historia es en realidad es una parábola o una fábula que invierte nuestra realidad para criticarla. Esto es lo que le da sabor a una historia demasiado holgada pero muy bien estructurada y trepidante donde Millar demuestra que es el mejor guionista actual no genial en activo. Lástima que sea demasiado soberbio y posmoderno como para escribir superhéroes sin burlarse de ellos o pervertirlos. Desgraciadamente los dibujos son del patán de Land. Un tipo cuyo estilo de fotonovela convierte sus cómics en algo que oscila entre lo rídiculo y lo cómico por el hieratismo y las posturitas. Así, aunque compone con elegancia y narra bien, sus dibujos o no llegan o se pasan. Una pesada rémora  a la que hay que añadir que pasa bastante de los fondos y que no se atreve mucho a salir del primer plano. Por tanto, sus páginas son desangeladas, monótonas y risibles. Pero esto no es aquí la desventaja de siempre porque esas características son adecuadas para plasmar una historia sencilla, gamberra y directa. También ocurre que el guión de Millar, en el fondo, es paródico y el estilo de Land es ideal para las parodias. En fin, un cómic funcional pero bastante bien ejecutado y afortunado. El resto del tomo, un one shot y una miniserie de 5, corren de la cuenta de Kirkman y Phillips. El one shot esta a la altura de la historia de Millar posiblemente porque es un flashback. Es decir, Kirkman tenía la historia bastante escrita antes de ponerse con ello. Así, es una cómic destroyer muy dinámico y, lo importante,  muy disfrutable.  En cambio, la miniserie es mediocre  porque Kirkman, al limitarse a hacer una explotation, no aporta nada, su guión es demasiado simple para tanta extensión, interrumpe constantemente la acción con páginas en que los pjs hablan ¡sentados! y su estilo explicativo no tiene frescura. Así, no importa que continue el gamberrismo destructor de Millar y tenga buenas ideas (por ejemplo lo de Pym y T´Challa o lo de Galactus), la miniserie no llega muy lejos porque, tras un estupendo comienzo, rápidamente pierde fuelle. Phillips tampoco se libra de la quema pues aquí no lo hace también como sabe. Desgraciadamente esta lejos de sus mejores trabajos. Ánimo funcionarial es lo que me dicen sus páginas. Así, la miniserie es tan sólo correcta a pesar de ser gamberra, subversiva y transgresora y haber contado con mucha libertad. Aunque, quizás, lo que pasa es que los precedentes proyectan una sombra muy larga y oscura.
Para mi desgracia es un Marvel Deluxe. Tengo que reconocer que es una buena edición y que el precio, aunque elevado para pagarse de una vez, es bastante ajustado, pero sigo encontrando un sinsentido el emplear seda para vestir a una mona. Además, las tapas duras y el papel grueso lo único que hacen es ocupar espacio. En fin, empiezo a pensar que lo que me subleva de este tema no es que sea un poco Catón sino que he acabado cogiendo tirria al lujo porque muchas veces, además de ser la única opción, se nos presenta como si fuese no sólo lo mejor sino lo que todos pedimos.
Concluyendo... "Marvel zombies: hambre insaciable" es una grata y divertida lectura que tiene el valor de, a pesar de su comercialidad, ser más que el opio de turno al ser subversiva y transgresora y la gracia de tener un puntillo de serie B pues, como en esas pelis, hay algunas cosas inexplicadas (cómo se puede aturdir a unos zombis? Por qué  se integra a la Avispa?) porque el objetivo es impactar e impresionar. Esto le pesa a  Kirkman ya que, a diferencia de Millar, da al, en este caso, lector tiempo a pensar pues, como ya he dicho, para la acción con frecuencia. Desgraciadamente el tomo tiene el problema de que la distancia entre el más del inicio y el menos del final es demasiado grande como para estar contenida en un sólo tomo.

25.1.11

Asedio: pero qué malo eres Bendis

"Asedio" es tan mierda que, con toda seguridad, es el peor evento del ciclo Bendis. Hacen algo los Vengadores Oscuros? Qué hace Osborn salvo farfullar? Puede ser Loki más patético y contradictorio? Y Doom? Por qué un cambio de última hora redime totalmente a Ares? Por qué el patriotismo mal entendido salva el culo a Hand? Por qué dura 4 grapas gordas un argumento tan pobre? Por qué Coipel esta a medio gas? Por qué todo esta todo tan cogido por los pelos? Fácil, porque nadie en Marvel se esfuerza ya que saben que trabajan para el público menos exigente del mundo: los zombis.
La cosa no empezó muy mal pero degeneró tan rápidamente que en un abrir y cerrar de ojos se convirtió en bazofia. Lo que vuelve a poner de relieve que el no saber rematar las historias es el peor fallo de Bendis como guionista. Así, "Asedio" vuelve hacer que le odie a muerte tras haberle medio perdonado por su "Powers". Es tal el cabreo que me ha entrado al haber comprado esta mierda que se me han despejado todas las dudas sobre seguir con los vengatas. No lo voy a hacer mientras esté a los mandos un guionista tan lamentable que no parece un profesional. Por qué en estos tiempos acelerados no entra, de una puta vez, aire fresco en los vengatas?
Poner a parir a un guionista que ha conseguido en una década restaurar a los vengatas en el trono de Marvel parece injustificado. Pero en verdad no lo es ya que los aficionados a la Marvel somos gente sin criterio. Mirad la lista: cientos de jóvenes yankis, cientos de coleccionistas que ya ni leen lo que compran y cientos de infelices agarrados a la vana esperanza de que el burro vuelva a soplar la flauta. La realidad es que Bendis es lamentable. Tiene frescura y dialoga muy bien, pero es un pésimo narrador y es incapaz de caracterizar pjs.
Por eso el Reino Oscuro es basura. Este no es mala idea. Se estableció de forma chorra, la norma de la Marvel del siglo XXI (quizás no era tan malo el CC), pero que  los supervillanos dirijan el cotarro por un tiempo no está mal. Cambiar por un tiempo ventila la rutina. Pero todo eso se ha desaprovechado. No se le ha sacado nada de jugo. La cole "Vengadores Oscuros" no ha servido de nada. No me ha parecido mala, mejor, ha ocultado muy bien lo mala que era. Sólo se ha revelado tal y como es al final. Debería haber servido para tridimensionalizar más a sus protas y para que saboreáramos mejor el RO y no para que Bendis nos hiciese perder el tiempo con historias tontas y fatuas mal contadas y protagonizadas por clichés. Así, ni hemos notado en que consistía el RO y muchos pjs han involucionado. Por ejemplo Ms. Marvel/Piedra Lunar. Esta era una villana de atrezo pero Busiek y Nicieza la convirtieron en un pj interesante y tridimensional hasta que Bendis la hizo involucionar convirtiéndola en el cliché yanki de pervertida. Qué ha hecho salvo mostrarse egoísta e hipersexual? Para Bendis la maldad de este pj consiste en ser una guarra. Y en qué se ha convertido Bullseye bajo Bendis? En el cliché yanki de psicópata. Qué ha hecho salvo mostrarse egoísta, pervertido y sádico? Así, ha resultado que el RO, que tenía que haber sido como el reverso oscuro de Camelot, es decir, la caída de un reino ideal por las faltas personales de sus regidores, es la nada. Toda la tragedia que tiene la caída desde lo más alto brilla por su ausencia porque Bendis no se ha preocupado de dar consistencia al RO. Por esta incapacidad, "Asedio" nos la repanfinfla. Hostias! Y El Vigía? Otro cliché: dr. Jekyll y mr. Hyde. Otro tratamiento burdo. Qué insultante es su simplicidad y convencionalidad. Y qué decir de Osborn, el pj al que Bendis ha tratado más? Pues nada, porque, como Bendis ha sido incapaz de darle consistencia y profundidad, este pj ni ha conseguido ser el supervillano a odiar cuya caída nos emociona, purifica y alegra ni ha conseguido dar pena por ser un tipo torturado que persigue el Bien haciendo el Mal. Por tanto, la ineptitud de Bendis ha hecho que el RO, en vez de ser la gran tragedia o la gran liberación, sea una puta mierda. Mis expectativas no eran altas pero la torpeza humana no tiene límites.  Menudo trabajo más malo que ha hecho Bendis. Un trabajo en consonancia con el desastre que es el hortera y torpe trabajo de Deodato, coloreado de forma horrible en los ultimísimos nº.
Pero sorprendentemente Bendis no supone el fondo del pozo porque Slott es peor que él. Cómo un tipo tan negado pudo engañarnos tanto? Menuda mierda que son sus "Poderosos Vengadores". Aún no doy crédito a su historia de Ultrón. No puedo crear que sea tan mala y estúpida. De verdad que algo tan pésimo existe? No sé si mi cordura podrá soportar una respuesta afirmativa. Menuda bazofia que he comprado y tragado. Otra cuyo dibujante no ha hecho más que empeorar los guiones.
"Thor" es la única cole de las que han participado en esta mierda que flota. Yo fui de los pocos que se alegraron de la marcha de Stra. Menudo coñazo convencional que se estaba marcando. Pero su marcha, aunque hizo mejorar la cole un poco, la sumió en la confusión porque era necesario concluir con prontitud las tramas y engarzarla con los planes de Marvel. Así que, entre eso y que ha contado con dibujantes ramplones, no ha superado la mediocridad. 
El paradigma del despropósito que ha supuesto el RO es "El Vigía: Sol Caído". En este especial, prescindible y, además, malo, Jenkins escribe sobre su Vigía no sobre el de Bendis, que es el que hemos leído en los últimos tiempos. Cómo que El Vigía era un gran esposo? Pero si hemos leído que su esposa vivía un calvario junto a él! Cómo que le impidió a La Cosa matar? Pero si  él no ha hecho otra cosa! Cómo que ha ayudado a Stark a controlarse mediante el ejemplo? Pero si él no lo hacía! 
En fin, el RO era una buena idea y "Asedio" una buena forma de terminarlo, pero, los buenos propósitos no salvan a nadie cuando las cosas se hacen con el culo. Comprendo que Panini vuelva su mirada al material antiguo en este 2011 porque esto no hay quien lo aguante.      

21.1.11

Critiquita 313: Los muertos vivientes nº 5-11, R. Kirkman y C. Adlard, Planeta DeAgostini 2007-10

La cantidad de tiempo que ha pasado desde que leí los 4 1º tomos no ha lastrado mi lectura de los siguientes. Lo cual revela que "Los muertos vivientes" (en realidad muertos andantes) es un cómic sencillo e impactante. La sencillez consigue que no haya mucho que recordar y el impacto que se recuerde lo poco que hay que recordar. Así, aunque hay cosas que se me han olvidado (como lo del negro del principio), en general, recordaba bien los pjs y los acontecimientos principales de modo que, a pesar del tiempo, he seguido el relato con comodidad.
Tenía un post redactado en la cabeza pero la lectura del tomo 11 lo ha cambiado un poco. Que en realidad no es por el tomo 11 en sí, bastante flojo por cierto, sino porque ese tomo, al ser el último, supone la guinda o la gota que colma el vaso (por el momento) de un viaje hacia lo cruel y lo macabro bastante perturbador. El asunto es que el tomo 11 me ha hecho ver que "Los muertos vivientes", aunque  es un cómic mediocre, es la única serie regular que con los años no ha dejado de ser  impactante, emocionante y audaz. Es cierto que el tema ayuda, pues el Terror permite llegar más lejos que los Superhéroes, por ejemplo, pero hay que tener también habilidad e ingenio. De esas 3 virtudes, la audacia es la que más valoro. A pesar de ser un entretenimiento pop-mainstream actual, esta serie ni es complaciente, ni conservadora, ni fatua, ni convencional. A Kirkman no le importa molestar y cuestionar al personal, en este sentido esta historia esta muy lejos del buenismo chorra y la religiosidad ñoña de la nefanda "Soy leyenda" de W. Smith, así que su éxito tiene mucho más mérito. Por no hablar de que ni esta editada por una de las majors ni esta protagonizada por un icono pop (o sí?). Así pues, ya que es un cómic mediocre, su capacidad de transmisión y su honradez son el secreto de su éxito.
Kirkman, como guionista, esta un poco crudo. Generalmente se le ve venir, demasiadas veces se explaya en cosas menores y sus diálogos son bastante explicativos y literarios, es decir, no son muy casuales-coloquiales y explican más que narran, lo cual no queda bien en una historia de Terror con vocación realista. Pero Kirkman anula estas carencias con facilidad porque es un tipo muy inteligente,  hace borrón y cuenta nueva con frecuencia y caracteriza muy bien. Esto último me sorprende, ya que para ser un tipo joven y no muy leído (es la impresión que tengo) ha capturado perfectamente la psicología del Medio Oeste y ha construido pjs variopintos y tridimensionales. La verdad es que yo no me identifico, ni simpatizo, con ningún pj, me parecen alienos, pero para el lector estadounidense de la main street tiene que resultar bastante escalofriante la calidad de la caracterización de Kirkman. Las reacciones de estos siempre son discutibles porque quién sabe que pasaría en un mundo poscapocalíptico con zombis, pero no que son verosímiles y coherentes. Esto, el que los pjs parezcan reales, es la razón por la cual "Los muertos vivientes" emociona e impacta tomo tras tomo y lo que da solidez a una historia que va dando bandazos. El viaje a Washington se mantendrá hasta el final o será otra trama transitoria? Algo muy coherente, en esas condiciones no se puede crear una estabilidad y una rutina, que, además, hace que el drama psicólogico, que es todo relato de zombis serio, no resulte pesado.  Lo que no me ha gustado de Kirkman es cuando se ha puesto en plan Ennis. El tirano de Woodbury me ha resultado ofensivo e insultante. Pero no por algo que haya hecho o dicho, sino por su caracterización. Que sea tan burda y convencional me parece que esta fuera de lugar en una historia con vocación realista y seria. Puedo obviar la chorrada de las cabezas y su sadismo, pero lo de su niña zombi? Por qué? Pa qué? Y ese destino a lo Starr? Era innecesario un psicópata pop, es decir, alguien sádico y pervertido, primero porque un pj realista hubiera resultado mucho más perturbador y segundo porque es increíble que alguien así se mantenga en el poder y que consiga que le sigan, hasta la cárcel y más allá a pesar de las bajas, gente que no ha recibido el correspondiente lavado de cerebro militar que impide cuestionar la jerarquía y posibilita el no arrugarse ante el fuego y la muerte de los compañeros. Por eso resultan tan pobres y débiles sus arengas. Así que, en mi opinión, al traicionar Kirkman, con esa caracterización tan gruesa, el realismo que él mismo estableció como scope lo único que ha conseguido  es que esa parte de la historia sea muy inconsistente.  Otra cosa que no me ha gustado es que los cómics se leen en nada. A esta serie le vienen muy bien los tomos porque sus grapas son casi tan insulsas, por lo general, como las de Bendis en Marvel. Seguirla en grapa debe ser una tortura (bueno, lo mismo que en tomo porque pasa lo suyo entre uno y otro). Esa también es una razón por la que estos tomos se devoran. Así se comprende que todo lo de Woodbury dure más de la cuenta. Pero bueno, hay que comprender el interés crematístico de mantener la serie en el mercado lo máximo posible. No es nada fácil dar con ideas cuyo éxito dure años y, además, salten a la tv. 
Adlard es un dibujante con un estilo sencillo y realista influido por Mignola competente pero mediocre. Así, su trabajo es insuficiente para un cómic como este. Es capaz de dibujar cualquier cosa, trabaja, esta motivado, narra bien (cada vez mejor), domina la gestualidad... pero sus rostros son un sumidero por donde se escapan muchas cosas ya que son poco expresivos y muy parecidos. En esto recuerda al cómic mainstream clásico (o a Manara), cuando los pjs se diferenciaban sólo por su pelo o su forma de vestir. En un drama psicólogico son muy importantes los rostros porque son la parte más expresiva del cuerpo humano y porque el 1º plano es el más utilizado. Por eso  Adlard no es el adecuado.   Aún se defiende con los caretos de los varones adultos gracias al juego que da el pelo (calvicie y barbas) y la edad, pero fracasa miserablemente con los de los niños y los de las mujeres, que tienen que ser guapetonas y jóvenes como en los Superhéroes. Tienen todos el mismo. Lo cual aleja un tanto al lector y menoscaba el fino trabajo de caracterización de Kirkman a pesar de que  a menudo Adlard lo oculta con manchas de negro, por otro lado muy bien utilizadas y muy pertinentes en una historia de Terror.  Pero bueno, sus zombis son estupendos. Lo que no me gusta de su trabajo es que utiliza técnicas televisivas para narrar. No sé si las emplea en connivencia con Kirkman o si es sólo por comodidad, es decir, trabajar menos, pero es un poco triste ya que el Cómic tiene sus cosas genuinas que el mainstream se esta cargando por fingir que es como la tele. Estoy hablando, naturalmente, del copypaste, pero más que de su uso, pues Adlard lo emplea con mesura e inteligencia, de cosas como esa secuencia en la que el paso de los días nos es relatado en 2 páginas mudas mediante la alternancia de 2 viñetas, que en realidad sólo es 1 (tomo 9). Esta forma de narrar el paso del tiempo me parece rídicula y fuera de lugar. Eso es de la tele no del Cómic. Esta secuencia se debería haber resuelto en 1 viñeta con texto de apoyo indicando el transcurso del tiempo. El no haberlo hecho así me parece un error, el Cómic no puede competir con lo audiovisual, y un "timo", porque unos segundos en la tele no equivalen a 2 páginas de una grapa. Esto es realmente lo que esta matando este maravilloso formato y no las políticas editoriales o la transformación del coleccionismo en fetichismo.
Lo mejor para mi de estos tomos ha sido ese tramo de la historia  en que el prota y su hijo se quedan solos en una casa porque, en esas pocas y espectaculares páginas, las manchas de negro agresivas y ominosas de Adlard y el inteligente silencio de Kirkman, hay cosas que no se pueden expresar con palabras, han plasmado brillantemente la soledad, la duda y la indefensión, es decir, el miedo.
En fin, "Los muertos vivientes" es mediocre pero aún así sus resultados son excelentes porque sorprende, perturba y cuestiona-desafía, que es lo que tiene que hacer el Fantástico de Terror (y casi que también cualquier historia), al haber comprendido, siguiendo a "La noche de los muertos vivientes",  que una historia de zombis ha de ser un drama psicológico. Que el interés de esta no esta en la resolución del misterio, en la aniquilación del monstruo o en la huida de los protas, sino en lo que el fin de la sociedad hace a los supervivientes. Sólo así es buena ya que cuando una historia de zombis nos asusta  de verdad es cuando nos hace sentir que en el fondo de nuestro corazón hay un monstruo, pues eso, al ser real, sí da miedo.  Por eso el éxito de Kirkman esta en que comprendamos que los pjs decidan matar a un niño porque no pueden reformarle o que asesinen con saña a sus antagonistas. Esto es realmente lo desolador de las historias de zombis a lo Romero. No la tragedia o lo terrible sino el descubrimiento, en el tomo 11, de que no somos buenos y de que la solidaridad humana es muy corta en un mundo darwinista, pues el horror de la ficción de zombis esta en la revelación de lo frágil que es nuestro mundo y lo relativa que es nuestra moral. Por eso lo terrorífico-atractivo de las historias de zombis no es la locura sino las decisiones que puede llegar a tomar la cordura,  no son el gore y la ultraviolencia sino lo que los motiva. Por eso "La noche de los muertos vivientes" y "Los muertos vivientes" son las 2 mejores historias de zombis que hay.

18.1.11

Critiquita 312: Plaza elíptica, S. Valenzuela, Edicions de Ponent 2010

El capitán Torrezno ha vuelto. Yo pensaba que no lo iba a hacer, es que no me entero de na, pero lo ha hecho. Para mi la espera no ha sido tan larga porque ha sido durante  el largo parón entre el 6º y el 7º cómic cuando me he hecho con los 6 1º.
Cuando reseñé el último nº dije que la serie había ido de más a menos. Que la complejidad, densidad y la acumulación de misterios estaba lastrando la serie porque eso despistaba y aburría. Afortunadamente este nº no ha continuado la caída. Seguimos igual pero  este nº, como es más ligero y no abre nuevos misterios, es más agradable que los inmediatamente anteriores.
En este último nº, S. Valenzuela ha cambiado un poco su estilo. Lo ha aligerado y simplificado un poco. Supongo que son los años y que nadie, salvo si esta loco, puede mantener un ritmo de trabajo tan duro. Así, el dibujo del nuevo ciclo torrezniano es más sencillo y utiliza más el ordenador. Sigue siendo igual, tosco, árido y caricaturesco, pero ya ni es tan detallado ni sus fondos son tan esmerados. Aunque eso decepciona un poco, hay que reconocer que favorece la lectura ya que así no es tan exigente como antes. No obstante, los guiones siguen siendo igual de verborreicos. En ese sentido recuerdan a los de Claremont. Este, en parte, escribía mucho para reafirmarse y hacerse patente en un cómic que no dibujaba, pero en el caso de Valenzuela es por su alergia a las elipsis y la síntesis y por la gran cantidad de ideas variopintas que ha introducido en el ciclo de Torrezno. Lo cual ha hecho de la saga de Torrezno una obra ciclópea e inclasificable.
Esto supone un problema a la hora de reseñar "Las aventuras del capitán Torrezno". Como esta obra es inaprensible y singular es muy difícil hablar de ella ya que no se parece a nada pero hace referencia a todo y es tal su densidad y líneas argumentales abiertas que es imposible intuir a donde se va. En este sentido este último cómic ayuda.  No se nos resuelve nada pero la historia avanza, no se plantea nada nuevo y, al tener una estructura clara, permite intuir que la obra es una reflexión sobre el cristianismo que surge de un relato bélico en un mundo fantástico con toques de CiFi elaborado a partir de la bastísima cultura de S. Valenzuela, la cual le permite unir con suprema habilidad lo pop, tanto español como yanki, con la Historia (militar y Antigua principalmente). Por tanto, es una historia rara y extravagente, compleja y misteriosa, desmedida y exigente, alucinante y familiar que se lee con dificultad porque Valenzuela no lo pone fácil ya que su tendencia a lo ciclópeo aturulla.
Las viñetas siempre estan recargadas, ahora menos, sus bocadillos son siempre gordísimos (yo creo que toda la obra de Bendis jamás juntará más letras que "Las aventuras del capitán Torrezno", probablemente ni llegue a la mitad), las líneas abiertas son numerosas, al igual que los pjs, y hay varios niveles de lectura. Todas estas cosas, además de contribuir a demostrar que el Cómic no esta abocado a contar historias simples y maniqueas, hacen que a lectura sea lenta y costosa y más porque Valenzuela es un afrancesado. Es decir, su narrativa es francesa. Por eso este cómic es más grande que los anteriores para consternación de nuestras colecciones. Supongo que el cambio de tamaño habrá sido para que el dibujo respire más y las páginas no esten tan abigarradas. La narrativa francesa supone una media de 9 viñetas por página, todas ellas con al menos un globo bien gordete. Aunque Valenzuela es un narrador muy cinemático y, como español, esta bastante abierto a otras narrativas, así que le cuesta menos que un francés descolgarse con splash page o viñetas grandes. En este cómic menos que en los demás que componen la saga. El resultado es que Plaza elíptica visualmente es más ligero y claro que los anteriores títulos de la aventuras pero la tensión entre texto y palabra es mayor ya que no estan tan proporcionados. Ahora los gordos globos lastran más el ritmo de lectura puesto que las viñetas menos recargadas exigen menos atención. Por eso Torrezno es un poco la antítesis de las obras de Darrow. Pues en la de este son los espectaculares y detallados dibujos los que neutralizan el ritmo vivo que impone la lectura de los escasos y breves bocadillos.
Así, Plaza elíptica, como las otras entregas, es un cómic difícil y diferente pero muy interesante y sorprendente. Una obra ciclópea salpicada de citas cultas y humor español que combina elementos pop, costumbristas y de género con reflexiones teológicas, humanísticas y sociales que, si bien no exige culturalmente (no hace falta pillar las referencias para entender o seguir la historia), si exige mucha atención. Valenzuela es denso y complejo pero no farragoso o inaccesible. En ese sentido, ahora que caigo, "Las aventuras del capitán Torrezno" son nuestro "Cerebus" pero superficialmente, pues Valenzuela y su obra tienen tanta personalidad y son tan españoles que estas 2 obras sólo se parecen por su ambición, verborrea, singularidad y densidad.

12.1.11

Cine zombi preRomero V: Influencias I: El carnaval de las almas, H. Harvey 1962

Esta peli es una de las 2 que influyeron significativamente en Romero a la hora de hacer "La noche de los muertos vivientes". De la otra hablaré en otro post.


"El carnaval de las almas", a pesar de ser una peli muy popular en EE.UU. (por lo visto siempre la programan en Halloween), aquí no ha llegado hasta el siglo XXI en un dvd un poco lamentable. Primero porque no incluye subtítulos (cómo si eso fuese complicadísimo de hacer) y luego porque el doblaje es pésimo técnicamente ya que se ha ido de cutre, así que razón de más para haber incluido subtítulos. Cómo si la gente no pillase los dvdés que, además de venir doblados, tienen subtítulos en castellano. En fin.

A mi me ha parecido una peli mediocre, pero el cutre doblaje ha tenido algo que ver ya que nunca te permite meterte en ella, porque el tiempo no la ha favorecido, si bien aún es posible reconocer y valorar su audacia revolucionaria. Aunque sigue la estela del Terror gótico, pues es una historia de horror personal con cualidades oníricas y fantásticas y trama sobrenatural que apuesta por la sugerencia, su enfoque es moderno pues juega con el espectador (aunque le ofrece pistas claras), el entorno es cotidiano y moderno y su enfoque es bastante subjetivo. Así, la peli no es un relato clásico, es decir, no establece una separación entre el espectador y la historia sino que intenta fundir al espectador con la prota. Estoy seguro de que en su tiempo lo consiguió, y por eso se comprende que marcarse a D. Lynch y ahora sea tan popular, pero hoy la falta de experiencia de sus artífices le pasa factura.

Todos los actores son aficionados y la dirección es mediocre y le pesa demasiado la influencia del cine mudo. Así, la peli esta pésimamente interpretada, carece de ritmo y es incapaz de plasmar la carga onírica de la historia. De este modo, Carnaval, como ni crea tensión ni ambiente, es una peli tímida, aunque algunas escenas son inquitantes. La bs tampoco ayuda ya que la música de órgano se repite tan machaconamente que no favorece a la peli ni en el desarrollo ni en los momentos de horror ni tampoco en el clímax final. Pero es que los artífices eran novatos, había muy poco presupuesto y la historia era demasiado nueva como para ser fácilmente plasmada audiovisualmente. Por eso lo mejor de la peli con diferencia es el guión, el cual es tan bueno que pudo superar todos los inconvenientes de la producción. Aunque no es original sino que seguramente se inspira en "El autoestopista", un episodio (16º de la 1ª temporada) de la célebre serie de tv The Twilight Zone pues aunque este se basa en otro relato, el susodicho es uno radiofónico cuyo prota es un hombre. No obstante, a Carnaval le favorece el ser naïf porque así resulta más verosímil y sólida de lo que fríamente es.

Así pues, "El carnaval de las almas" compatibiliza su mediocridad con cierta audacia y brillantez, que es lo que explica que haya podido sobrevivir al ostracismo en el que cayó en su momento. No es nada del otro mundo, pero es honesta, la historia esta bien, esta hecha con cariño y es una peli bastante imprescindible para comprender la evolución del cine de Terror.

Es gracioso que Romero diga que esta peli influyó bastante en la suya porque él debió de ser de los pocos afortunados en verla pues, como acabo de escribir, fue una peli que pasó desapercibida en su momento. La influencia de "El carnaval de las almas" en "La noche de los muertos vivientes" es cuádruple: logística, estética, argumental y actoral.

Logística porque demostró a Romero que su proyecto era viable ya que Carnaval es una peli de muy poco presupuesto e independiente que, sin embargo, puedo entrar en el circuito comercial. Sólo que ella lo hizo antes de 1965, que es el año en el que el color se hizo, por fin, hegemónico, de modo que Romero arriesgó más. Estética porque Romero ha reconocido que el aspecto de sus zombis esta muy influido por el de los fantasmas de esta peli. Así se comprende que el maquillaje de los zombis de Romero sea sutil en vez de grotesco. Aunque en esto, naturalmente, también influyó mucho el austero presupuesto. Además, aquí los fantasmas inquietan porque no dicen nada,  por su presencia inexplicable y la incertidumbre que produce su comportamiento. Cosas que recuerdan mucho a los zombis en la 1º parte de la peli de Romero, cuando aún no esta claro que son zombis antropófagos. Argumental porque, aunque Carnaval va de un muerto viviente que conserva su individualidad, este recuerda un poco a los zombis de Romero ya que es la historia  de uno  sin alma pero corpóreo, de modo que se relaciona con los vivos abiertamente, que se niega a morir. También porque Carnaval se refugia acertadamente en la inexplicabilidad. No siente en ningún momento la necesidad de dejarlo todo atado y bien atado. Si bien esto es propio del género Fantástico y no un invento de Carnaval, si es algo que el cine con vocación pop no suele hacer porque a su público le molesta mucho que no se lo expliquen todo. Al final siempre quieren saber el truco porque lo que menos les gusta es que las cosas no tengan sentido. Por último, también influyó en lo actoral. La protagonista de Carnaval es una rubia que recuerda mucho a la de la 1ª peli de Romero por lo que debió influir en su creación. Carnaval es la típica peli en la que el prota es una rubia aislada del mundo de modo que nadie puede salvarla de su lenta caída en el horror. En ese sentido es un precedente claro de pelis como "Repulsión" (R. Polanski 1965), no me extrañaría leer que Carnaval inspiró esta peli, "La semilla del diablo" (R. Polanski 1968) y la etapa Deneuve del gran Buñuel. De todos modos esto es un paso más del mito cinematográfico de las rubias que empezó a echar andar en los 50 con Marilyn Monroe, Brigit Bardot y Hitchcock-Grace Kelly.

Así pues, "El carnaval de las almas" es una peli afortunada ya que, a pesar de su mediocridad, gracias a que se adelantó un poco a su tiempo, ha pasado a la historia del Terror.

Critiquita 311: Guardianes de la galaxia nº 4, varios, Panini 2010

Pos me ha molado mucho esta nueva entrega. La cole la empecé con muchas ganas. El 1º nº no estaba mal pero no era lo que yo quería, el me pareció malo, el  mejoró la cosa bastante, en parte gracias al dibujo, y este me ha gustado bastante.  Así pues, de lo mejor que ha habido de superhéroes en el 2010 junto con los 6 Secretos.


Ya sabemos todos que Abnett&Lanning son unos grandes profesionales. Tienen una dilatada experiencia en los géneros frikis y, además, les gustan, de modo que siempre ofrecen algo digno. Nunca harán algo brillante pero ofrecen regularidad y respeto. Su trabajo en los GG no me gusta del todo, lo del confesionario me sobra. Se centran demasiado en la historia y poco en los pjs. Así que no creo que estos le digan algo  a un recién llegado. Tanto en el 1º tomo como en este. Qué sabe de ellos? Cómo coger cariño a unos pjs vacíos? Ahí quizás este la razón de que el renacimiento cósmico, pasado el impetú incial, haya acabado antes de haber echado los dientes. Pero este tomo, con todo eso, se sale porque la historia que nos llevan contando Abnett&Landing va tomando cuerpo, el ritmo aumenta y los giros  se suceden con rapidez. La historia no deja de ser convencional, pero hey! estamos dentro de un género y de una industria, pero esta bien contada, es agradable ver como todo la parte cósmica del UM va entrando en la historia y el dinamismo y la sorpresas hacen emocionante la cosa.
Walker y Craig vuelven a ocuparse en este tomo de los dibujos. Walter es un dibujante con estilo realista, aunque singular, y cierto aire starliniano que hace las cosas bastante bien. Es muy competente, tiene recursos y se lo curra, pero no tiene un estilo espectacular, demasiado serio y realista, y su narrativa es buena pero anodina. Por eso no creo que lo suyo sea el género superheroico, pero desde luego yo le prefiero antes que a muchos que sí tienen un estilo más adecuado. Por su parte, Craig me encanta. Su estilo es muy de cómic. Sencillo, claro, limpio y caricaturesco por un lado y por el otro, dinámico, expresivo y muy atractivo. Así, los dibujos de Craig, perfectamente apuntalados por las tintas de Lapointe, que con la mancha aporta contundencia y tridimensionalidad, y el color de Fairbairn, sencillo pero armonioso y vistoso,  me parecen de lo mejor que se puede ver hoy en día en el género. Es cierto que es un estilo minimalista y funcional, pero es muy atractivo y elegante y ofrece un resultado final mucho más vistoso, fresco e imaginativo que el habitual sobrecargado de rayitas, detallitos y poses enmarcadas en composiciones más que gastadas.
El único pero de esto es la edición de Panini porque ha sido tan espaciada en el tiempo que todo se olvida, de modo que es imposible seguir bien las laaargas historias que se sirven ahora (por qué no se pueden recuperar los tomos trimestrales de series regulares de la última etapa de PDA?). Un mal actual en el que también han caído Abnett&Landing. Una historia que se sirve en breves entregas mensuales o en espaciadas entregas semestrales (o más) no puede ser dilatada ni en el tiempo ni en el espacio. Es imposible aprehenderla en su primera lectura y luego convierte su relectura en un infierno porque son un montón de nº de diferentes coles. En fin, viéndolo con perspectiva me parece una mala idea estar contando una misma historia durante años. Cómo hecho de menos el dinamismo y la variedad de antaño, donde nada se estiraba y la generosidad de los autores era tal que no les importaba desperdicias ideas mil en cada grapa. 
Así pues, la obra que nos ocupa es un tomo de los buenos, de los que dejan con ganas de más. Pero acabo de caer en que se acabó. Me parece mal que Panini no diga por ningún lado que es el último nº (y por qué la cabecera de Reino de reyes?). Sabéis que no sigo la actualidad estadounidense pero algo se pega. Sé que después de esto viene el "Imperativo Thanos" y luego prácticamente la nada, una miniserie del mapache y Groot (una pareja que no tiene química en manos de Abnett&Lanning), así que puedo intuir que pasa en IT. Que por cierto, espero que los extras que vengan en la futura edición española de esa miniserie sea la miniserie de Mantlo y Mignola del Mapache Cohete. Qué mejor manera de hinchar el tomo con material que nadie quiere que esa? O me estáis diciendo que bocetos de Oeming y guiones de Bendis sí y Mapache Cohete no? Y por cierto, y el "Warlock Classic" pa cuando? Siguiendo el principio de Panini de editar material antiguo de pjs de moda, tiene que caer este año sí o sí. En fin, recupero el hilo. Lo cierto es que, a pesar de que es uno de los mejores tomos superheroicos del 2010, con perspectiva deja cierta tristeza. No por que acabe la serie cuando esta en su mejor momento, que también, sino porque para llegar a esto no hacía falta 2 años de historias, crossovers y series paralelas. Un ingente material (que ha costado su dinero) que queda cojo porque es mucho pa poco. Pero bueno, reconozco que soy agorero. Igual "Imperativo Thanos" es un gran y épico final que redondea esta historia hasta hacerla perfectamente esférica, justificando así todas las peteneras de los autores y editores. Hay motivos para el optimismo pero cruzo los dedos.   

6.1.11

Cine zombi preRomero IV: La internacionalización: la década de los 60 I

Los 60 es la década crucial del siglo XX. Eso quiere decir que sus 10 años dieron para mucho de modo que, comparada con otras décadas, parece que duró más años. Así, en los 60 también en el cine hubo cambios, aunque estos fueron la culminación de un proceso iniciado en los 50: los jóvenes se erigieron como el principal segmento social en Occidente que va el cine, la tele, otras formas de ocio juveniles (salir por ahí y la música) y la contrarreacción de los grandes estudios hicieron que el sistema de cine pop fuese desapareciendo, aunque aguantó hasta los 70, una nueva generación de directores caracterizada por su gafapastismo y sus ganas de revolución empezó su andadura, así comienza el cine independiente que es de donde surgió "La noche de los muertos vivientes", y el mundo comienza a globalizarse porque la 2ºGM dinamitó de tal modo la hegemonía total de Occidente que la descolonización fue posible. Por otro lado, la Guerra Fría hizo que tanto la URSS como EE.UU. necesitasen aliados de modo que la hegemonía de las superpotencias disminuyó. Estos 2 fenómenos permitieron la internacionalización del cine. Es decir, que a las pantallas de cada país llegase cine de muchas más nacionalidades. Así en Occidente se pudo ver cine del otro lado del telón de acero, cine japonés, cine europeo, cine turco, cine indio, cine hispanoamericano... En fin, que como las superpotencias y empresas afines no controlaban el cotarro se produjo la paradoja de que, en un mundo menos globalizado que el actual, las pantallas estuviesen más globalizadas que hoy en día. Esto afectó claramente a los zombis pues en esta década hay más del doble de pelis que en la anterior porque la mayoría se produjeron fuera de EE.UU., el país que hasta ahora había producido el 95% de las pelis de zombis.


Muñecos infernales, B. Alazraki 1961.
Esta es la 1º peli no estadounidense de zombis. Si bien ese honor se lo he dado a Trollenberg, es realmente Muñecos la 1º que habla de zombis y presenta uno, lo cual no respeta del todo las reglas de la lista. Pero aún así en esta peli el zombi es algo secundario de modo que todavía hay que esperar un poco más a una peli de zombis genuina no estadounidense. De todos modos, sea como sea, Muñecos es la 1º peli hispana en la que sale un zombi. Lo que se debe, sin duda, a la estrecha relación que tenía entonces el pop mexicano con el estadounidense ya que, como las productoras estadounidenses no daban para alimentar los drive-in, distribuidoras yankis recurrieron a México antes que a otros países para satisfacer a su público. Esto explica porque en una historia inspirada (aunque no lo reconoce) en la novela "¡Arde bruja arde!" de A. Merrit (que tiene una imaginativa adaptación cinematográfica The devil doll que no se debe confundir con la peli Burn witch burn!) aparecen gratuitamente Haití, el vudú y el zombi. El cual aquí es lento, mudo e inmune a las balas y esta dominado por un brujo y caracterizado con una grotesca y lamentable careta, así que lo consideramos zombi porque la peli lo califica de tal ya que, viendo las imágenes aisladas, nadie diría que el zombi de Muñecos es tal. En fin, esta peli es floja porque esta dirigida con clasicismo funcionaral (aunque Alazraki se permite el lujo posmoderno de las citas cimenatográficas), esta interpretada pésimamente y esta hecha con 2 pesos de modo que parece más un telefilm que una peli de cine. Por tanto, Muñecos no tiene nada de interés aunque sí tiene momentos inquietantes, lo que pasa es que son compensados por momentos ridículos. Pero lo más absurdo de todo es que empieza con un acercamiento casi documental al vudú para luego irse por peteneras. Así, Muñecos deja claro que es una peli que hubiera ofrecido algo digno en manos más capaces y adineradas. Lo único reseñable es que presenta un pj femenino bastante moderno y un México urbano, europeo y ricachón.


The dead one/Blood of the zombie B. Mahon 1961.
Es la primera peli de zombies en color. En esto se le debió ir todo el presupuesto porque es una producción paupérrima. Así tenemos actores aficionados, una dirección pobrísima (todo son planos secuencia, todos los planos son americanos y el sonido es malo) y guión breve que tiene ser estirado para llegar a los 68'. En fin, todos esos elementos que convierten una peli con vocación de dar miedo en un espectáculo risible. En vez de aterrorizarme contigo me río de tí. Las secuencias del climax, en vez de dar tensión, dan risa porque son, inconscientemente, propias de una comedia de enredo. Pero lo peor de la peli no es esto, al menos las localizaciones compensan bastante la pobreza general al estar bien elegidas, sino que es una peli trasnochada. El argumento nos retrotrae al cine de zombies de los 30 y 40. Los protagonistas son una pareja de enamorados (en este caso recién casados), el escenario es una mansión y volvemos al vudú, con lo que el elemento negro vuelve a estar en una peli de zombis tras estar ausente durante toda la década pasada. De hecho, la peli homenajea a "Yo anduve con un zombi". Lo más interesante y lo destacable de esta peli es el zombi. Sólo sale uno, lo que va en contra de mi definición, pero es que lo tiene todo aunque algo de vampiro tiene.  Es un cadáver zombificado y controlado mediante el vudú  con su habitual resistencia al daño y al dolor que incorpora la innovación de finales de los 50: un maquillaje elaborado (la piel es amarillenta y la cara presenta un maquillaje que avanza el del zombi de los 70), el más elaborado hasta la fecha (gran error no dedicarle un primer plano), y añade, al movimiento tradicional sonámbulo, la rigidez y torpeza características del zombi moderno. Por esto, si se videan aisladas la secuencias en que sale sólo el zombi cualquiera diría que son de una peli de los 70 o de los 80. Como muy bien ha escrito un aficionado en IMDb: the perfect zombie. He had the clothes and the walk and the movement down pat. He should be in the Zombie Hall of Fame, if there is one (el zombi perfecto. Tiene las ropas y el andar y el movimiento perfectamente aprendidos. Estaría en la Zombi Hall of Fame, si hubiese una). La peli se puede ver online pero en vo evidentemente. Lo cual es un infierno porque tanto la dicción del prota como el sonido son malos. Así que recomiendo leerse alguna sinopsis antes para ir con el contexto aprendido, aunque la trama es simplísima y mucho diálogo es paja.


Hércules en el centro de la Tierra,  M. Bava 1961.
Esta es la segunda incursión europea en el transgénero de los zombis. Al igual que en la primera, The Trollenberg terror, los zombis no son el núcleo argumental. A pesar de M. Bava esta peli es muy mediocre porque el talento y la genialidad de ese gran director tan solo brilla en unas pocas escenas. Es una pena porque el guión (en cuya elaboración también participó M. Bava) es muy interesante y ofrecía un montón de posibilidades. Pero se desaprovecharon, me imagino que, por la falta de presupuesto y tiempo y por ese deseo típico de los productores, pensando sólo en el dinero, de mantener a las pelis como aventuras simples, pueriles y tontorronas. Como entretenimiento de usar y tirar. En fin, fuese por lo que fuese, el caso es que se perdió la oportunidad de mezclar el Terror con el peplum y así hacer una peli histórica. Por tanto "Hércules en el centro de la Tierra" sólo tiene el interés de contemplar la elegante belleza tanto de L. Ruffo como de I. Galli. Los zombis aparecen al final, pero no esta claro si lo son porque tienen cualidades fantasmagóricas y M. Bava da al clímax final un tono onírico e irreal que, al teñir todo de ambigüedad, no deja claro si todo es un delirio mental o si es la disolución de la realidad cuando se acerca a su destrucción. Si fuese esto último sería la 1º peli de zombis donde estos son los heraldos de la Apocalipsis. Así pues, los muertos vivientes de esta peli tienen algo de momia, de esqueleto y de fantasma y se mueven con soltura pero son sólidos y están al servicio de su amo. Lo importante de HCT para el cine de zombis es que perfecciona la escena en la que estos surgen de sus tumbas inventada por E. Wood como vimos. Algunos de sus sarcófagos, pero otros de la tierra. Por tanto, es la primera peli de zombis en que se ve como surgen manos del suelo (también son las manos lo primero que se ve de los que salen de sus sepulcros) para atrapar al protagonista. Ignoro si HCT es el primer film que tiene esta escena, pero bien puede haber sido M. Bava el primero en concebirla y filmarla.


Santo contra los zombies, B. Alazraki 1962.
Película mexicana lamentable pero la 1º peli no estadounidense y en español en que los zombis son algo más que atrezo. Es una más de la serie de pelis protagonizadas por Santo, un justiciero practicante de la lucha libre con maneras inspiradas en Batman que, sin embargo, preludia al Batman televisivo. Así pues, no estamos en una peli de Terror. Los zombis que salen son muertos animados controlados por un genio del crimen para que roben, pero nunca queda clara como funciona la magia que es utilizada para zombificar porque el villano es tan original que nunca explica sus planes y métodos.  En esta peli los zombis son feos extras uniformados como si fueran seguidores de Robin Hood, estan maquillados ligeramente para darles un aire mortecino y de maneras autómatas, pero ágiles luchadores a los que no detiene un tiro en la cabeza.  La idea de partida no estaba mal y tiene la gracia y la originalidad de que los zombis portan armas, llevan una especie de radiotransmisor que permiten al villano dirigirlos a distancia, una bomba que permite al villano destruirlos de la misma manera y un aparato que les suministra fuerza y alguna incongruente sorpresa más. Lo que hace sospechar que Creatures with the atom brain fue una fuente de inspiración. Pero la peli es un despropósito por su espíritu rutinario, estar dirigida sin sangre en las venas, estar pésimamente actuada, contar con peleas rudas y naïf sin ninguna gracia, tener la obligación de interrumpir el relato para que Santo se suba al ring, no tener presupuesto y partir de un guión tosco y formulaico que resulta absurdo por sus muchas incoherencias y agujeros. Así pues, "Santo contra los zombies" es una peli pop para usar y tirar que ya en su tiempo era bazofia. No sé si es bueno que se puedan videar en Youtube sus insoportables 85 minutos. Lo más interesante para mi es que presenta un México urbano, civilizado y occidental que intenta aparentar más de lo que es, en vez de la habitual imagen de país rural, atrasado, indígena, violento y pobre.
--------------------------------------------------------------------------------
The incredibly strange creatures who stopped living and became mixed-up zombies!!?/Extrañas criaturas R. D. Steckler 1963.
Me he pensado mucho el videar esta peli en color porque no tenía muy claro su argumento pero si tenía muy claro que era mala. Al final, a pesar de que estaba al 90% seguro de que en esta peli no había zombis, he decidido videarla de reojo (de perdidos al río). He visto una copia en vo porque me ha sido imposible encontrar una copia doblada. Así que, entre que no he prestado mucha atención y que tanto el sonido como la dicción son malos no me he enterado de los detalles de este auténtico esperpento estúpido y pretencioso. Aunque reconozco que su secuencia de créditos (casi 2' sobre un total de 81') tiene algo. No salen zombis a pesar del título, las increíbles extrañas criaturas que pararon de vivir y se convirtieron en confusos zombis (traducción que no es compartida por otros, así que no estoy del todo seguro de que sea correcta), porque los presuntos son unos tipos enloquecidos por haber sido hipnotizados (por tanto no son zombis ya que para serlo tienen que haber perdido la mente y la autonomía por un medio distinto a la hipnosis) y luego desfigurados con ácido. Son, pues, humanos vivos locos poseídos por una furia asesina pero independientes que no aparecen hasta el final y encima no aportan nada, aunque siembran el caos. Así que hay que reconocer que avanzan la conducta del futuro zombi moderno o Romero.
--------------------------------------------------------------------------------------


The Earth dies screaming, T. Fisher 1964.
Esta peli británica parece ahora un episodio de tv (de los de antes) y no un film porque tiene un guión breve, simple y directo, un presupuesto ínfimo y  apenas supera la hora.  Se parece a Invisible invaders en su presupuesto, en su aire televisivo y en su historia, pues también es la de una invasión mundial de unos alienígenas que pueden animar y controlar cadáveres, aunque en este caso no se sabe muy bien para qué. Fríamente es convencional y, al ser una historia ambiciosa, la austeridad le perjudica, pero su videado es grato porque T. Fisher, otro gran profesional del cine B, con una dirección moderna, inteligente y dinámica consigue estirar la historia sin que el interés decaiga,  los actores (maduros la mayoría, lo que no impide estar interesante a V. Fields, lo que es posiblemente la mayor diferencia entre el cine anterior a los 70 y el de ahora; cómo se nota el triunfo de la juventud!) aportan solidez y tridimensionalidad  a unos pjs estereotipados y el guión apuesta por el misterio e, introduciendo sorpresas en los momentos adecuados, juega bien con la tensión.  Así pues, Earth es una peli menor y cutre pero digna gracias a la competencia de T. Fisher, a la solvencia de sus actores y a la solidez e inteligencia del guión.
Los pocos zombis que salen en ella (3) exhiben una caracterización inexistente salvo por unos ojos en blanco artificiales (perfecta metáfora de su falta de vida y autonomía) y se comportan como si estuviesen teledirigidos. En cuanto a los zombis,  lo más destacable de Earth es que es la primera peli en la que un cadáver se anima para sorpresa y terror tanto de los pjs como de los espectadores.
Earth es la peli más próxima al hito de Romero de todas las que llevamos porque el misterio nunca es desvelado, porque tiene cariz apocalíptico y porque el motor de la historia, y lo que la hace  interesante, es el  grupo asediado. Earth nos dice que los alienígenas animan los cadáveres, pero nunca cuales son el fin y la razón de aquellos. Así que, como en la peli de Romero, nunca sabemos qué objetivo hay tras los zombis. Earth presenta una situación apocalíptica por lo que, al igual que en las pelis de Romero y sus seguidores, también reflexiona sobre la vida tras el fin del mundo (incluso criticando al fallecido). Y, por último, Earth, al igual que "La noche de los muertos vivientes", coloca en el centro a un grupo de humanos que no se conoce entre sí asediado, sin saber qué hacer y abandonado por las autoridades (en este sentido casi se parece más a "Zombi"). El problema es que el asunto del asedio esta sobredimensionado respecto a la amenaza de robots y zombis y el cariz apocalíptico de la historia, de modo que la peli acaba siendo más un drama que otra cosa. En fin, es una pena que no contase con suficiente presupuesto porque habría volado mucho más lejos para nuestro deleite.  Descarga directa.


Roma contra Roma, G. Vari 1964.
Esta peli está casi desaparecida por lo que es muy difícil de conseguir. Es un peplum que cuenta con I. Galli que intenta refrescar el género metiéndole Fantasía. En este caso se decidió recurrir a las pelis de zombis anteriores, el villano tiene una mirada que remite a la de Murder y sale un muñeco vudú. El tema es que un brujo de una provincia del Imperio Romano crea un ejército de zombis para liberar a su tierra, Armenia, de Roma. Su interesante y original argumento y su ingenio hacen que no esté mal a pesar de su poco presupuesto y su industrialidad. Si no se hubiese tomado como si fuese un churro podría haber sido una de las mejores pelis de zombis de la Historia tanto por su espectacularidad, batallas de legiones romanas contra hordas de zombis, como porque en el fondo es una reflexión sobre el poder y la libertad, la racional y lo irracional y lo humano y lo inhumano. El abordamiento de los zombis es ambiguo por las limitaciones presupuestarias, el guión apuesta por las escenas de masas cuando la producción sólo puede juntar un puñado de extras. Por eso la peli recurre a metraje de batallas de otras pelis y lo disimula con unos elementales efectos especiales que dan a los zombis un aspecto fantasmagórico pero sin ningún tipo rasgo mortecino o terrorífico (lo curioso es que en la peli sí hay maquillajes horribles pero son para una panda de mendigos al servicio del brujo). Pero no son fantasmas pues son lo suficientemente materiales como para luchar con espadas. Además, hay una serie de escenas como las de la guardia de plata que lo dejan claro. Aquí, los zombis son fantasmones por falta de presupuesto.

5.1.11

Critiquita 310: La noche más oscura, G. Johns e I. Reis, Planeta DeAgostini 2010

Pues al final me ha gustado.  Empezó bien, a la mitad estaba pensando que era una mierda, pero los 2 últimos nº dejaron el marcador tal y como estaba al comienzo. Así, LN+O me parece mediocre y convencional, eso ya lo sabíamos todos porque eso es lo que significa mainstream, comercial, macroevento..., pero también digna y bien realizada, lo cual, si bien no es la excepción, tampoco es la costumbre. De todos modos he de reconocer que iba sin prejuicios ya que yo apenas sigo el UDC y sólo desde que cayó en las garras de PDA. Así que ni esperaba un nivel de calidad determinado ni las resurrecciones y fallecimientos me han perturbado de algún modo. Vamos, es que a estas alturas estoy tan suspicaz que estoy seguro de que su conclusión sólo es válida para este 2011 que acaba de empezar. Pero ha conseguido lo importante, que me apetezca seguir su secuela a pesar de que PDA no se ha currado nada su promoción.
Johns, del que he leído poco, me parece tan gran profesional como mediocre pero en el universo de los Linterna Verde (por qué no se tradujo?) lo ha hecho bastante bien. No sólo lo ha restaurado con éxito e inteligencia sino que lo ha ampliado con coherencia y lógica. A mi sí me parece bien todos los colorines y lo demás porque encuentro que todo encaja bien y que abre posibilidades respetando lo anterior. El tema sigue siendo pop y mediocre y chirrían las ideas viejas pero ha sido el mejor proceso de revitalización que ha habido desde los 90, y eso es mucho decir pues desde entonces estamos en una  dinámica infructuosa de buscar la fórmula rejuvenecedora.
LN+O esta bien pensada y estructurada, en el 1º nº ya te anuncian todo lo que va a pasar y quienes van a ser los protas, y su trama esta bien desarrollada, aunque de forma pelín morosa y sin ninguna profundidad, de modo que es una serie limitada bastante autocontenida (se echan de menos más datos sobre Abin Sur y lo acontecido en el sector 666), a la que yo agradezco que haya tenido en cuenta "Crisis Final", que se lee bien y tiene sus momentos. Lo que me sobra son los momentos frikis y el conservadurismo (habría molado que Sinestro hubiera salvado el UDC), pero como en eso LN+O es una cal y otra de arena eso queda neutralizado. Para mi lo mejor es el subtexto pop y que transmite valores, al menos los protas son superhéroes y no metahumanos. Eso compensa que sea un subtexto muy sencillote y encima presentado sin sutilidad, por otro lado Johns ni es Moore ni Miller ni Mantlo ni Morrison, pero todo tiene coherencia, esta explicado con claridad, los pjs son bastante tridimensionales y cumple perfectamente con el maniqueísmo y las proporciones universales que tiene que tener el género, sobre todo a esta escala. Lo malo es que ni hay épica ni hay emoción. Así pues, Johns tan solo esta correcto. Lo que no es moco de pavo en una historia tan ciclópea pero es insuficiente.
De todos modos, lo que más me ha gustado es la claridad  con que se relata el proceso restaurador que es LN+O, pues no es más que otro macroevento que cierra un ciclo purgando todo lo que se ha ido degenerando en él desde que empezó. Pocas veces el mito del Eterno Retorno se ha contado con tanta claridad en el mainstream y eso me ha gustado porque se puede ver como funciona la maquinaria. Así, podemos ver en LN+O qué tiene dentro la típica historia conservadora donde se vuelve a restaurar el status quo del pasado y se hacen propósitos para el año nuevo que, desde luego, no se cumplirán. Lo que me hace más gracia de este proceso restaurador es la hipocresía con la que reniega de la nefanda y nefasta "Crisis de identidad"  y el enrocamiento en técnicas de marketing que han funcionado en el pasado como si eso fuese garantía de algo. Marvel apuesta por el macroevento anual y DC por la serie anual y todo te lo presentan como si fuesen decisiones creativas y orgánicas, que, además, cumplen los deseos del fandom, cuando son sólo decisiones megalomaníacas y económicas. Por tanto, lo que más aprecio de LN+O es que no se haya vestido de seda. En fin, es que al final es cierto que esto de los superhéroes es mitología moderna. Siempre la misma historia, el tiempo cíclico y el festival de fin de año que regenera el Cosmos para que dure otro año más. Lo que se debería hacer es asumirlo, como en la mal llamada Edad de Oro, y dejarse de fingir que existe el tiempo lineal y progresivo. Mucha gente ingenua dejaría de llevarse disgustos o hacer castillos en el aire.
I. Reis no lo hace nada mal. Es de la escuela de N. Adams, aunque esta muy influido por la de Image pero la influencia de A. Davis hace que la mezcla salga bien. No me gusta porque el estilo idealista y académico no me parece una buena opción al no ser muy dinámico y emocionante, pero es un buen dibujante, se lo curra, lo cual hoy es más digno de alabanza que nunca, y no narra mal, aunque es porque su pericia le permite jugar más con los planos y la composición que la mayoría. No obstante, se mueve al nivel de Johns de modo que el resultado final es mediocre y convencional. Todo lo bueno es sepultado por la falta de originalidad y audacia. Todo esta ya muy visto. Hace mucho tiempo que dibujar muchas cositas en una viñeta grande ha dejado de ser espectacular.
En fin, LN+O es una serie limitada interesantilla mucho más digna que cualquiera de las de Marvel, excepto en el apartado del dibujo porque Coipel es el mejor hoy por hoy, lo cual es mérito de Johns porque ha creado un nuevo piso  majo e interesante en el edificio UDC. Lo cual debemos aplaudir porque, aunque esa es la obligación de todo guionista mainstream, hace mucho tiempo que ninguno la cumple. Así que LN+O, si bien no engrandece el UDC, al menos lo desarrolla. 
Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog