1.7.11

Una de breves: cine de Jodorowsky

Hace poco pude completar el videado de los largos de Jodo de modo que ahora puedo hablar un poco de ellos. Que por cierto, en el programa de la Filmo de Madrid hablaban de la cualidad de hombre orquesta de Jodo sin mencionar que también es guionista (y creo que algo ha dibujado) de cómics. En fin, que al Cómic aún le queda un rato largo.


Fando y Lis (1968): es una peli cuyo guión es lo que recordaba Jodo de una obra de teatro pánico de Arrabal. Así, la peli es simbólica y hermética, poética y críptica, grotesca y reiterativa. A mi me parece el mejor film que se ha rodado sobre parejas heterosexuales pero hay que reconocer que es duro. No por desgradable o denso sino porque no se hace llevadero. "Fando y Lis" es muy interesante y singular y tiene algunos momentos brillantísimos pero es machacona y plomiza. No cuenta una historia ni siquiera lo finge es simplemente dar vueltas y vueltas sobre una misma cosa buscando algo sin poder progresar de modo que se torna desesperante. Videándola, la silla se convierte en un potro de torturas porque no hay misericordia. Con todo, como digo, merece la pena al ser la mejor reflexión cinematográfica sobre la pareja heterosexual.
El Topo (1970): esta peli ya es mucho más Jodo pues lo que más le gusta rodar, lo grotesco, lo deforme, lo pobre y lo circense, esta. Es un spaguetti western hermético. Me recuerda lejanamente a "Shaolin cowboy". Es un viaje del héroe de resonancias orientales pesadísimo lleno de simbolismos que parece que va a terminar pero nunca lo hace. No me gustó nada quitando momentos puntuales pero es que la vi después de la anterior y la siguiente y, claro, ya la mente estaba saturada y el culo destrozado.


The holy mountain
 (1973): para mi la mejor de Jodo y además una buena peli. Esta todo el mundo de este autor presentado con esmero y belleza. Una peli, como las anteriores, simbólica y hermética y además astrológica y alquímica que reflexiona sobre la sociedad moderna, de modo que sigue vigente pues en nada hemos cambiado, mientras va en pos de la iluminación. Una peli interesante y más fácil de seguir que las anteriores porque el relato es más accesible y la dirección es menos cruda, más coherente y, sobre todo, sigue los principios estéticos orientales (centralidad, horizontalidad, simetría, serenidad...) de modo que en general es muy agradable de videar. Lo mejor el principio, hermosísimo, el episodio de Saturno y el episodio de Plutón.
Tusk (1980): si las anteriores pelis son interesantes y originales y muy personales a partir de esta peli Jodo se convencionaliza y vira su estilo hacia una simplicidad formal que remite al Hollywood clásico. Esta peli es un cuento indio aburrido a cuenta de un elefante y una muchacha. Un material poco interesante que aburre antes de llegar a la mitad por las malas actuaciones, la aridez del trabajo de Jodo y por ser una historia sin interés. Lo único que tiene un pase es cuando Jodo se detiene a mostrarnos el folklore indio pues entonces el color, el misterio y la poesía llenan la peli.
Sangue santo (1989): en esta peli Jodo recupera un poco su mundo personal para contarnos una historia psicológica donde nos muestra como los traumas de nuestros padres son una carga que se nos entrega sin darnos cuenta de la que hay que liberarse cuanto antes si no se quiere enfermar. Me pareció demasiado larga porque Jodo se ensimisma en su mundo de modo que la historia, no muy interesante, se resiente y además su estilo árido e impersonal no la favorece en nada. La locura y el desfase propios de Jodo no aparecen lo suficiente como para levantar una historia bastante cansina.
The rainbow thief (1990): un desastre de peli disfrazada de cuento de Dickens. Un gran producción al servicio de un guión sin pies ni cabeza. Jodo dice de ella que hizo todo lo que pudo para salvar un guión malo y sin sentido y unos productores con unas ideas muy concretas sobre lo que querían. Por lo visto, a Jodo se le contrató como mero artesano para vehiculizar las pajas mentales de una señora con ínfulas. El resultado es una peli anárquica y muy europea con una dirección muy sobria donde de vez en cuando destella la personalidad de Jodo. Es evidente que la cosa podía haber estado mejor y que había mucha ambición, pero el resultado no buscado es un desaguisado donde nada tiene sentido. Tiene alguna escenita y sobre todo a un O. Shariff motivado y magistral que hace llevadera a la peli y demuestra lo terrible que es el encasillamiento. En fin, una peli más propia de T. Gilliam que de Jodo aunque no sé si el primero hubiera podido salvarla.  

5 comentarios:

mariano dijo...

Dale otra oportunidad a El Topo cuando tengas la cabeza (y el culo) más despejada. A mi me gusto tanto como La montaña sagrada (también es cierto que la vi antes).

lord_pengallan dijo...

Haré caso a tu recomendación.

Int dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Int dijo...

De Jodorowski he visto sólo dos pelis:

-El Topo: extrañísimimo western lisérgico y surrealista que casi me vuelve loco con su giro a partir de la segunda parte que casi me convence de que me habían cambiado la peli. Rara, pero fascinante.

-Santa Sangre: una obra maestra absoluta. Revisión de Psicosis a través de la estéticas y la narrativa del giallo que sucede en un México tan bizarre como mágico. Del cine de terror al melodrama, del surrealismo al gore, psicomagia y religión se une en una de las obras más sugerentes y magnéticas del cine fantástico.

lord_pengallan dijo...

Int, de El Topo opinamos más o menos lo mismo. En cuanto a SS no había caído en lo de Psicosis y giallo. Tienes razón. En lo demás coincidmos salvo en el gusto personal. A mi me aburrió si bien yo me creía que me iba a encontrar con un nuevo El Topo o Holy Mountain. Con todo hay imágenes y momentos espléndidos.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog