6.4.11

Critiquitas 318: Powers: Las Águilas Intrépidas, B. M. Bendis y M. A. Oeming, Panini 2011

Pues aquí vuelvo con mi esquizofrenia particular: Bendis es mal guionista pero Powers esta bien. Esto es lo que hace que el seguimiento de esta serie en este blog sea intermitente. Bendis siempre hace un trabajo regulero así que no siempre me apetece dedicarle un post. En este caso sí porque este tomo gordo es el último que vamos a ver por aquí en muchos meses ya que ahora mismo apenas hay material inédito y esta serie esta supeditada a los encargos alimenticios de ambos autores.
Lo primero decir que Águilas Intrépidas me ha sorprendido gratamente. Tras mucho tiempo un tomo de Powers lo ha vuelto a conseguir. No ha sido la historia, pues es mediocre, es decir, hay tomos mejores (y peores), ha sido el trabajo de B&O pues, cuando ya no lo esperaba, por fin han hecho algo decente con la narrativa. Siempre que hablo de esta serie pongo a parir su narrativa porque es caótica y caprichosa. Nunca sabes que viñeta es la siguiente. Pero en este tomo no. B&O por fin hacen páginas coherentes y legibles. Así la lectura gana y la historia se ve favorecida ya que por fin hay ritmo y tensión, que es lo que aporta la narrativa en viñetas a los guiones. Por tanto, la acción se ha visto muy favorecida. Por fin las persecuciones son trepidantes. Aunque siguen abusando de las técnicas narrativas televisivas, menos que en otras ocasiones. Así pues es un tomo gordo gráficamente bastante redondo aunque el dibujo de Oeming sigue siendo burdo y tosco y la influencia mignoliana le sigue pesando demasiado. Por tanto, no se puede hablar de buen dibujo, ni siquiera de grato, pero es un estilo muy de cómic y lo que da es suficiente por lo que funciona. En parte porque encaja con un coloreado que esta más cerca del clásico que del que esta de moda en las majors. Por otro lado, el sencillo y crudo dibujo de Oeming no es adecuado para este último. Así, el coloreado de Powers hace que las páginas sean vistosas y expresivas siendo, por tanto, la principal herramienta de transmisión de la serie puesto que los diálogos de Bendis son siempre sosos (por los diálogos nunca sabes qué cómic de este autor estas leyendo), el dibujo de Oeming es demasiado limitado como para transmitir y la narrativa hasta ayer era una chufla. 
Por qué me gusta Powers a pesar del muy regulero trabajo de los autores? Pues porque es como creo que deberían ser ahora los cómics de superhéroes. No pretendo decir que el género debe ser grim&gritty con sexo (sin el carácter desagradable que tiene esto en Ennis). No creo que sea necesario ni que sea la única opción. Yo soy chapado a la antigua, creo que el mainstream debería volver a ser superheroico en las coles protagonizadas por superhéroes. No lo veo necesario si el supertipo protagonista es un supervillano o esta al servicio de la política. Pero defiendo el grim&gritty porque ahora estos cómics ya no los compramos chavales así que no entiendo por qué hay que seguir fingiendo. Me resulta irritante que la violencia entre tipos con poderes letales no sea gore (los escasos ejemplos que hay en el mainstream son momentos excepcionales y, por tanto, no cuentan) y también que casi todos los cómics sean fan service (con mayor o menor clase, con mayor o menor acierto) pero no se ve ningún pezón (femenino) o un culo sin nada. Los uniformes se hacen jirones pero no se puede ver nada y los superhéroes son adultos, luego sexuados, pero no se ve follar a nadie. Aclarémonos. No seamos hipócritas. Si vendemos violencia y sexo que se vea porque ya no hay niños que proteger. Si no, que el género sea menos sexista y violento. Así pues, me gusta que Powers no se ande con tapujos. Es cierto que en parte es por motivos comerciales, hay que diferenciarse y ofrecer algo más que el mainstream, pero en parte es por sinceridad y coherencia. El universo de Powers no es superheroico. Es sórdido y los supertipos son más humanos que los de S. Lee. Follan, son egoístas y ambiciosos y estan más integrados en la sociedad. Así, como nunca han tenido el carácter de ángel de la guarda asexuado y abnegado, ni se le echa de menos ni perjudica al presente. B&O han querido ser muy posmodernos en esta serie, la suya, por lo que nunca habido heroísmo en ella (de hecho, siempre que aparece se castiga o desmitifica).
El otro rasgo que aprecio de esta serie es que es una continua danza. Siempre esta en movimiento. Avanza, retrocede, gira... Algo que el mainstream perdió en los 90 pero que sorprendentemente no se ha molestado en buscar. Es así porque B&O han convertido Powers en un cajón de sastre donde cabe todo (sin duda por ello hicieron al personaje de Christian, ¡hostias! acabo de caer, Christian=cristiano, inmortal en medio de la serie). Así pueden tratar el pasado legendario, repasar la historia de los superhéroes a lo Moore  o incluso ir al futuro y al Espacio. Desde luego las cosas han cambiado mucho. Al principio era una serie urbana, humana y policíaca a lo Bendis (no hay misterio ni investigación simplemente el ambiente es policial), ahora es bastante más superheroica (grim&gritty). Hay identidades secretas, Fantasía, CF, grandes amenazas... Así pues es una serie, por la libertad autoral, mucho más sorprendente, original, singular y rica que la típica cole mainstream. En ella no siempre estamos en las mismas coordenadas y se ven cosas que no se ven en otro sitio. Incluso hay ideas interesantes como que existan máquinas que anulan los poderes de los que esten dentro de su limitado radio de acción. Algunas otras han llegado a Marvel. Así pues, Powers poco a poco se ha ido alejando de "Sin City" para acercarse a "Astro City" y a "Top 10". De las que se distingue, sobre todo, en que su enfoque es menos superheroico y menos respetuoso con el pasado dorado sin el cual B&O no se podrían ganar la vida del modo en que lo hacen.
Así pues,  Águilas Intrépidas, gráficamente, posiblemente sea el mejor tomo de todos los de Powers. Sus historias son convencionales pero es que lo que le interesaba a los autores hacer en este tomo es meter subtramas y profundizar en los nuevos pjs. No hay que olvidar que es el inicio del 3º volumen de la serie. Una renumeración bastante caprichosa pero es que esta bastante crudo la cosa en el mercado estadounidense. Es cierto que en el anterior tomo se terminaban muchas cosas, pero también que nada de esto tomo gordo se comprende bien sin todo lo anterior. Un lector nuevo seguirá sin problemas los 6 nº que forman Águilas Intrépidas pero también se dará cuenta de que se ha perdido muchas cosas. Justo las que hacen que el tomo sea emocionante, pues descontextualizado es simple rutina facturada por 2 artífices torpes. Así pues, este tomo gordo es mediocre pero tiene momentos buenos y es muy prometedor así que puede que acabe siendo mejor que el 1º volumen, hasta ahora donde esta casi todo lo bueno.

No hay comentarios:

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog