Ir al contenido principal

Relecturas LVIII: Conan el bárbaro nº 81-96, R. Thomas y J. Buscema, forum 1986

Estos números de forum son los 25-51 estadounidenses. En ellos R. Thomas sigue a los guiones y el dibujo recae, casi siempre, en J. Buscema.
En estos números caemos en un profundo pozo de mediocridad del que costó mucho salir, tanto por culpa del verborreico Thomas, como de J. Buscema, quien o no estaba muy interesado en lo que estaba haciendo o estaba muy ocupado, por lo que el acabado final fue cayendo cada vez más en los entintadores con lo que se resintió el resultado final.
Después de la notable etapa anterior en la que Thomas supo definir muy bien la Era Hibórea y a Conan y donde se curró historias interesantes, algunas con originalidad y fuerza expresiva, la cole cayó en la monotonía. Estos números son una sucesión de historias muy flojas (es curioso que las peores son adaptaciones de novelas de Conan no escritas por Howard) que hacen de la cole una especie de road movie. Historias que se construyen con el mismo esquema poblado con los mismos pjs, la mujer en peligro, con sus dos variantes noble o esclava, el monstruo, ora superviviente de tiempos remotos, ora demonio venido de los avernos, el villano, unas veces un brujo, otras un noble decadente, un objeto especial, ya un tesoro, ya un objeto mágico, etc. y todo girando en torno a la lujuria y codicia de Conan. Esto último es lo mejor del cómic, pues Thomas no quiso hacer de Conan un héroe, por lo que este, aunque se nos muestra como un pj con un férreo código de honor y una fuerza de la naturaleza, es manejado por una visión hedonista y egoísta de la vida. Lo cual le convierte en un pj verosímil, además de darle singularidad y muchas posibilidades al no estar limitado a una moral bienpensante, siendo esto, con seguridad, lo que le ha convertido en un pj tan superpopular, que es capaz de mirar por encima del hombro a muchos superhéroes. En fin, que los argumentos ramplones y la pesada prosa de Thomas, que adolece de un exceso de rimbombancia, que raya a menudo en lo ridículo, y que muchas veces es inconveniente para el cómic, hacen que para leer estos números haya que ponerle ganas.
Por su parte J. Buscema, a pesar de su gran experiencia y talento, ni consiguió hacer olvidar a su predecesor, ni superarlo. Con él los dibujos, gracias a su sólido clasicismo, se hicieron más legibles, las mujeres ganaron en sensualidad (gracias a él, Red Sonja se ganó su propio cómic) y el cómic en dinamismo y expresividad y la anatomía dejo de ser pateada pero a cambio, la Era Hibórea se llenó de convencionalismos, los pjs pasaron a ser estereotipos (todas las mujeres con la misma cara, todos los villanos con la misma cara, todos los secuaces con la misma cara, etc.), en fin, toda la imaginación y originalidad y la narración compleja y aparatosa de BWS, que habían sido uno de los pilares del éxito de la cole y una de las razones de las bondades de los guiones de Thomas, tan buen profesional como mediocre guionista, desaparecieron, y "Conan el bárbaro" se convirtió en un cómic bien hecho pero sin idiosincrasia y sabor, ya que los mediocres y estereotipados guiones de Thomas se juntaron con los serios y estereotipados dibujos de J. Buscema, lo cual se agravó a medida que avanzaba la cole, pues los entintadores pasaron a ser ultimadores, al tener que trabajar sobre bocetos, con lo que el notable dibujo que J. Buscema le daba a "Conan el bárbaro", aunque no adecuado para una cole de Fantasía, se fue difuminando, haciendo cada vez menos grato la lectura y dejando cada vez más en evidencia a los mediocres guiones de Thomas. Con lo que la cole pasó de ser original, atractiva y, a ratos, espectacular a convertirse en anodina, aburrida y, por tanto, prescindible.
Por eso, de las 27 historias (más de 2 años!) sólo merecen ser rescatadas del olvido 3, además de las 2 primeras que cierran la notable saga del asedio de Makkalet. "La sombra de la tumba" (nº 31), una historia simplísima pero que Thomas, al contarla de manera diferente y hacerla concluir con ironía, la hace memorable, "El jardín de la vida y la muerte" (nº 41), modesta y típica historia de Terror pero sorprendente porque no es lo usual en Conan y "La última balada de Laza-Lanti" (nº 45). Esta última historia ha dejado una gran huella en mí. Cuando la leí con 10 años ya me impactó muchísimo porque cuenta la historia de amor entre una mujer y un monstruo lovecraftiano, lo cual me pareció, y me sigue pareciendo, inconcebible, y más si me pongo a pensar que tuvieron 2 hijos! Esto y que es una historia modesta y sencilla, muy bien narrada y de inesperado final, han hecho que sea una de las historias que más huella me han dejado de esta cole.
En fin, que estos números son bastante áridos de leer por la aparatosa prosa de Thomas, la falta de chispa en los argumentos y un trabajo de J. Buscema clásico y sólido pero que, al ser convencional y funcional, falla en lo importante.

Comentarios

Arioco ha dicho que…
Pues yo, que quieres que te diga, me quedo con el conan de Buscema, el de la saga de Belit para ser mas concreto.

;)
lord_pengallan ha dicho que…
Bueno, Buscema lo hace mejor que BWS pero le pierde que su Era Hibórea parezca una peli medieval del Hollywood de los 50. Pues a mi la saga de Belit (que viene a continuación) no me gusta mucho salvo su parte central, para mi lo mejor de Thomas-Buscema es la saga de Tara.
Juls ha dicho que…
¡Yo crecí con estos comics! A mí me parecían geniales, pero su relectura es dura, sí.

De todas formas es innegable que J. Buscema es muy grande, al mismo nivel que BWS.
tristan ha dicho que…
Yo le añadiría una historia más: "Desconfiad de los regalos hyrkanios". Muy original. La de Lanza Lhanti me impactó también a mí. Ademas cuenta con los lápices de Neal Adams en algunas páginas.

Entradas populares de este blog

Apocalipsis now (redux) en clave mítica

Película impresionante. Puro Cine en cuanto a que sólo este arte puede construir un relato así. Uno de los, sin duda, mejores films de todos los tiempos. Espectáculo alucinante. Una obra excesiva, exagerada e inolvidable. Así es "Apocalipsis now". Comienza con un plano sostenido de una selva en el que se escucha un helicóptero que se va acercando. Después de que este pase por delante de nosotros comenzamos a oír "The End", una de las canciones míticas del siglo XX con un Morrison que canta en un inglés cristalino, y un humo amarillo empieza a bailar entre la selva y nosotros. Después, repentinamente, pasa por delante nuestro un helicóptero, otro?, y la selva estalla en llamas. Así termina este plano hermoso e hipnótico. Uno de los mejores comienzos del Cine. Con este último videado he comprendido por fin Apocalipsis. La verdad, como siempre me ha bastado su espectacularidad, nunca me he preocupado de interpretarla (tampoco creo que hubiese podido porque es bastant…

Cuando se torció todo: Network: un mundo implacable, S. Lumet 1976. Aproximación informal.

Network significa emisión en cadena y hace referencia a un hecho televisivo estadounidense por el cual un mismo programa se emite en distintas cadenas del país, cosas de los usos horarios y de que no todas las cadenas emiten para todo EE.UU. Por ello en España se añadió "un mundo implacable" al título. No aclaraba nada pero le daba mucha ominosidad. El resultado es que me he pasado toda la vida pensando que era una película de Ciencia Ficción. No ha sido hasta que me he propuesto ver esta película porque tiene muy buena reputación que me he enterado de que tiene que ver con el periodismo, la tv y los negocios.
Network filmicamente hablando es una película normalita. No es espectacular, no tiene escenas o planos brillantes. Tampoco tiene interpretaciones excepcionales, salvo las dos que se llevaron el Oscar, una tremenda F. Dunaway que borda el papel de "villana" y un sólido P. Finch que lo da todo haciendo de profeta, ni unos diálogos memorables, el guión es demasia…

Smallville: Alicia ha muerto, QUÉ VIVA ALICIA!!

Acabo de de ver el episodio de "Smallville" 4.12 emitido por la 1 y me ha entristecido ver como el pj que más me ha gustado de toda la serie muere y encima de esa forma tan banal.
"Smallville" es una serie que sigo de forma irregular desde aquel verano en la que la primera lo emitió. Lo sigo de esa forma, porque la serie tiene tantas cosas que me gustan como que no y como casi siempre no pasa nada, pues no duele perderte algún episodio. El asunto es que yo, como buen español, apenas sé algo de DC y de Superman, por lo que no me chirría o sulfura los "cambios" o las nuevas ideas que se dan sobre la adolescencia de Superman, las cosas que no me gustan son la incoherencia de la serie tanto entre episodios como dentro de un mismo episodio, que nadie sea capaz de descrubir a Clark cuando guarda fatal su secreto, que el gobierno de EE.UU. no intervenga y limpie Smallville ante la cantidad de tipos con poderes que se dan por allí (algo así como Sunnydale, vamos lo…