1.1.07

Critiquita 139: Hulka nº 1, D. Slott, J. Bobillo y P. Pelletier, Panini 2006

Pues nada, al final me lo compré. Era un cómic muy demandado por su calidad luego, cuando salió, fue muy reseñado y siempre favorablemente, pero no me convencía del todo. No por que pesanse que se estaba exagerando o que no me fuese a gustar, sino por que no es exactamente el cómic de superhéroes que quiero leer y menos en tomo. A mi me molan más los cómics de grupos con mucha aventura, acción y dinámica de grupo. Pero bueno, coleccioné la de Byrne en su momento y además, me ha poseído el espíritu del Corte Inglés y me he vuelto derrochón estas Fiestas (curiosamente no he comprado nada en esos grandes almacenes).
En fin, el tomo este son varias historias autoconclusivas de un sólo número excepto la última, que ocupa 2 grapas estadounidenses. Son historias con trasfondo judicial que son aprovechadas para mostrarnos cosas del UM que no suelen aparecer.
D. Slott hace un buen trabajo. Historias originales y frescas, utilización amplia del UM (cosa que cada vez se hace menos), diálogos ágiles y buena caracterización de pjs es lo que nos ofrece, todo envuelto con papel de comedia ligera y en el interior una "sorpresa", una reflexión sobre los límites de la condición superheroica y la humana. Una labor que crea un cómic agradable y entretenido con grandes momentos, pero que realmente los únicos que lo van a disfrutar de verdad son los viejos aficionados, los que hayan conocido al Asombros Andy y a la mayoría de los villanos, no secundarios, sino semidesconocidos que aparecen en la última historia. Que por cierto, eso si es una fuga y no la de LNV, en la que no sé nos explica nada y en la que los lectores deben asumir por que si, todo lo que pasa.
Los dibujos se los reparten Bobillo y Pelletier. El primero tiene un estilo limpio, caricaturesco y permitidme la cursilada, delicioso. De todas formas tiene sus límites dentro del género, cosa que se ve por ejemplo en algunos rostros, pero sobre todo en la Cosa, que es cualquier pj Marvel menos la Cosa. Aunque hay que tener en cuenta que parte del mérito lo tiene el colorista Chris Chukry, que hace un trabajo modesto pero muy efectivo, que es el que da tridimensionalidad al dibujo de Bobillo. Resumiendo, es un bonito dibujo (muy bien coloreado) que encaja bien con el espíritu de los guiones de Slott pero que no funciona siempre, resistiéndose así el resultado final. Pelletier es un curioso cruce entre Byrne y Davis. Un dibujo clásico, limpio y apolíneo aunque un tanto limitado. Un estilo comodín que sirve para cualquier cole Marvel. Esta polivalencia no le viene bien a Hulka, pues es un cómic bastante diferente, pero a cambio, potencia el sabor clásico de la última historia, plagada de villanos semiolvidados (algunos injustamente) de los 80.
De la edición de Panini sólo hablaré de su tardanza. Hulka se ha publicado poco más de 2 años después que en EE.UU. Lo cual hace un escaso favor al UM de Panini España y a su seguidores, pues tenemos que retroernos para entender la historia a tiempos anteriores a LNV. Esta bien que al final se hayan decidido a editarla, pero todos sabemos que no se debía esperar tanto, cosa que nos demuestra la propia Panini al sacar 12 números en 3 meses cuando nos ha tenido un año en ayunas y baratos.
En fin, un buen tomo agradable, fresco y entretenido. No es gran cosa, sólo que esta por encima de la media de la Marvel actual, es original y nos recuerda que el UM es un universo rico en ideas, pjs y lugares, por lo que se pueden hacer muchas historias diferentes y que no hay un número limitado de villanos y secundarios a los que recurrir. A mi lo que más me ha gustado es precisamente eso, que nos muestre el UM que todos pensamos que existe, pero que muy pocos guionistas lo dejan traslucir en sus historias. Es totalmente lógico que debería existir una rama del Derecho que se centrase en asuntos superhumanos o la aplicación de los inventos de las grandes lumbreras del UM en campos diferentes a la acción superheroica, por eso la cárcel en miniatura, barata pero segura, me parece una idea genial. Esto es lo que me gustaría a mi, que el UM se pareciese más a si mismo y menos al nuestro, pues la verosimilitud y el realismo del género no esta en hacerlo más parecido a nuestro mundo, sino en mostrar un mundo verosímilmente distinto por la existencia de superhéroes. Por cierto, el final con el Pensador Loco (mola el nombre, eh?) y su androide genial, genial, genial.

3 comentarios:

Ternin dijo...

Un comic imprescindible para el militante marvelita. De lo mejorcito que ha sacado Panini en el 2006. Me alegra de que lo hayas disfrutado, Lord

fer1980 dijo...

Muy buena reseña, como siempre vamos, estoy deacuerdo contigo, comic agradable bien escrito, con un gran dominio del rico UM, además esta bien dibujado, aunque claro lejos esta de ser la maravilla entre las maravillas que se predicaba por ahi.

morglum dijo...

pos a mi me ha gustado. eso si ese personajillo pariente del jefe de hulka no me gusta un pelo.

y andy el androide es la revelacion de la temporada. pero lo mejor es lo que comentas de la interactuacion de muchas partes del universo marvel, cosa que no se prodiga mucho hoy dia por eso de atraer nuevos clientes.

asi que, esta se ha convertido desde ya en compra fija mensual...trimestral... compra fija.

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Paperblog